Captura de uno de los vídeos promocionales de la iniciativa

Captura de uno de los vídeos promocionales de la iniciativa 'PandeMasaLenta' YouTube

La Jungla

"Pan con pan NO es comida de tontos": los artesanos panaderos quieren cambiar el refrán español

En la Jungla.  Están recogiendo firmas para pedir a la RAE y al Instituto Cervantes que eliminen la connotación negativa de este tradicional dicho. Y de paso, animar a los consumidores a volver a la panadería tradicional.  

El pan, ese alimento a base de harina, levadura y agua con el que acompañamos muchas de nuestras comidas, está presente en varias entradas del refranero español. Desde ese niño que llega con un pan debajo del brazo a las penas con pan son menos penas o  al pan, pan y al vino, vino que utilizamos cuando queremos dejar las cosas claras.

Sin embargo, ha sido el refrán pan con pan comida de tontos el que ha puesto en pie de guerra a más de 650 panaderos artesanos de toda España, que se han unido para reivindicar su profesión y eliminar la connotación negativa de este refrán que, consideran, "no hace justicia ni al pan, ni a los panaderos que lo elaboran". 

Por ello, han iniciado una campaña de recogida de firmas en internet y a través de las redes sociales con el hashtag #ElPanNoEsComidaDeTontos para solicitar a los académicos de la lengua que se modifique esta expresión popular. "Los tontos somos legión", señalan en la página web que han creado para la ocasión y en la que llevan recogidas más de 1.500 firmas. "Pan con pan, comida de tontos. Eso dice el refranero español. Nosotros NO estamos de acuerdo y por eso vamos a proponer a la RAE y al Instituto Cervantes que lo cambien. ¿Nos ayudas?" 

Detrás de la iniciativa está Pan de Masa Lenta, un producto que lanzó hace un año esta unión de artesanos para intentar recuperar el interés de los consumidores por este tipo de productos elaborados con mimo.  Según explican a EL ESPAÑOL fuentes de Pan de Masa Lenta, "el sector artesano de la panadería considera que está en peligro porque ha perdido mucha cuota de mercado, y por eso los profesionales se han unido para intentar cambiar los hábitos de consumo y que la gente vuelva a comprar a la panadería al igual que acude a la pescadería cuando quiere adquirir un pescado de calidad". 

Esta campaña en redes sería una forma más de llamar la atención sobre el declive que vive esta profesión centenaria y "dignificar el oficio", explica por teléfono a EL ESPAÑOL Francesc Massana, al frente de Horno Massana. "Queremos mostrar que nuestro trabajo va mucho más allá de mezclar harina. Implica muchas variables para lograr obtener un buen producto: tratar que las fermentaciones sean más largas y naturales, utilizar menos levadura, masa madre, estar muy pendiente de todo el proceso...". 

Massana, cuarta generación de su familia en el negocio de la panadería, explica que la idea del refrán surgió de forma espontánea durante una de las reuniones que celebran a nivel nacional: "Es un refrán muy popular y lo vimos como una buena forma de expresar lo que reivindicamos con nuestra forma de trabajar: que si el pan está bueno y es de calidad, se puede perfectamente comer solo". 

A la campaña, demás de varios artesanos panaderos, se ha sumado el humorista y guionista Luis Piedrahita. "El que dijo pan con pan comida de tontos no tenía ni idea de lo que decía", señala Piedrahita en un vídeo en el que muestra su apoyo a la iniciativa. "El pan es el único alimento que está rico hasta en supositorio", bromea mientras coge con la mano un pico de pan. "Así que yo propongo que cambiemos el refrán: en lugar de pan con pan comida de tontos, digamos pan con pan comida de todos.

Luis Piedrahita - Pan con pan NO es comida de tontos

Además de la colecta de firmas que están haciendo en internet, en las últimas semanas se han trasladado a distintas ciudades con una furgoneta para explicar en persona su propuesta y seguir sumando adeptos.

La iniciativa concluirá el próximo 25 de mayo en Madrid cuando estacionen el vehículo frente a la sede del Instituto Cervantes y la Real Academia Española de la Lengua (RAE). Su idea es entregar a cada uno de los académicos una barra de pan junto a una carta y retarles a ver si son capaces de terminar el día sin comerse ni un trozo del pan. Aunque son conscientes que será complicado que el cambio de refrán se haga efectivo, esperan "que se nos escuche y que la gente vea todo lo que hay detrás de una barra de pan". 

Pan con pan NO es comida de tontos