Esta fotografía ha servido a la policía para identificar al sospechoso.

Esta fotografía ha servido a la policía para identificar al sospechoso.

La Jungla

Un detalle en esta foto de WhatsApp permitió detener a un traficante

En La Jungla. Una innovadora técnica de la policía científica ha permitido identificar a este traficante de drogas gracias a una imagen de WhatsApp.

No están los tiempos para confiar en las redes sociales. Cualquier detalle, por minúsculo que nos parezca, puede desvelar todo tipo de información sobre nosotros. Un extremo que inquieta a la gente de a pie, pero que también sirve a las autoridades para terminar con las andanzas de muchos delincuentes. 

Es el caso de un integrante de la banda del famoso traficante británico Elliot Morris, que ha podido ser identificado por la policía después de haber mandado a sus potenciales clientes una fotografía de su mano sujetando pastillas de éxtasis, según la información recogida por la BBC

La imagen en cuestión apareció en una de las conversaciones grabadas en el teléfono móvil que incautaron en un registro llevado a cabo en Bridgend, Inglaterra. Junto a la fotografía figuraban escritas frases como "¿qué quieres comprar?" o "esos son mis productos, los estoy vendiendo".

Pillado por las huellas

Los agentes enviaron la fotografía a la unidad de apoyo científico de la Policía de Gales para extraer la huella dactilar que se veía parcialmente. Una vez escaneada, no coincidía con ninguna de las registradas en el sistema, pero fue suficiente para identificar a su propietario y servir como prueba contra Morris, condenado a ocho años de prisión. 

Dave Thomas, de la unidad de apoyo, explicaba al mismo medio que esta técnica ha resultado ser innovadora y que ahora "miramos más las imágenes obtenidas de los teléfonos incautados por si pueden llevarnos hasta los sospechosos" porque, explica, "si bien la escala y la calidad de la fotografía demostraron ser un desafío, las pequeñas piezas fueron suficientes para demostrar que él era el distribuidor”.