Jonathan, junto a la chaqueta de Policía que compró a través de internet.

Jonathan, junto a la chaqueta de Policía que compró a través de internet. EL ESPAÑOL

Reportajes

El nuevo 'Pequeño Nicolás' es alicantino: el falso espía Jonathan, su uniforme de policía y 70 detenciones

Este oriolano, de 25 años, se entrevista con EL ESPAÑOL para desmentir que haya sido detenido 70 veces y que suplantó la identidad a un inspector jefe.

Orihuela (Alicante)

Noticias relacionadas

En las asambleas que en 2015 celebraban Cambiemos Orihuela y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, a sus miembros siempre les llamaba la atención la presencia de un veinteañero, llamado Jonathan, que solía vestir traje, corbata y que incluso usaba maletín. Su ‘look’ no tenía nada que ver con el de un adolescente activista.

Posiblemente, Jonathan solo quería emular la imagen de empresario de éxito que tuvo un hombre de su familia al que idolatra: su abuelo, Pepe, que regentó un comercio donde vendía televisores y muebles y después montó un pequeño supermercado. “A mi abuelo lo quiero más que a mi vida”, subraya Jonathan. Su mirada inocente hace imposible sospechar que este joven oriolano se hiciera pasar por un espía del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y por un inspector jefe de la Policía de Cartagena, pero lo cierto es que las Fuerzas de Seguridad le han detenido por tales hechos y le han bautizado como el nuevo ‘pequeño Nicolás’.

“Me siento muy mal con todo esto: me han hundido la vida”, sentencia dolido mientras accede a conceder una entrevista a EL ESPAÑOL para ofrecer su versión sobre la retahíla de delitos de fraude, estafa, falsedad documental y usurpación de estado civil que presuntamente ha protagonizado en Jaén, Granada, Valencia, Murcia, Huelva, Madrid, Barcelona, Zaragoza, Gran Canaria, Albacete, Alicante y Mallorca. “De los 27 juicios que he tenido hasta ahora, en 26 he salido absuelto y solo en uno me han condenado por un delito leve de estafa a pagar una multa de 1.000 euros: si he salido absuelto tantas veces no seré tan mala persona ni tan ‘pequeño Nicolás’”, reflexiona este joven al que este diario localizó en la casa que su abuelo, Pepe, tiene en la pedanía oriolana de La Murada.

Jonathan interviniendo en un acto del Sindicato de Estudiantes.

Jonathan interviniendo en un acto del Sindicato de Estudiantes.

- ¿Jonathan se ha venido a la vivienda de su abuelo para huir de los medios de comunicación?

- No, no tengo miedo de nada. Tengo un piso en Orihuela, pero vengo aquí todas las semanas a pasar unos días con mi abuelo porque está muy mayor, perdió a su esposa en 2017 y no quiero que esté solo.

El vínculo entre nieto y abuelo es muy fuerte porque Pepe se volcó con Jonathan cuando siendo un crío de 10 años sus padres se divorciaron. “Tras la separación estuve viviendo con mi madre en Callosa de Segura, pero a ella le gustaba mucho la fiesta y me dejaba solo en casa con mis hermanos pequeños”. La relación se deterioró tanto con su madre hasta el punto de que ella le denunció seis veces por supuestas agresiones e insultos que posteriormente el Juzgado de Menores de Alicante archivó en 2013. Para aquel entonces Jonathan ya hacía vida con su abuelo en La Murada. “A los 14 años empecé a ayudarle en el supermercado llevando con mi escúter la compra a la casa de los clientes”.

- Su abuelo dice de usted que era un gran estudiante. ¿Eso es cierto Jonathan?

La Guardia Civil detuvo a Jonathan por delitos de estafa valorados en 300.000 euros.

La Guardia Civil detuvo a Jonathan por delitos de estafa valorados en 300.000 euros.

- Estudié el Bachillerato de Ciencias en el instituto Tháder de Orihuela. De notas no me puedo quejar. La media de selectividad con Bachiller me dio una nota final de 9,27. Estoy en cuarto de Derecho. Hice el primer y el segundo año de la carrera en la Universidad de Alicante y tercero y cuarto en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia).

- ¿Piensa ejercer como abogado cuando acabe la carrera?

