Pixabay

La Jungla

Sexo oral de riesgo: 6 accidentes increíbles provocados por una felación

En La Jungla. Lo que debería de ser una práctica placentera, a veces se torna en una pesadilla si olvidamos el sentido común o nos topamos con grandes sorpresas inesperadas. 

El sexo oral es una de las prácticas sexuales más placenteras para el común de los mortales pero, sin embargo, los protagonistas de estas historias han demostrado que puede ser incluso mortal si no se toman las precauciones necesarias y la sensatez brilla por su ausencia.

En el caso de las felaciones, más allá de posibles arcadas, dolores de cuello e incluso mandíbulas desencajadas, existen otras incidencias menos comunes que al conocerlas nos han dejado con la boca abierta. Son accidentes aislados, pero a tener en cuenta si no queremos copar portadas en medio mundo. 

Zigzag delatador

Ocurrió en 2014 en Argentina cuando una pareja viajaba en coche mientras la chica le practicaba una felación a su novio, que iba al volante. Los testigos decían que circulaban a baja velocidad y haciendo eslalon, pero perdieron el control al esquivar a otro vehículo.

¿Resultado? Se acabaron empotrando contra una rotonda y generando cuantiosos daños materiales porque, incluso, les estalló una de las ruedas delanteras. Cuando se bajaron del coche reconocieron qué fue lo que les distrajo y fueron el hazmerreír de todos los testigos. 

Muerte por mamada

Richard Patterson.

Richard Patterson.

En octubre de 2015 Francisca Martínez, de 60 años, aparecía muerta en la casa de su novio, Richard Patterson, situada en Margate (Florida, Estados Unidos). El cuerpo presentaba signos de ahogamiento y el principal sospechoso era su pareja. 

Acusado de asesinato en segundo grado, el hombre se montó una defensa de lo más surrealista que se pueda imaginar explicando que Francisca se ahogó con su pene mientras hacían sexo oral. Alegando que el tamaño de su miembro era descomunal, hasta su abogado pidió que se pudiera desnudar delante del juez como prueba. 

Colisión múltiple

Viajamos a Ciudad de México y nos remontamos a agosto de 2015. Una pareja de homosexuales volvía de fiesta en su furgoneta y les entró el sofocón. Total, que felación de nuevo al conductor, que la lio parda en una de las principales avenidas de la capital. 

Primero colisionó contra un muro y el vehículo salió disparado para el carril contrario. En él chocó con una camioneta y de rebote con otro coche. El copiloto, además, sufrió lesiones en la nuca...

El círculo delatador en el paladar

La imagen de la lesión en el paladar del paciente.

La imagen de la lesión en el paladar del paciente. BMJ Case Reports

A mediados del pasado mes de junio nos llegaba desde México la historia de un hombre de 47 años que acudió al dentista porque había perdido un empaste y, además de arreglárselo, le descubrieron una mancha roja en el paladar

Los odontólogos averiguaron que se trataba de la marca de un golpe, como un moratón pero versión bucal, vaya. ¿El motivo? Tal y como reconoció el hombre, practicaba felaciones habitualmente...

El pobre ciervo y el mordisco

En la localidad austríaca de Krems a comienzos de este mes de julio una pareja se desplazaba en su coche por las calles del pueblo y, de nuevo, felación al volante. Que a este paso la DGT va a tener que lanzar una campaña especial, por favor. 

Pues bien, la cosa tampoco aquí acabó bien. Un ciervo se les cruzó en la carretera y trataron de esquivarlo sin éxito. El volantazo asustó a la chica, que cerró la boca en un acto reflejo y le mordió el pene a su novio. ¿Conclusión? Hombre y ciervo heridos. 

'Traqueotomía' por pene tamaño Hulk

Fredy Alanis, de 19 años, vive en Chicago (Estados Unidos) y ha saltado a la fama por romperse la tráquea mientras le hacía una mamada a un hombre con un pene de 24 centímetros. Aunque fue el pasado octubre, el chico publicó el 5 de julio la foto en Twitter, que se hizo viral.

"Perdonad el mal ángulo, pero recordáis cuando chupé una polla tamaño Hulk y terminé en urgencias después. ME PARTO. Nunca lo olvidaré", escribía. Y así salía, posando para el selfi intubado...