El cortometraje nos mete en la piel de tres 'mirones' durante un accidente de tráfico

El cortometraje nos mete en la piel de tres 'mirones' durante un accidente de tráfico

La Jungla

'No seas morboso': esto es lo que puede pasar si te quedas mirando un accidente

En la Jungla. El cortometraje promovido por unos bomberos alemanes para criticar la conducta morbosa e irresponsable de algunos conductores al toparse con un accidente se ha viralizado.

Hartos de que “mirones y morbosos” entorpezcan su trabajo cuando tienen que realizar algún tipo de intervención de emergencia, los bomberos de la ciudad alemana de Osnabrück han grabado un cortometraje denunciando este tipo de conductas.

Se titula Schaulustige – Sei Kein Gaffer, algo así como Mirón, no seas morboso en su traducción al español, y está producido Blickfänger GbR con la colaboración de la caja de ahorros de la ciudad. Sus autores, Elena Isabel Walter y Emmanuel Luca Zander-Fusillo, están contentos porque la película se haya viralizado y que “un tema tan importante y desgraciadamente tan actual haya conseguido tanta atención”.

El vídeo, que sobrepasa ya las 625.000 reproducciones, cuenta la historia de tres jóvenes que se topan con un accidente de tráfico cuando van circulando por una carretera secundaria a la vuelta de sus vacaciones.

Una densa columna de humo preside la escena, en la que intervienen los bomberos para intentar salvarle la vida a los ocupantes del vehículo incendiado, pero eso parece no importarle demasiado a los chicos que, móvil en mano, comienzan a hacerse selfis.

Sin hacer caso del bombero que les insta a abandonar el lugar, el final del corto es dramáticamente inesperado al ser la madre de uno de esos chicos la persona que iba conduciendo ese vehículo en llamas.

Multas para los mirones

El pasado mes de julio, el ministro de Transportes de Alemania, Alexander Dobrindt, criticó el comportamiento de los conductores "mirones" e "irresponsables" que circulaban por una autopista de Baviera en la que se incendió un autobús al chocar contra un camión.

Presas del morbo, esas personas dificultaron con su presencia en el lugar el acceso al siniestro de los servicios de rescate. Finalmente murieron 18 personas y hubo 30 heridos.

Después de esto, Dobrindt decidió aumentar la cuantía de las sanciones a quienes entorpezcan el trabajo de los servcios de emergencias.