- Me estoy preparando las oposiciones para ser policía nacional. De hecho llevo un tatuaje con el escudo de la Policía. Espero terminar Derecho y opositar porque con la carrera universitaria puedo tener acceso a la escala ejecutiva.

- ¿En qué academia se está preparando la oposición al Cuerpo Nacional de Policía?

- En Inopol en Murcia.

Las mentiras de Jonathan

El periodista le pide al joven que muestre el tatuaje para hacerle una foto y este no duda en quitarse la camiseta para mostrarle la enseña rojigualda y el escudo policial que presiden su hombro izquierdo. La entrevista acaba de comenzar con mal pie: EL ESPAÑOL comprueba que en LinkedIn hay dos perfiles con los datos personales del joven y en ninguno menciona su paso por la Facultad de Derecho de la Universidad de Alicante. En uno aparece como “estudiante en la Universidad de Murcia (2014-2018)” y en otro se presenta como “estudiante en la Universidad Miguel Hernández de Elche (2007-2019)”. En este último caso el periodo temporal es imposible que sea cierto porque en un atestado de la Guardia Civil al que ha tenido acceso este diario se indica que Jonathan nació el 22 de marzo de 1997, por lo que en 2007 tenía diez años y académicamente es imposible que cursara estudios en la Miguel Hernández.

Jonathan trajeado como un hombre de negro en una mesa informativa organizada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

Jonathan trajeado como un hombre de negro en una mesa informativa organizada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

Además, fuentes de Educación confirman que Jonathan no acabó sus estudios de Bachillerato en el IES Tháder de Orihuela: “El último dato de su expediente remite al curso 2014-2015, donde figura como matriculado en el Bachiller de Humanidades y Ciencias Sociales, pero aparece como ‘no presentado’ en las evaluaciones del instituto Tháder”.

EL ESPAÑOL también comprueba si el veinteañero al que medios policiales han bautizado como el nuevo ‘pequeño Nicolás’ está matriculado en la mencionada academia y si puede opositar a la Policía Nacional. Desde Inopol aclaran que en la academia de Murcia no tienen alumnos porque la sede cerró a principios de enero de 2019. Por su parte, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) advierte de que un requisito obligatorio para presentarse a la oposición es carecer de antecedentes: “Con una sentencia condenatoria no se puede opositar”. Y Jonathan está en ese supuesto porque fue condenado por estafa por un juzgado de lo Penal, el 13 de noviembre de 2018. La vida de este chico, a pesar de su corta edad, ya da para escribir un libro porque sabe lo que es estar en los piquetes estudiantiles y anti-desahucios, ha conocido los calabozos de la Comisaría de Elche, ha sentido la presión que ejercen las esposas en las muñecas tras ser detenido por la Guardia Civil, ha declarado varias veces ante un juez...

Imagen que Podemos Torrevieja colgó en su cuenta de Twitter, el 8 de febrero de 2015, en la que Jonathan intervino en nombre del Sindicato de Estudiantes sin ocupar ningún órgano de dirección.

Imagen que Podemos Torrevieja colgó en su cuenta de Twitter, el 8 de febrero de 2015, en la que Jonathan intervino en nombre del Sindicato de Estudiantes sin ocupar ningún órgano de dirección.

Jonathan 'El del Sindicato'

- En su cuenta de Twitter hay muchas alusiones al Sindicato de Estudiantes. ¿Usted formó parte de esta organización que se define de izquierdas, revolucionaria y anticapitalista?

- Sí. Fui secretario del Sindicato de Estudiantes en la Comunidad Valenciana desde los 18 años hasta los 21. Hay noticias de eso en internet, no todo lo que hay sobre mí es malo. Me afilié a los 15 años por un amigo de La Murada que era miembro del sindicato y desde entonces comencé a organizar asambleas en los institutos de Orihuela: me conocían como Jonathan ‘El del Sindicato’. En unos meses organizamos una manifestación para ampliar los horarios y las subvenciones en el billete del autobús que utilizaban alumnos de las pedanías oriolanas que cursaban estudios en institutos de la ciudad. Luego se aprobó en el Pleno del Ayuntamiento.

