Noemí, la abuela de los niños asesinados en Godella (Valencia), abraza a su hija María, presunta homicida.

Noemí, la abuela de los niños asesinados en Godella (Valencia), abraza a su hija María, presunta homicida.

Reportajes

Un juez pidió proteger a los niños de Godella horas antes de que su madre los matase

El magistrado tuvo conocimiento de la situación gracias al aviso de la abuela, quien acudió a un juzgado de guardia el día anterior al asesinato.

Un juzgado de guardia emitió una solicitud a la Policía Nacional para tomar medidas de protección para los dos niños de Godella un día antes de su asesinato.

"La abuela de los menores acudió al juzgado de guardia de Valencia el miércoles 13 de marzo por la tarde y trasladó al magistrado sus temores por la situación de sus nietos.  El juez recibió su denuncia, le hizo el ofrecimiento de acciones e incoó unas diligencias previas", según ha comunicado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Este organismo jurídico también ha explicado que ese mismo día el Juzgado remitió la denuncia a la comisaría de Burjassot-Godella, con el objetivo de que "a prevención, se tomen las medidas oportunas en relación con la situación de los menores".

De manera paralela, el magistrado decidió inhibirse de las actuaciones y las remitió al Decanato de Juzgados de Paterna, ya que este era el órgano competente de aquellos hechos.

La denuncia formulada el 13 de marzo por la abuela de las víctimas ha recaído en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Paterna, que instruye un sumario declarado secreto por dos delitos de asesinato y mantiene en prisión provisional a los padres de los niños.

Los agentes llegaron a la vivienda el jueves 14 de marzo, no encontraron a los menores e iniciaron las labores de búsqueda. Sus cuerpos fueron localizados a última hora de ese mismo día.

Los padres fueron detenidos y se encuentran en prisión provisional por la muerte de sus dos hijos de tres años y 5 meses respectivamente.