Google Maps

La Jungla

Este es realmente el pene más grande del mundo y seguramente la galaxia

En la Jungla. Un artesano australiano ha dibujado un enorme falo de 55 metros sobre un lago seco. El resultado, como si fuesen las líneas de Nazca, lo pueden ver hasta los satélites.

Dibujar penes es divertido. Dibujar penes en la esquina de la libreta de un compañero de trabajo, en el iPad Pro de un amigo (con el Apple Pen, claro) o en la arena de la playa. A veces es irresistible, ves un bolígrafo, un papel y sientes la necesidad imperiosa de dibujar un falo. Esas cosas que nos gusta hacer a las personas maduras.

Pero a veces uno quiere hacer un pene GRANDE y una hoja de papel se le queda pequeña. Eso le ocurrió al autor de un enorme falo de 60 metros que dibujó en el fondo de un lago seco en Australia y que es visible desde los satélites de Google Maps. La obra -de autor o autores desconocidos, por lo que no podemos descartar a Bansky-, está localizada en la localidad de Marcus Hill, al sur de Australia y al oeste de la bahía de Port Phillip. 

Esta peculiar pintura rupestre fue encontrada y publicada por los responsables de la página de Facebook 'Take The Piss Geelong', y a pesar de sus esfuerzos no han localizado al filosófico creador.

En concreto, la figura mide 55 metros desde la punta hasta la base testicular, 40 si contamos solo el pene propiamente dicho. Si contamos lo que parece ser unas gotitas, el tamaño del lienzo se nos va a los 84 metros. Cuenta con 20 metros en su punto más ancho y 10 en lo que viene siendo el miembro (sí, el redactor ha estado midiendo un genital gigante usando las herramientas de Google Maps en su horario de trabajo).

El enorme mástil también se puede ver en Google Earth, donde puedes realizar actividades tan constructivas para el desarrollo de la humanidad como realizar panorámicas en 3D alrededor del gusanito gigante y logrando que Kubrick se muera de envidia. Eso sí, no hay imagen desde Google Street View.

Solo esperamos que el descomunal miembro perdure durante siglos, como las líneas de Nazca, y que el Iker Jiménez de dentro de 3000 años organice debates en su programa sobre qué querían decir los hombres antiguos con esta figura. "¿Estarían mandando un mensaje a posibles visitantes de las estrellas?", lo imaginamos decir "¿Creerían los hombres de esta épica que hay alguien con afición por las escopetas observando desde los cielos? El misterio sigue, pero no podemos infravalorar la sabiduría de aquel hombre ancestral, anclado a la naturaleza".

Las autoridades locales todavía no se han pronunciado sobre si dejarán la manivela o si procederán a borrarla.