El mapa de los Borbón y Grecia y los Ortiz Rocasolano, confinados en Europa.

El mapa de los Borbón y Grecia y los Ortiz Rocasolano, confinados en Europa.

Reportajes

Letizia y Juan Carlos sufren el confinamiento: juntos, no revueltos, el emérito se queda sin fisio

Desde Ginebra, pasando por Madrid, Asturias o Nantes. Toda la familia de Felipe VI y Letizia cumple con la cuarentena en distintas partes de Europa. 

4 abril, 2020 02:30

Desde Ginebra, pasando por Madrid, Asturias o Nantes. Toda la familia de Felipe VI y Letizia está cumpliendo con el confinamiento, al igual que el resto de españoles, pero repartidos en distintas partes de Europa. Algunos comparten espacios en Zarzuela, mientras que otros, como Froilán de Marichalar, permanece en Londres, pese a la petición de su madre, la infanta Elena, de que regresase a Madrid. ¿Cómo está siendo el día a día de cuarentena de los Borbón y Grecia y los Ortiz Rocasolano? ¿Están llevando bien estar lejos de sus seres más queridos? 

Los Reyes, como han hecho ver desde que comenzó la cuarentena, se encuentran junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, en Zarzuela. El departamento de comunicación de la Casa del Rey no ha parado de publicar tuits en la cuenta oficial de S.M el Rey con imágenes de los Monarcas haciendo videoconferencias con autoridades, sindicatos y asociaciones. Un sinfín de llamadas para estar al tanto del estado de alarma que vive el país. Además, el Rey quiso dar un golpe de efecto, la semana pasada, con su visita al hospital de campaña montado en el recinto ferial de IFEMA para los pacientes menos graves de coronavirus

Los reyes Felipe VI y Letizia, junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Los reyes Felipe VI y Letizia, junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Pese a que los monarcas no han mostrado una imagen de mayor cercanía con los afectados por la pandemia, como tal vez se esperaba. La realidad es que tanto Felipe como Leticia están continuamente al tanto de cómo evoluciona el Covid-19 en España, que ya se ha cobrado la vida de mas de 11.000 personas. Y están igualmente preocupados por sus familias como le ocurre al resto de españoles. 

La Casa Real no ha desvelado de forma oficial el paradero de los reyes Juan Carlos y Sofía. Sin embargo, EL ESPAÑOL ya publicó hace diez días que ambos se encontraban en Zarzuela. Dato que corroboró la hermana del Emérito, la Infanta Margarita, quien al ser preguntada por su hermano reveló que había estado de visita en El Pardo. Su hermano, sin embargo, no salió a recibirla por precaución. “Como estaba Carlitos –nieto de la infanta Margarita e hijo de María Zurita–, no bajó siquiera, porque decía que no se podía acercar a nosotros porque somos transmisores”, cita en su último número la revista ¡Hola! a la duquesa de Soria.

Sin fisioterapeuta

Juan Carlos I, la reina Sofía y su hermana, Irene de Grecia.

Juan Carlos I, la reina Sofía y su hermana, Irene de Grecia. GTRES

El padre de Felipe VI ha suspendido hasta sus sesiones de fisioterapia. El especialista acudía cada mañana a ayudar a Juan Carlos I en sus ejercicios de recuperación. Ahora, nos obstante, le ha pedido que no acuda porque lo hará él mismo. El rey emérito tiene el miedo natural, al igual que toda persona de su edad, al coronavirus. Con el riesgo añadido de que el pasado mes de agosto fue operado del corazón para someterse a un tripe bypass. “Da paseos, pero no muy largos porque el dolor de la cadera le persiste. Habla mucho por teléfono, sobe todo con los amigos gallegos. Ha anulado todas las visitas y sesiones de fisio. Pero bueno, comparte ratos con parte del personal, con la reina y con su cuñada… así van pasando los días”, cuenta una persona cercana al exjefe de Estado. 

A la reina a la que se refiere esta fuente no es la actual, sino doña Sofía. El emérito comparte almuerzo cada día con su mujer y su cuñada, que también se encuentran en Madrid pasando el confinamiento. La madre de Felipe VI y su hermana, Irene de Grecia, están en Zarzuela, donde ambas residen de manera habitual y tranquila. Comen con don Juan Carlos y dedican su tiempo a sus respectivas fundaciones y a las muchas aficiones que comparten: leer, la música y largos paseos por el jardín del palacio, que no tiene límite ya que está situado en pleno monte de El Pardo.

La Infanta Elena, junto a sus hijos, Victoria y Froilán.

La Infanta Elena, junto a sus hijos, Victoria y Froilán.

La que también se encuentra en Madrid es la Infanta Elena, que permanece confinada en la casa que tiene en el madrileño barrio del Niño Jesús. Sus vecinos ya se han acostumbrado a verla cada tarde salir al balcón a las ocho para aplaudir, como el resto de españoles, a los sanitarios que pelean contra el coronavirus. A la calle sólo sale para pasear el perro, raza fox terrier, tarea para la que se turna con su hija Victoria Federica. Lo hacen una vez al día cada una para que las dos puedan disfrutar un poco del aire fresco. Eso sí, ambas van protegidas con mascarilla y guantes. De la compra y demás tareas, como bajar la basura, se encarga el personal de servicio.

