Imagen promocional de la versión pornográfica de Juego de Tronos.

Imagen promocional de la versión pornográfica de Juego de Tronos. Brazzers.

La Jungla Pornografía

'La guarra de las galaxias' y otras películas exitosas convertidas en porno

En la Jungla. Ni las audiencias ni la taquilla: la mejor forma de medir el éxito de una película o serie son sus parodias pornográficas.

No ha sido un éxito de verdad si no tiene una parodia porno. Todo cuanto tiene un cierto éxito tiene su parodia pornográfica. Incluso si hablamos de una película en la que sus protagonistas son gatos enormes de color azul. Y si no, mirad el fabuloso trailer de This Ain't Avatar, producida por Hustler:

Y uno podría pensar que esto son simplemente intentos faltos de originalidad de la industria del porno por ir a rebufo de un éxito. Es que la gente lo busca. De hecho en diciembre de 2015 Pornhub publicó las estadísticas de lo que la gente buscaba. Y realmente es un poco perturbador.

pornhub-insights-porn-parody-searches

pornhub-insights-porn-parody-searches

Los juegos de palabras en los títulos porno: entre la realidad y la leyenda urbana

Muchas leyendas circulan alrededor de los títulos de pelis porno parodiando a cintas comerciales. Es una leyenda que parte de la realidad, y es existen cintas como Pulp Friction o Game of Bones (Juego de erecciones). Otros como Eduardo Manospajeras, Don Cipote de la Mancha, Más adentro, La delgada raja roja, Tetanic, Buscándosela a Nemo, Semental, querido Watson o Tócamela otra vez Sam se mueven más en el territorio de la leyenda urbana que en el de la realidad. Lo cierto es que buena parte de los títulos se limitan a añadir un “XXX” o un “This ain’t” (esto no es) a la al título original. Eso es algo que posiciona mucho mejor en los motores de búsqueda.

Y solo de éxitos del momento vive el porno. También de clásicos de la televisión, como estas versiones de Salvados por la campana y la Tribu de los Brady.

Es que hay series que lo ponen muy fácil, como Expediente X, a la que solo hay que retocar mínimamente el título:

 Y es que las series actuales no hay ni que cambiarles el título:

Y cuidado, si crees que el hecho de que una serie sea de animación y sus personajes sean amarillos frenan estas parodias, errado estás. Sí, realmente parece que tengan alguna enfermedad de transmisión sexual:

Ni los dinosaurios se libran:

Grandes clásicos reimaginados

Las versiones de algunas películas tienen en sus títulos juegos de palabras que harían llorar al mismo Quevedo. Un buen ejemplo es Pulp Fiction, trasladada al húmedo género hasta cuatro veces distintas como Pulp Friction (Fricción Pulp).

Aquí puedes ver su tráiler:

Otro gran clásico con un titulazo en su versión porno es Gangs of New York, la película de Martin Scorsese que juntó a monstruos interpretativos como Daniel Day-Lewis, Leonardo DiCaprio, Liam Neeson y Cameron Díaz. No sabemos si Gangbangs of New York también mereció una estatuilla.

'La guarra de las galaxias'

Todos sospechamos en qué pensaba George Lucas cuando dio forma a los sables de luz, pero nadie se ha atrevido a verbalizarlo, por aquello de no parecer pueril. Sin embargo, la industria del porno nunca ha sido remilgada en este asunto. Como os podéis imaginar no son poco las versiones que han salido de la saga galáctica:

Sin embargo, para las generaciones más jóvenes Star Wars no significa lo mismo que para los que crecimos con las aventuras de los Skywalker. Para ellos ese lugar lo ocupa el universo cinematográfico de Marvel. Y sí, también sale Hulk, aunque transformado en She-Hulk. Personaje que ya sale en los cómics, cierto, pero eso no hace que no sea menos perturbador que haya gente desfogándose pensando en una enorme criatura verde.

Y no penséis que las sagas interminables son cosa solo de los blockbusters de Hollywood. El cine porno se sube rápido a cualquier carro. En 2005, dos años después del exitazo de Piratas del Caribe se lanzó Pirates. Una película que lejos de la cutrez que suele ir asociada a estas versiones pornográficas, contaba con un presupuesto de un millón de dólares. Lejos de los 140 millones que costó la cinta de Johnny Depp, pero no está mal.

En 2005, adelantándose un año a la secuela de la saga principal, se lanzó la segunda parte, que es la película porno más cara de la historia, con ocho millones de presupuesto:

Bastante por encima de esta versión de Super Mario Bros:

O esta otra de El señor de los anillos: The Knobbit (knob es nudo en inglés). Que además implica que hay quien ha fantaseado con Gollum.

Juego de tronos: más madera

No son pocos quienes consideran que Juego de tronos tiene un poco de porno, y es que se anda con pocos remilgos a la hora de mostrar escenas de sexo. De hecho, no se hace raro que alguien quiera buscar algún momento concreto para sus cosas del amor propio. Pornhub nos lo confirmó:

Varias productoras se han lanzado a realizar parodias porno, como Game of Bones (Juego de erecciones) o Queen of Thrones:

Sin embargo, la más trabajada es quizá la que tiene un título más aburrido y que podría ser tranquilamente el título de un episodio de la serie: Storm of Kings (Tormenta de reyes), producida por Brazzers. Lo curioso del formato es que es una serie, también de 40 minutos, de los cuales entre ocho y 10 se dedican a la trama -una barbaridad para los estándares de esta industria- y el resto a ya podéis imaginar qué:

Y no es una producción de baratillo, en absoluto. Sin entrar en detalles más específicos, la productora habló a Vanity Fair de cifras entre 100.000 a un millón. La serie de HBO cuesta unos 10 millones por episodio. Con todo, en esta versión también tienes decapitaciones y dragones.

Visto lo cual, si eres un joven director o guionista, deberías replantearte tus objetivos. Si tus miras están puestas en tener que entrecerrar los ojos ante los flashes del photocall del estreno del último blockbuster de Hollywood o tener que ensayar delante de un espejo el discurso de agradecimiento de un premio con forma de champú, te equivocas. Tu sueño debería ser que tu obra tenga su propia versión porno. Solo entonces sabrás que has triunfado.

[Más información: Este chico se ha convertido en estrella del porno sin practicar jamás sexo]