Otra pregunta cuya respuesta este diario verifica con el Sindicato de Estudiantes. Esta organización niega que Jonathan ostentase el cargo de secretario: “Le conocimos sobre 2014 cuando estábamos promoviendo las huelgas en los centros educativos contra la reforma de la LOMCE, pero nunca formó parte de ningún órgano de dirección sindical y en 2015 le tuvimos que dar de baja como afiliado porque dejó de pagar las cuotas y comprobamos que acudía a actos en los que hablaba en nombre de esta organización, sin coordinarse antes con la dirección del País Valencià”. Prueba de ello es la foto que colgó Podemos Torrevieja en Twitter, en febrero de 2015, en la que aparece Jonathan ofreciendo un ‘speech’ a los asistentes a una asamblea estudiantil. "Agradecemos la participación de @JonaMestre del @SindicaEstudian", escribió el partido morado en su cuenta oficial de la citada red social.

Jonathan, en el salón de la casa de su abuelo en La Murada, repasando algunos de los autos judiciales por los que próximamente se sentará en el banquillo de los acusados en los juzgados de Valencia y Granada.

Jonathan, en el salón de la casa de su abuelo en La Murada, repasando algunos de los autos judiciales por los que próximamente se sentará en el banquillo de los acusados en los juzgados de Valencia y Granada.

De la respuesta ofrecida por Jonathan el Sindicato de Estudiantes lo único que corrobora es que participó en protestas estudiantiles y en actos encaminados a reivindicar la mejora de la enseñanza pública. Por aquellos años este adolescente mostró su faceta más activista. De hecho se sumó a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y hay fotos que lo prueban: en una imagen aparece trajeado como un hombre de negro participando en una mesa informativa.

- Jonathan, ¿cómo acabó ‘enrolándose’ en la Plataforma de Afectados por la Hipoteca?

- Iban a desahuciar a un amigo mío de Albatera y como yo estaba metido en el Sindicato de Estudiantes me preguntó si conocía a alguien que pudiese echarle una mano y comencé a hablar con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. A raíz de ahí vi que había gente que estaba muy necesitada y como soy estudiante de Derecho empecé a asesorarles en lo que sabía. Participé en acciones contra Bankia y ayudé a frenar desahucios en Orihuela, Alicante, Valencia y Murcia.

- Usted también participó en asambleas abiertas de Cambiemos Orihuela. ¿Llegó a ser militante del partido de Pablo Iglesias o de alguna otra formación con el objetivo de intentar dar el salto a la política municipal?

- No. Me lo han ofrecido, pero no he aceptado. El Partido Popular me ofreció ir en las listas de unas elecciones municipales para ser el alcalde pedáneo de La Murada y lo rechacé.

Desde el PP oriolano desmienten la mencionada propuesta electoral: “En las pedanías de Orihuela no hay listas y nosotros no sabemos nada de este chico”. Por su parte, en Cambiemos Orihuela confirman que Jonathan fue un simpatizante activo y nada más: “Al inicio de la legislatura 2015-2019 se presentó en nuestra sede como representante del Sindicato de Estudiantes, a partir de ahí nos trasladó asuntos de educación, como temas relacionados con las líneas de autobús”.

La detención y el salto a los medios

Un miembro del aparato del partido morado que trató en varias ocasiones con Jonathan subraya que “me llamaba la atención que siempre vestía muy elegante para la edad que tenía, iba con buenos coches y hablaba de su trabajo en una empresa de informática”. Para más señas: In-Pulsa Ingenieros y Consultores. Esta firma fue el germen por el que a Jonathan le empezaron a conocer en la Vega Baja y en la Región de Murcia como el sucesor del ‘pequeño Nicolás’. En marzo de 2018, la Guardia Civil se desplazó hasta la casa de su abuelo de La Murada y tras practicar un minucioso registro arrestaron a Jonathan como presunto autor de 39 delitos de estafa, 11 de falsificación de documentos y 3 de usurpación de estado civil.

El importe de las estafas ascendía a 300.000 euros. En la nota de prensa que difundió la Guardia Civil tras la detención de Jonathan afirmaban literalmente que “decía ser un directivo de éxito de una gran empresa relacionada con el mundo informático”. Y añadían que bajo esa presentación se dedicó a visitar empresas de once provincias españolas con las que cerró supuestos negocios que iban desde contratar alquileres de inmuebles o líneas telefónicas, comprar todo tipo de material informático, mobiliario de oficina, incluso ocho vehículos, uno de ellos de alta gama valorado en 85.000 euros. Tales supuestas operaciones las realizaba vestido de punta en blanco y alojándose en hoteles de lujo.