Froilán se negó

Al hijo mayor de la duquesa de Lugo la crisis del coronavirus le ha pillado en Londres. Froilán de Marichalar está en la capital inglesa haciendo unas prácticas relacionadas con sus estudios de Administración de Empresas. Doña Elena le pidió a su hijo que regresara el pasado 14 de marzo, cuando el presidente del Gobierno decretó el Estado de Alarma, pero el nieto mayor de don Juan Carlos y doña Sofía se negó alegando que en Reino Unido todo estaba bien. Ahora, el joven, que comparte piso con un amigo en la ciudad londinense, se encuentra encerrado en casa desde que el pasado martes el Gobierno de Boris Johnson decidiese finalmente imponer también la medida de confinamiento domiciliario en todo el país. “Ella quería tenerlo en casa, pero cuando tuvo la oportunidad de volverse él no quiso porque en Londres todavía se podía pasear libremente. Aun así, está tranquilo, con un amigo en el piso y hablan cada día”, revela una amiga de la Infanta Elena.

De izquierda a derecha. La infanta Cristina, Iñaki Urdangarín y sus cuatro hijos, Juan, Pablo, Miguel e Irene.

De izquierda a derecha. La infanta Cristina, Iñaki Urdangarín y sus cuatro hijos, Juan, Pablo, Miguel e Irene.

La otra hermana de Felipe VI tampoco tiene a todos sus hijos con ella. La ex duquesa de Palma se encuentra en su residencia de Ginebra con los dos pequeños, Miguel e Irene. Pablo Urdangarín, segundo de los hermanos, se encuentra en Nantes, dónde juega con el equipo de balonmano HBC. Aunque se han suspendido los partidos y los entrenamientos, por ahora el joven ha decidido continuar en la ciudad de la Bretaña francesa.

Su hermano mayor, Juan se mudó hace unos meses a Madrid. El primogénito de los Urdangarín Borbón ha dejado sus estudios en Inglaterra para trasladarlos a España y así poder estar más cerca de su padre, Iñaki, que cumple condena en la cárcel de Brieva, Ávila.

El ex jugador de balonmano es quien peor lo tiene ya que se ha quedado sin el permiso que tenía para salir dos veces por semana de prisión con el fin de realizar labores de voluntariado en el Hogar Don Orione. Tampoco ha podido el exduque de Palma beneficiarse de la medida que permite a los reclusos en tercer grado cumplir su condena en casa, ya que él sigue clasificado en segundo grado. “Lo está pasando fatal porque la tensión en la cárcel es tremenda. Tenía la esperanza de que le concedieran el tercer grado y espera que todo esto no se retrase. Vuelve a estar con el ánimo flojito aunque habla con doña Cristina siempre que se lo permiten”, explica la misma fuente.

'Familia Real B'

La familia real, junto a los padres de la reina Letizia, Paloma Rocasolano y Jesús Ortiz, y su abuela, Menchu Álvarez..

La familia real, junto a los padres de la reina Letizia, Paloma Rocasolano y Jesús Ortiz, y su abuela, Menchu Álvarez..

Esa es la situación de la familia Borbón y Grecia, la Familia Real A; pero ¿dónde está la B? ¿cómo están viviendo el confinamiento los Ortiz Rocasolano? El semblante serio de la Reina en las fotos durante las reuniones se debe a la situación que estamos viviendo todos pero, como el resto de los españoles, también está preocupada por la salud de sus familiares, a los que no ve desde hace más de dos semanas. A diferencia de su marido, Letizia solo tiene lejos a una persona de su entorno familiar, los demás se encuentran en Madrid, aunque en estos momentos en los que solo te puedes ver por medio de una videollamada, las distancias en kilómetros no importan.

La mayor inquietud de la esposa de Felipe VI se encuentra en Asturias, en la localidad de Sardeu, cerca de Ribadesella, donde reside su abuela. Menchu Álvarez del Valle, que cumplió hace dos meses 92 años, es población de riesgo por a su edad. La también periodista reside sola desde hace muchos años y está acostumbrada a la soledad. Eso es algo que no preocupa a la familia de Letizia. Menchu habla con sus hijos todos los días y con la Reina muy a menudo. La abuelina, como le llaman todos con cariño, está a más de 500 kilómetros de distancia y eso tiene a todos los Ortiz un poco angustiados, pero por ahora tranquilos ya que su estado de salud es bueno.

Jesús Ortiz, el padre de la Reina, con su mujer, Ana Togores.

Jesús Ortiz, el padre de la Reina, con su mujer, Ana Togores.

El más preocupado con el tema es Jesús Ortiz, el padre de la Reina, que con su mujer, Ana Togores, vive relativamente cerca de Zarzuela, en una urbanización de Pozuelo de Alarcón.  Su madre, Paloma Rocasolano, en cambio, habita en solitario en un pequeño piso cercano al Palacio Real. Y aunque es cierto que pasa largas temporadas en el Pabellón del Príncipe, ahora sigue el confinamiento a rajatabla. "Por supuesto, pero ya no sólo por salud, sino también por dar ejemplo. Aquí cumplimos todos con las normas", asegura una fuente cercana a la Casa del Rey. "Hablan cada día, están informadas la una de la otra, pero cada una en su casa", añade.

La reina Letizia con sus hijas, su hermana Telma y su novio, el abogado irlandés Robert Gavin.

La reina Letizia con sus hijas, su hermana Telma y su novio, el abogado irlandés Robert Gavin.

Telma Ortiz también vive en Madrid desde hace unos meses junto a su novio, el abogado irlandés Robert Gavin. La hermana de la Reina dejó Barcelona tras más de diez años viviendo allí y se trasladó a la capital española con su hija, Amanda. Ambas son del grupo de privilegiados que viven el confinamiento con un gran jardín, en la casa en la que residen en La Moraleja. La otra sobrina de Letizia, Carla Vigo, no tiene tanta suerte como su prima Amanda, ya que reside en un piso en la ciudad de Aranjuez (Madrid) con su padre, Antonio Vigo.

Carla Vigo, la sobrina de la reina Letizia.

Carla Vigo, la sobrina de la reina Letizia.

Información sobre el coronavirus: