Una aspiradora que no debe acercarse a la vagina.

Una aspiradora que no debe acercarse a la vagina.

La Jungla

Ingresan a dos mujeres tras intentar detener su menstruación con una aspiradora

En La Jungla. Una enfermera aseguró por Twitter que dos jóvenes habían tenido que ingresar por usar el electrodoméstico para absorber su regla.

Noticias relacionadas

Las mujeres sabemos que cuando estamos menstruando las nubes no huelen y tampoco vivimos en una psicodelia permanente por mucho que se empeñen los anuncios de compresas. Tener la regla es un incordio y, muchas veces, viene acompañada de un dolor insoportable.

Comprendemos que esto es molesto pero, amigas, peor es tener que ingresar en un hospital por haber cometido la estupidez de intentar absorberla con una aspiradora. Sí, el electrodoméstico con el que limpiamos nuestras casas, ese mismo.

Esto es lo que, aparentemente, podría haber sucedido en Estados Unidos según una tuitera que decía ser enfermera en su biografía. Hablamos en condicional porque de su perfil (@OdisseyT99) ya no hay rastro después de que se hicieran eco de la noticia medios de todo el mundo y, por lo tanto, no podemos ponernos en contacto con ella. Sin embargo, sí conservamos una captura del polémico tuit.

"¡Paren!"

La supuesta enfermera pedía a las chicas que dejaran de usar sus aspiradoras para detener su período antes porque "acabaréis succionando mucho más que sangre". Además, aseguraba que habían atendido a dos chicas en lo que va de semana por hacer eso: "Solamente, ¡paren!", rogaba.

Esta llamada a la cordura estaría muy bien si estuviésemos seguros de que no ha generado el efecto contrario. Es decir, ¿había gente haciendo esto de verdad o se lo han empezado a plantear después de haber leído a esta tuitera? ¿Se os había pasado por la cabeza una cosa igual? A mí en absoluto, lo confieso.

Algunos medios recogían que se trataba de dos chicas de Seattle de 19 y 23 años que entraron por urgencias en estado de shock. Es más, la enfermera tuitera escribió dos mensajes a mayores. Uno en el que especificaba que, al aspirarlo, "el flujo menstrual aumenta más de mil veces" y se daña el cuello uterino. En el otro decía que no sabía si era "una Eureka, Dyson, Hoover o alguna marca de Walmart, pero sí… era una aspiradora real".

Un auténtico peligro

No deberíamos tener ni que explicarlo, pero quizás sea necesario recordar los peligros que entraña para nuestra salud el hacer algo así. La aspiradora puede ocasionar perforaciones y desgarros en la vagina y el útero, causando hemorragias enormes. Además, existe un grave riesgo de infección porque, precisamente, el aparato se usa para limpiar y acumula miles de bacterias.

Por si todo esto fuese poco para desanimar a cualquier mujer que tuviese esta idea en la cabeza, tenemos que decir que no funciona. El sangrado de la menstruación proviene del desprendimiento del tejido que recubre el útero cada mes para prepararlo de cara la posible llegada de un embrión. Cuando el óvulo no se fecunda, este tejido comienza a caerse gracias a las contracciones uterinas provocadas por las hormonas, así que por mucho que se intente acelerar el proceso, la naturaleza -afortunadamente- va a su ritmo.

[Más información: Esta canción pretende romper, a ritmo de rap, el tabú de hablar en público sobre la regla]