Tova Ringer, en el centro de la imagen, coronada como la superviviente más guapa

Tova Ringer, en el centro de la imagen, coronada como la superviviente más guapa Corinna Kern Reuters

La Jungla

Miss Superviviente del Holocausto, el polémico concurso ya tiene ganadora

En la Jungla. Doce mujeres judías han concursado para alzarse con la corona de un polémico concurso de misses al que se presentan las supervivientes del Holocausto nazi. 

Maquilladas, peinadas, sonrientes y con sus mejores galas, así han desfilado por la pasarela las doce mujeres que concursaban en el certamen celebrado el pasado domingo. Si solamente viésemos las fotografías podríamos pensar que se trata de un concurso de misses de la tercera edad, pero en este caso la motivación va un paso más allá: todas las participantes son judías supervivientes del Holocausto nazi.

El certamen de Miss Superviviente del Holocausto se celebra desde 2012 en Israel. La ciudad de Haifa ha sido el escenario escogido este año para premiar a la más bella de un colectivo que ha conocido de cerca lo peor de los seres humanos. Con edades comprendidas entre los 74 y los 93 años, los organizadores aseguran que su objetivo es hacer sonreír a estas mujeres que han sufrido tanto y que se sientan guapas, recoge Reuters

La ganadora en esta ocasión ha sido Tova Ringer, una polaca de 93 años, que se puso su corona de miss realmente emocionada. "Soy muy feliz, es algo muy especial" dijo esta superviviente que perdió a sus padres, a su abuela y a cuatro hermanas en el campo de concentración de Auschwitz: "No tengo palabras para agradecerles esto a las personas que trabajan aquí, nos dan el calor de sus corazones".

"Banalizar el Holocausto"

Aunque las participantes señalan que participar les ha hecho sentirse "vivas", han surgido voces críticas en torno al certamen entre los israelitas. Las personas que se oponen argumentan que Miss Superviviente del Holocausto "banaliza" la memoria de los más de seis millones de judíos que fueron torturados y asesinados bajo el yugo de la Alemania nazi. 

Algunas de las participantes en el certamen celebrado el pasado domingo

Algunas de las participantes en el certamen celebrado el pasado domingo CORINNA KERN Thomson Reuters

Sin embargo, Ringer reivindica este tipo de actos para, precisamente, no olvidar lo que sucedió durante esos años: "hay gente que cree que los supervivientes del Holocausto no son muy normales y que exageran lo que les sucedió entonces", dijo. Por su parte, la portavoz de la organización, Tami Sinar, aclaró que "no es un concurso convencional sino más bien una ceremonia de homenaje para mujeres supervivientes".

Las nueve mujeres que componen el jurado se reúnen previamente con todas las participantes, una por una, y explica Sinar que "en la elección se tiene en cuenta, sobre todo, la personalidad, no el aspecto", añadiendo que "muchas personas se sienten estigmatizadas por las terribles vivencias que experimentaron durante el Holocausto como si tuvieran un defecto y por eso queremos proporcionarles la sensación de ser reconocidas como (personas) bellas y maravillosas".