Tenía 49 años y un hijo de 9 que queda ahora  huérfano.

Tenía 49 años y un hijo de 9 que queda ahora huérfano.

Reportajes

Pilar, la cirujana de La Princesa asesinada por su novio que pidió ayuda para deshacerse del cadáver

La vida de las víctimas (38): tenía 49 años, era muy querida por compañeros y pacientes. Tenía un niño de 9 años que se queda huérfano.

"Pilar tenía una gran vocación y una gran humanidad. Es muy triste y es una sensación terrible. Era una gran profesional y con una vocación enorme. A mí me operó con éxito. Es la primera persona que conozco víctima del machismo. Era una mujer maravillosa". Había noches que Pilar Cardeñoso Payo, cirujana de Medicina General y de Aparato Digestivo en el hospital de La Princesa, 49 años, subía por la noche a ver a los pacientes, a darles ánimos antes y después de la operación. Son ellos mismos quienes lo recuerdan ante la trágica noticia conocida en las últimas horas. Y rememoran los días de angustia entre quirófanos en los que ella se desvivía por las personas a las que trataba. Ni en las jornadas de guardia dejaba de preocuparse por aquellos a los que tenía que intervenir. 

Pilar fue asesinada en la noche de este pasado jueves a golpes y cuchilladas en su casa situada en el número 11 de la calle Tenerife, en el distrito madrileño de Tetuán. Su actual pareja está en busca y captura. Hacía tan solo unas semanas se había trasladado allí. En el piso residían, según los vecinos del bloque, tan solo ella y su hijo. El asesinato perpetrado por su actual pareja deja huérfano a un niño de 9 años.

"Han asesinado a una gran mujer que daba vidas. Era un ángel". Quienes la conocieron dicen a EL ESPAÑOL que no terminan de creérselo. Los agentes de la Policía Nacional se han puesto una orden de busca y captura para localizar a la que era su actual pareja.  Al parecer, el individuo al que están buscando los investigadores pidió ayuda para deshacerse del cuerpo tras el crimen.

De ese modo, el presunto autor del crimen le escribió a un amigo tras matar a su pareja enviándole fotografías del cuerpo y suplicándole que le ayudase a deshacerse del cadáver de Pilar.  El amigo observó las imágenes y, asustado, decidió avisar a la policía, que acudieron al momento a la vivienda. Es hasta donde llegan, de momento, las primeras indagaciones de los agentes del grupo VI de Homicidios. 

Una cirujana con 26 años de experiencia

Pilar era una cirujana de contrastado prestigio. Lo demostraba operación tras operación, pero también vertía su conocimiento en distintos artículos científicos dispersos en internet en los archivos de distintas revistas médicas. 

La especialista vivía en Madrid desde hacía muchos años, pero nació en un pueblo de Palencia llamado Paredes de Nava. A los 18, se marchó para estudiar Medicina. Hace 26 logró la plaza del MIR en cirugía general. 

La víctima ya había sufrido en sus propias carnes agresiones machistas, previas al asesinato. Por eso figuraba en el sistema de Seguimiento Integral de casos de Violencia de Género (Viogen) desde noviembre del año pasado. La policía patrullaba por la calle cuando observaron a un hombre golpeando a una mujer en plena calle. Eran Pilar y su actual pareja. El agresor fue detenido. Ella no quiso denunciar, pero el caso fue registrado en el sistema. 

Cortes y golpes en la cabeza

Fachada de la vivienda ubicada en el número 11 de la calle Tenerife, en el distrito de Tetuán de Madrid.

Fachada de la vivienda ubicada en el número 11 de la calle Tenerife, en el distrito de Tetuán de Madrid. Efe

El aviso llega poco después de las doce de la noche. Exactamente a las 00.20 . El amigo al que el presunto asesino había pedido ayuda llama, inquieto, por teléfono a los agentes. Le preguntan la dirección de la vivienda. Les dice que Pilar tiene un niño pequeño. En ese momento el chiquillo no se encontraba en la casa.  

El menor, según ha podido saber EL ESPAÑOL, se encontraba con su padre. Hacía poco que la víctima había iniciado los trámites de divorcio con él.  El esposo del que se estaba separando, que está descartado como autor del asesinato, trabajaba también en el mismo hospital que ella, donde todos la querían, pacientes y compañeros. 

Los agentes recibieron, por tanto, es aviso del amigo de la pareja de Pilar. Luego abrieron el sistema Viogen y llamaron a su teléfono móvil. Esta no respondió. Fue cuando se dio el aviso a los agentes de la comisaría de la Policía Nacional del barrio de Tetuán, quienes abandonaron sus puestos y se dirigieron rápidamente a la casa. 

Cuando derribaron la pasada noche del jueves la puerta del piso de María del Pilar ya no había nada que hacer. Se la encontraron muerta. Yacía en la cama en medio de un gran charco de sangre: tenía golpes en la cabeza, contusiones, hematomas y cortes en diversas partes del cuerpo. Alertaron a los servicios sanitarios del Summa, pero no tuvieron la posibilidad de reanimarla. Horas atrás su cuerpo había dejado de responder. 

Con María Pilar ya son 39 las mujeres asesinadas por la violencia de género en lo que va de año, 1.014 desde 2003. Tras este caso, el número de huérfanos de la violencia de género asciende a 28 desde enero hasta hoy; además, otros tres niños han sido asesinados por las parejas o exparejas de sus madres. 

Horas después de conocerse el terrible crimen, algunos de los pacientes a los que Pilar salvó continúan lamentando la perdida. "Yo también la conocí. Una grandísima profesional y una excepcional mujer. Es una desgracia".

Pilar es la trigésimo octava mujer asesinada este año por su pareja o expareja. En España, en 2019, también han sido asesinadas Nicole, de 21 añosEva, de 47 años; Riet, 54 años; María del Carmen, de 45 años; Elena, de 54 años; Mónica BorrásMonika Asenova, de 29 años;  Piedad, de 51 añosJuana Ureña, de 47 años; Irene LópezNelea, de 22 años;  María Soledad Bobet; Gloria Tornay Naranjo, de 58 años; María José Aboy Guimarey, 43 años; Estrella Domínguez, 63 años; Sheila Chazarro Moyano29 años;Daría Oliva Luna, 20 años; Rosa María Concepción Hernández, 60 años; Rosa Romero Rueda, 69 años;Rebeca Santamalia, de 47 años; Romina Celeste, de 28 años; Leonor Múñoz González, de 47 años; Rebeca Alexandra Cadete,de 26 años, Manuela B.B., de 61 años, Maisu, de 47 y Maruchi de 52.. La serie 'La vida de las víctimas' contabilizó 47 mujeres asesinadas en 2018 y 53 mujeres en 2017.