La Guardia Civil detuvo a Jonathan en 2018 por delitos de estafa valorados en 300.000 euros que supuestamente cometió en once provincias.

La Guardia Civil detuvo a Jonathan en 2018 por delitos de estafa valorados en 300.000 euros que supuestamente cometió en once provincias.

“Para cerrar estos negocios, se valía de todo tipo de documentos: contratos de trabajo, escrituras de empresas en las que constaba que era socio mayoritario, nóminas, documentos de vida laboral, correos electrónicos, etcétera. Todos esos documentos eran falsificados por él mismo”, expone la Benemérita.

- Jonathan, ¿qué tiene que decir a semejante acusación?

- Estuve trabajando en In-Pulsa desde diciembre de 2016 hasta enero de 2018. Me contrató Javier T. L., un empresario al que conocí porque me dijo que en Podemos Orihuela le habían hablado de que yo era un buen estudiante y necesitaba gente para administración en su empresa. Nunca me llegó a contratar: todos los meses me decía que me daría de alta y no lo hacía. En esta empresa también trabajó sin contrato mi hermano porque tiene conocimientos de informática. Yo me encargaba de la contabilidad y mi hermano era programador. Javier llevaba un alto ritmo de vida y no sabíamos de dónde sacaba el dinero. Este hombre desapareció de la noche a la mañana. La Guardia Civil me detuvo porque yo firmaba todos los albaranes de las empresas de transporte que traían el material informático que él compraba.

Este diario ha rastreado los datos de la persona sobre la que Jonathan aparentemente descarga toda la responsabilidad de esta estafa que instruyen los juzgados de Orihuela. El nombre de Javier T. L. conduce a portales, como Infoempresa, donde figura como administrador único de In-Pulsa desde el 26 de noviembre de 2008. Sin embargo, en la Seguridad Social ese nombre y apellidos conducen a un autónomo, de 46 años, que estuvo dado de alta de 1998 a 2017 y que fue administrador de una mercantil cuyo nombre no figura. En Google y en Facebook sigue activo el portal de In-Pulsa, pero el teléfono de contacto es falso porque conduce a un lavadero de vehículos. “Llevo un año recibiendo llamadas de clientes de In-Pulsa y ese número de teléfono es de mi lavadero”, asegura molesto el empresario. La dirección de la sede de In-Pulsa es la avenida de España y allí no ya hay nada.

- ¿Jonathan puede conciliar el sueño tras ser detenido por una estafa de 300.000 euros?

- Estoy tranquilo porque tengo documentación y pruebas de que no estoy involucrado en la estafa piramidal de In-Pulsa. En el registro que hizo la Guardia Civil en mi casa no halló nada.

- El 28 de noviembre fue arrestado en el municipio alicantino de Redován por agentes de la Comisaría de Elche acusado de cinco delitos de estafa por la venta de entradas falsas para conciertos, por la compra de un ordenador y un delito de usurpación de funciones públicas al hacerse pasar por un espía del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y por un inspector jefe de la Policía de Cartagena con un traje que compró en Wallapop. ¿Se hizo pasar por policía?

- Estoy opositando y tienes que comprarte un traje para ir a la jura del cargo cuando apruebas la oposición. Encontré uno barato en una tienda de Baeza (Jaén) y me lo compré por 299 euros. Es un traje de gala que no llevaba ni placa policial. Se lo expliqué a los policías de Elche: les dije que el traje estaba guardado en la vivienda de mi pareja y que tenía la factura. No tienen pruebas de que lo haya utilizado. Solo me lo he probado en la casa de mi novia.

En los juzgados oriolanos no opinan así porque fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Valencia aclaran que por tales hechos está “en libertad provisional, imputado por un delito de estafa”. El futuro más próximo no pinta mejor porque el 16 de diciembre se sentará en el banquillo de los acusados en Valencia y el día 18 volverá a ser juzgado en Granada.

El nuevo 'pequeño Nicolás'

- En diversos periódicos autonómicos se le ha bautizado como el nuevo ‘pequeño Nicolás informando de que usted suma setenta detenciones. ¿Qué opina?

