La empresa de José Luis Sosa Dias se ha convertido en un referente en cuanto a fabricación de banderas.

La empresa de José Luis Sosa Dias se ha convertido en un referente en cuanto a fabricación de banderas.

Reportajes

José Luis, el inmigrante que fabricó la bandera de España encargada por Vox: también hace esteladas

José Luis Sosa Dias, su fundador, llegó a España hace 28 años y fundó la empresa de banderas que lleva su nombre. Ahora, debe más de 2 millones.

Noticias relacionadas

José Luis Sosa Dias llegó a España hace casi 30 años desde Uruguay. Bajo el brazo traía poco; solamente las ganas de descubrir un nuevo país, encontrar nuevas posibilidades profesionales y poder empezar de cero. Pero siempre recuerda lo que le prometió a su profesora en un día de instituto; algún día llegaría a fabricar banderas. Una como la que ella le había regalado y le había impactado tanto durante una de sus clases. Y así nació -muchos años después- Sosa Dias S.A.

Abrió sus puertas en 1982 en el polígono de Colmenar Viejo -al norte de Madrid-. La empresa se dedica a fabricar todo tipo de banderas; desde las institucionales, pasando por las de mano y finalizando con las características guirnaldas de banderas -e incluso, esteladas senyeras-. Allí se han confeccionado las insignias de España que se han utilizado para actos de alto calibre en nuestro país; como la manifestación contra las medidas adoptadas por Pedro Sánchez o la concentración de Vox en Colón del pasado fin de semana. Fueron ellos los encargados en confeccionar los 1.000 metros y 130 kilos de bandera que el partido de Santiago Abascal lució ante los más de 20.000 simpatizantes. Pero a pesar de su palpable gran éxito, según la Agencia Tributaria tienen una deuda con Hacienda de más de dos millones de euros.

Jose Luis Sosa Dias, el uruguayo fundador

José Luis Sosa Días nació en Uruguay y pasó por varios trabajos antes de ponerse rumbo a España; probó suerte vendiendo máquinas de bebidas calientes, libros y como director de una empresa de helados. Cuando sus ambiciones comenzaron a crecer, decidió compaginar su trabajo como director comercial con la venta de banderas. Comenzó con unas muy pequeñas, de mesa. Pero con muchas ganas. Después, decidió ampliar el negocio, justo cuando la selección española empezaba a triunfar en nuestro país. Aprovechó ese momento y decidió invertir en la venta de banderas de España para el Mundial. Fue todo un éxito.

José Luis Sosa Dias.

José Luis Sosa Dias.

Pero el primer encargo que recibió fue de un partido político para que fabricara unas cuantas banderolas para un mitin. Fue fácil confeccionar las más de 200 banderas que encargaron. Además, tampoco tenía competidor. El único que existía era una empresa de Barcelona. Por tanto, consiguió rápidamente un importante crecimiento económico; en 24 meses pasaron de una modesta nave industrial a otra de más de 3.000 metros. Ahora, sigue manteniendo su sede, pero con una amplia plantilla; en Colmenar Viejo trabajan unas 85 personas. No cuentan con punto de venta, por lo que desde la nave se distribuye a distintos puntos de la geografía. Hasta a Cataluña.

"Hemos vendido cientos de esteladas y señeras"

“Hemos vendido cientos de esteladas y senyeras a los catalanes. Nosotros nos limitamos a responder a la demanda, nada más. Las de Tabarnia también las fabricamos. Mientras sean legales, toda la publicidad textil puede ser vendida. Por ejemplo, la bandera con la esvástica no la hacemos”, apuntó a la revista Libre Mercado hace unos días. Tal y como afirmó Sosa-Días a Espejo Público habían distribuido “unas pocas” esteladas, aunque estas provenían desde China. Pero lo cierto es que el abanico de clientes es extenso y variado; pasando por concesionarios, marcas de coches, empresas grandes, PYMES, partidos políticos y asociaciones.

Su último cliente -más conocido y polémico- ha sido el partido de Santiago Abascal. El pasado miércoles por la tarde Vox encargó a Sosa una macro bandera. La medidas: 3.000 metros -similar a un campo de fútbol o una piscina olímpica-. El peso: 130 kilos. El trabajo: incontable. Así, se ha convertido en la máxima insignia que se ha lucido en nuestro país. Toda una demostración patriota en un momento complicado para España y protagonizado por los conflictos que se están viviendo en Cataluña. Pero a pesar del éxito, en Sosa Días no todo son buenas noticias.

La bandera de España de 1.000 metros, durante el mitin de Vox en Colón.

La bandera de España de 1.000 metros, durante el mitin de Vox en Colón. EFE

En el año 2015 entró en situación concursal y, actualmente, se encuentra en liquidación. Tal y como publica la Agencia Tributaria en el último ejercicio del 2019, la empresa tiene una deuda con Hacienda de 2.092.439, 41 euros. Pese a ello, Sosa Dias sigue haciendo alarde de que se trata de una empresa 100% española y que está en los momentos y actos más importantes de nuestro país.