Grottole es un encantador pueblo con algo más de 2.000 habitantes

Grottole es un encantador pueblo con algo más de 2.000 habitantes

La Jungla

Airbnb quiere alojarte gratis en un pueblo italiano a cambio de un pequeño favor

En La Jungla. Cuatro personas podrán pasarse tres meses gratis en un pueblo de la montaña italiana para aprender el idioma y la cultura a cambio de ser anfitriones.

¿Qué te parecería pasar tres meses de vacaciones pagadas en un encantador pueblo italiano para aprender sus costumbres y su idioma? Suena como si fuera un sueño hecho realidad y está a tan solo un formulario de distancia (y un poco de suerte, claro). Airbnb y una ONG local pagarán la estancia a cuatro personas para que se integren en Grottole de junio a agosto.

Con algo más de 2.200 habitantes -solo 300 de ellos en el casco histórico-, este pequeño pueblo está enclavado en el interior de Italia, más concretamente en la provincia de Matera, región de Basilicata. Tierra productora de aceite de oliva, sus vecinos viven del cultivo agrícola y del pastoreo, así como de una famosa cerámica tradicional. Todo un remanso de paz para huir del estrés y las preocupaciones urbanitas.

Lo asegura uno de los productores locales, Vincenzo: "vivirán en un lugar tranquilo, sin tráfico, sin caos ni polución, pero con buena comida y, sobre todo, con gente abierta a los visitantes". La idea es que los cuatro afortunados pasen su primer mes aprendiendo la cultura para después entrar de lleno en la vida de la comunidad, alojándose en casas tradicionales y pasando tiempo con ellos. 

Hacerse viral para sobrevivir

Sus vecinos les enseñarán a cultivar alimentos y a elaborar aceite de oliva. También podrán adquirir conocimientos sobre apicultura y, como no podía ser de otra manera, a hacer su propia pasta fresca. ¿Dónde está el truco? Pues en realidad lo único que deben hacer los cuatro elegidos será encargarse de los turistas que acudan al pueblo y enseñarles lo que han aprendido. Hacer de anfitriones, vaya.

Todas las ganancias de Airbnb irán a parar al propio pueblo, donde se registran un total de 629 casas abandonadas. De hecho, que Grottole corra el peligro de acabar siendo un pueblo fantasma es lo que ha movido a la ONG a actuar y buscar el respaldo de la multinacional de alojamientos turísticos. 

Se trata, según Wonder Grottole, de "un proyecto experimental que quiere reunir a personas de todo el mundo para establecer nuevas relaciones y crear nuevas soluciones para la agricultura, el turismo y negocios junto a la comunidad local". Si te parece un planazo y quieres postularte como uno de los candidatos o candidatas, solo tienes que cubrir este enlace