La Jungla

Los perros de un sintecho esperando que salga del hospital son puro amor

En la Jungla. Un mendigo entró en un hospital brasileño y mientras le atenían sus perros le esperaban en la puerta claramente impacientes.

Los perros son animales que no dejan de dar imágenes que harían que incluso el corazón de Steven Seagal se deshiciese como un azucarillo. Esta nos ha llegado desde el Hospital Regional Alto Vale, al sur de Brasil.

Rondaban las 3 am, cuando un sintecho llamado César llegó a urgencias para recibir medicación y tratamiento para una enfermedad. Normalmente le trataban en otro centro, pero esa noche aquel era el que le quedaba más cerca. Mientras le trataban, Cris Mamprim se dio cuenta de que el hombre tenía compañía, y estaban todos ansiosos por reunirse con él:

"Mientras su dueño estaba siendo atendido, sus compañeros esperaban en la puerta. Una persona simple, sin lujo, que depende de la ayuda para vencer al hambre, al frío, a los dolores y las maldades del mundo, tiene a su lado los mejores compañeros, y el intercambio es recíproco", explica Cris en la publicación en Facebook en la que publica la foto.

Además, explicó a The Dodo que César le había explicado que a parte de esos animales no tenía más amigos en el mundo, y que en ocasiones dejaba de comer para que lo hagan ellos. "Están bien cuidados y regordetes", explica. "Verlos esperar así muestra todo el amor que reciben".

Tras el tratamiento, los miembros del hospital ofrecieron comida a César mientras descansaba, y dejaron pasar a sus compañeros perrunos para que no estuvieran separados tanto rato.

"Él comió un poco y guardó el resto para dárselo después a los animales". Tras una hora en el centro César y su banda volvieron a las calles donde se cuidan unos de otros.