Arturo Pérez-Reverte.

Arturo Pérez-Reverte.

La Jungla

La bronca de Pérez-Reverte a una tuitera que le afeó haberse tragado un bulo

En La Jungla. Una seguidora le ha recriminado que eliminase una publicación falsa de su Twitter y el escritor no se ha andado con chiquitas.

Noticias relacionadas

Tal y como está el panorama actual quien no haya caído en algún bulo puede tirar la primera piedra. En la era de las fake news, que han encontrado en las redes sociales una plataforma de propagación sin precedentes, hasta los más prudentes y sesudos pueden ser víctimas de una información falsa, como es el caso del escritor y periodista Arturo Pérez-Reverte, el hombre que nunca da puntada sin hilo. 

Durante los últimos días se ha viralizado la imagen de una carta remitida, al parecer, por el colegio Bienvenido Conejero Requiel de Los Alcázares (Murcia). En la circular, que supuestamente estaba siendo enviada a las familias del alumnado, se leían las dos opciones de enseñanza religiosa en el centro: una sobre el Islam y otra sobre "valores cívicos". Es decir, que la religión católica se quedaría fuera.

Afortunadamente, el equipo de Maldito Bulo lo ha desmentido este mismo jueves, aclarando que antes de ese documento que se difunde ahora, desde el centro ya habían elaborado otro previo en el que se incluía Religión y que el escrito de la polémica no se llegó a enviar nunca:

Pues bien, a don Arturo este bulo le ha pillado con el pie cambiado y ha caído, así que decidió publicarlo en su cuenta de Twitter proponiendo a sus seguidores "un interesante ejercicio". Cuando descubrió que era falso eliminó el tuit, pero algunos ya había hecho pantallazos y una tuitera se lo recriminó:

Pérez-Reverte, que no es amigo de quedarse con al boca callada, le proporcionó un zasca revertiano de los suyos que todavía está retumbando:

Otro de sus seguidores le dijo que no tenía por qué pedirle permiso para bloquearla, pero entonces el escritor dio la estocada final a la contienda:

No hay semana que don Arturo no nos regale épica desde su Twitter. Dios lo guarde.

[Más información: La bronca de Pérez-Reverte a María Rey por el lapsus de Franco tiene un inesperado final]