Pérez-Reverte y Carlos Herrera.

Pérez-Reverte y Carlos Herrera.

La Jungla Redes sociales

El 'zasca' de Pérez-Reverte a un "imbécil" que lo confundió con Carlos Herrera

En la Jungla. Un tuitero quiso 'trolear' al escritor sin ser aparentemente capaz de distinguirlo del periodista en una de sus fotos.

Noticias relacionadas

Hay personas que saltan en paracaídas desde puentes, otros que esquían fuera de pista, los que corren delante de toros y luego están los absolutamente imprudentes: los tuiteros que tratan de meterse con Arturo Pérez-Reverte y esperan salir, ya no indemnes, sino triunfadores del lance. 

En este caso la troleada arrancaba con una pregunta aparentemente inocente: el usuario de la red social buscaba la opinión del escritor sobre la palabra "chuchipanda". Para ilustrarla, adjuntaba una foto de "una comida" en la que Pérez-Reverte presuntamente participaba para "mofarse de los presos catalanes". 

Ahora, un juego de agudeza visual: ¿Está realmente Arturo Pérez-Reverte en esa fotografía? El escritor se prestó a rectificar el equívoco, con esa sequedad que le caracteriza:

La foto que adjunta, fue publicada, precisamente, por Carlos Herrera, que junto a Salvador Sostres, Arcadi Espada y Carlos Girauta se mofaban en su tradicional comida de Navidad de la huelga de hambre que realizaban Josep Rull, Joaquim Forn, Jordi Sánchez y Jordi Turull en la prisión de Lledoners.

La indignación de Pérez-Reverte fue tal le pasó desapercibida la verdadera injuria: una patada al diccionario.

Eso sí, hay quien ha comprendido la confusión:

"Cuando un tonto coge una linde, la linde se acaba y el tonto sigue", dice el refrán, y el autor del tuit original no ha querido renunciar a su minuto de gloria.

Pero para el resto de la red, queda inaugurado un nuevo meme

Eso sí, deberemos agradecerle recordarnos a todos tal palabra. Aunque sea en una forma no aceptada por la RAE:

Y recordar que, efectivamente, Pérez-Reverte tiene su propia cuchipanda. Y sus escarceos son más rijosos que políticos, como la actriz Christina Hendricks tuvo la mala suerte de averiguar.

[Más información: El denigrante tuit sobre una compañera que Cárdenas se olvidó de borrar]