- Eso es mentira. Solo me han detenido ocho o nueve veces. Todo lo demás son formalismos por requisitorias de los juzgados a las que no he respondido para designar abogado.

La cuenta que realiza Jonathan no cuadra porque EL ESPAÑOL ha tenido acceso a un expediente policial en el que literalmente se afirma: “Le constan 61 detenciones policiales por parte de la Guardia Civil y 7 en distintas Comisarías del territorio nacional”. Valga como ejemplo de ello que el Juzgado de Instrucción número 2 de Cazorla (Jaén) instruye otra causa contra el joven oriolano por los supuestos ilícitos de estafa y falsedad documental por una estancia que realizó en el Hotel Spa Sierra de Cazorla, donde se alojó del 6 al 12 de noviembre de 2017, presentándose como trabajador de la empresa Estrategias del Departamento Creativo SL. “Se habría marchado sin avisar ni abonar la factura del alojamiento, desayunos, comidas, cenas y cargos de cafetería por importe total de 786,76 euros”, expone un auto judicial que fija proseguir los trámites del procedimiento abreviado.

Jonathan, con el pelo teñido de rubio.

Jonathan, con el pelo teñido de rubio.

- La Guardia Civil también sostiene que supuestamente ha realizado pedidos en nombre de otras personas, como amigas suyas y su propio abuelo, que creía haber perdido el DNI, pero resulta que usted lo tenía para comprar objetos utilizando sus datos personales. ¿Qué le dicen de todo esto en su familia?

- Con mi padre tengo una relación nula porque cuando decidí estudiar Derecho tuvimos una discusión muy fuerte y no me apoyó: él quería que estudiase una Ingeniería. Me tuve que poner a trabajar para pagarme los estudios. El único apoyo que tengo es el de mi abuelo: él me ha acompañado a los 27 juicios que he tenido.

- ¿En qué sitios ha trabajado para pagarse la carrera?

- En una oficina de un almacén de logística que tiene un supermercado en el Polígono Industrial La Granadina de San Isidro. Ahí estuve desde los 18 años hasta los 20, trabajaba por las tardes en tareas administrativas. Posteriormente estuve trabajando un año en el Restaurante Corro de Orihuela y luego trabajé sin contrato para In-Pulsa. Desde diciembre de 2018 hasta abril de 2019 estuve de administrativo en el Grupo Huertas Motor.

En los juzgados de la ciudad alicantina de Orihuela se siguen varias causas por estafas supuestamente realizadas por Jonathan.

En los juzgados de la ciudad alicantina de Orihuela se siguen varias causas por estafas supuestamente realizadas por Jonathan.

EL ESPAÑOL ha podido confirmar a través de fuentes del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) que Jonathan tiene cero días cotizados. “En la base de datos del INSS al introducir sus datos aparece una respuesta: Afiliado sin vida laboral”, subrayan las mencionadas fuentes.

- En marzo de este año, a usted se le acusó de alojarse en el Balneario de Archena con otra identidad y de marcharse sin pagar junto a su pareja. ¿Esa denuncia es cierta?

- Nos fuimos a pasar el fin de semana al balneario de Archena porque era un regalo que nos tocó en un sorteo en el que participamos y que había organizado una empresa de Albacete. En septiembre me llamaron desde la Comisaría de Murcia para decirme que tenía pendiente 690 euros del balneario. Habían denunciado a mi pareja. Al parecer un tal Alberto M. G. era el que tenía que abonar la factura y no he podido localizarlo. Antes de que mi pareja tuviese problemas legales lo pagué yo. Esa causa está archivada.

No importa el ilícito por el que le pregunte este diario a Jonathan porque siempre ofrece algún tipo de explicación. El joven oriolano en su cuenta personal de Twitter tiene un lema que bien valdría para resumir el trance legal en el que se encuentra este veinteañero, mayor de cuatro hermanos, que padece diabetes y al que le encantan las motos, esquiar en Sierra Nevada, escuchar los temas de Melendi, el fútbol y el baloncesto: ‘Vivir la vida hoy que mañana quizás sea tarde’.

- ¿Jonathan cómo se definiría usted?

- No me considero mala persona. A mí me han jodido la vida.