La empresa sevillana Magrudis cerrada tras la crisis alimentaria de la listeria

La empresa sevillana Magrudis cerrada tras la crisis alimentaria de la listeria Reuters

Reportajes

Cronología del mayor brote de listeriosis: dos muertos, 186 enfermos y Magrudis bajo lupa

Sanidad ya ha retirado todos los productos de la empresa andaluza del mercado: carne mechada, chicharrón, lomo al jerez y al pimentón. 

Este viernes se ha confirmado otra muerte por el brote de listeriosis; un hombre, de 72 años y con cáncer terminal, ha fallecido tras comer carne mechada. Esta muerte se suma a la de la anciana de 90 años, sucedida a principios de semana. Ambos habían ingerido carne mechada de la marca 'La Mechá'. Sanidad ya ha retirado todos los productos de la empresa andaluza del mercado: carne mechada con manteca ibérica, chicharrón andaluz, lomo al jerez y lomo al pimentón. 

El brote de listeriosis, que cuenta ya con 168 casos confirmados y cuyo origen es la carne mechada 'La Mechá', elaborada por la empresa Magrudis SL, comenzó a gestarse los últimos días de julio cuando se detectó un aumento importante de casos en Andalucía cuando la media de esta enfermedad desde 2003 a 2018 es de entre 8 y 22 casos. Según el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, tras conocerse este incremento importante de los casos, la Consejería empieza a hacer encuestas epidemiológicas y se inicia el mes de agosto con un repunte de casos hasta que el primero de toxiinfección alimentaria se conoció el día 5 en Pilas (Sevilla) y se recogieron muestras de la tienda de este municipio que se llevaron al laboratorio -dependiente del Ayuntamiento de Sevilla-.

Cronología del brote de listeriosis 

8 de agosto: Las muestras llegan al laboratorio y un "decalaje" -en palabras del consejero- entre los funcionarios del laboratorio y de la Junta- llevó a esta última a creer que la carne contaminada salió de una fábrica de Málaga y no de una de Sevilla, algo que hace perder al menos cuatro días a las administraciones.

14 de agosto: Se envía un informe en el que se confirma la listeriosis asociada a la carne mechada de la marca La Mechá elaborado por la empresa Magrudis ubicada en Sevilla.

El 15 de ese mismo mes, la Junta de Andalucía anuncia que declara la alerta sanitaria. Durante esos días, algunos partidos políticos y sobre todo la asociación de consumidores FACUA denuncian que la Junta no actuó con rapidez ante este brote. Es aquí donde nace la polémica entre administración andaluza y Ayuntamiento de Sevilla.

20 de agosto: Un informe interno elaborado por la Consejería señalaba que en el laboratorio -competencia del Ayuntamiento de Sevilla- confundieron la carne infectada, fabricada por la empresa sevillana Magrudis, con la de otra firma que también se estaba analizando, lo que demoró la retirada de la venta del producto contaminado con la bacteria listeria monocytogenes,

Además, el Laboratorio del Ayuntamiento de Sevilla fue el encargado de analizar las muestras alimentarias porque el Consistorio tiene delegadas las competencias en materia de inspección de consumo en Andalucía. Ese mismo día, realizó los análisis con muestras de carne tomadas, etiquetadas, trasladadas y depositadas en sus instalaciones por parte del personal de la Administración autonómica sin que en las dependencias municipales existiera confusión alguna, mezcla o contaminación entre las mismas.

La carne de 'La Mechá'.

La carne de 'La Mechá'.

Ese mismo día, el consejero andaluz de la Presidencia, Elías Bendodo, insistió en que la Junta trabajó "con diligencia" en el brote de listeriosis después del "error" del Ayuntamiento de Sevilla, al confundir el origen en una fábrica de Málaga. Bendodo reiteró que "hubo un error del Ayuntamiento, que comunicó el día 9 que el brote estaba en una fábrica de la provincia de Málaga; el día 14 rectificó y dijo que era en una fábrica de Sevilla, y cuando comunicó eso la Junta activó a las pocas horas, ya el día 15, la alerta".

También, el Ayuntamiento de Sevilla respondió que el 8 de agosto, a las 12.30 horas, se recibieron en el laboratorio, sin previo aviso, las primeras muestras de carne mechada remitidas por el Distrito Sanitario Aljarafe Sevilla Norte (Consejería de Salud de la Junta de Andalucía). El consistorio sevillano afirmó que el 9 de agosto, el Laboratorio Municipal comunicó telefónicamente al Distrito Sanitario responsable la posibilidad de que la muestra fuera altamente positiva.

Detectó la bacteria en una muestra consistente en carne mechada a las pimienta y finas hierbas, que, según los datos que aportó la Inspección de la Junta de Andalucía, se correspondía con la muestra de carne de una marca comercial distinta a "La Mechá", en concreto de una empresa de la localidad malagueña de Benaoján. Según el consistorio, es en ese momento cuando el Distrito Sanitario "manifiesta dudas" sobre el etiquetado de las muestras que el mismo había enviado al Laboratorio Municipal, puesto que las muestran no correspondían con la identificación dada, de ahí que solicitara otro informe.

Los productos de 'La Mechá' que han sido retirados del mercado.

Los productos de 'La Mechá' que han sido retirados del mercado.

El martes 20 se produce la primera muerte de un enfermo por listeriosis. Una anciana de 90 años en un hospital de Sevilla. Ese mismo días, la presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez, acusó al Ayuntamiento hispalense de ser el "único responsable" de los análisis preventivos en materia alimentaria y le ha pedido explicaciones sobre el "fallo" que ha dado lugar al brote.

Al día siguiente, el 21 de agosto: la Junta de Andalucía ordena la paralización de la actividad y la retirada de todos los productos elaborados por la empresa sevillana Magrudis, cuya carne mechada de la marca "La Mechá" se ha identificado como el origen del brote de listeriosis.

El mismo día, el PSOE, Adelante Andalucía y la asociación de consumidores FACUA elevaron el tono de sus críticas al Gobierno andaluz por lo que consideran una "negligente" gestión del brote de listeriosis, en cuya detección pudo haber "dos o tres días de desfase", según admitió el consejero de Salud, Jesús Aguirre

Este viernes se ha conocido el resultado preliminar del informe encargado por la empresa sevillana donde se originó el brote de listeriosis en el que se apunta a que uno de los focos de la contaminación se encontraba en dos mechadoras, utensilios que se utilizan para mechar la carne.

A 23 de agosto el número de afectados por listeriosis en Andalucía ha aumentado en 25 personas, hasta los 186 enfermos, de los que 99 están hospitalizados, entre ellos 31 embarazadas, tres más que ayer, y se investiga la muerte de un varón de 72 años, enfermo terminal de cáncer, que dio positivo en contagio por listeria.