La periodista Ana Pastor, en la redacción de Newtral, el nuevo medio que ha lanzado este año.

La periodista Ana Pastor, en la redacción de Newtral, el nuevo medio que ha lanzado este año.

Reportajes MEDIOS

El doble salto mortal de Ana Pastor, juez y parte: ¿quién vigila a la vigilante de las fake news?

Una noticia de la web de Pastor titulaba “Propuesta del PP: dar un hijo en adopción y evitar ser expulsada”, pero se habían equivocado. ¿Quién vigila al vigilante?

La cosa empezó de un modo extraño. Al mismo tiempo que Facebook anunciaba que Newtral, el nuevo medio de Ana Pastor, se convertiría en verificador de noticias falsas para la red social en el ámbito español, la empresa de la periodista caía en la trampa de los nuevos tiempos y compartía un bulo. Fue tras las declaraciones de Pablo Casado en las que hablaba de “blindar” a las inmigrantes en situación irregular que entregaran a sus hijos en adopción. 

La noticia de la web de Pastor llevaba un titular que rezaba “Propuesta del PP: dar un hijo en adopción y evitar ser expulsada”. Cometió el mismo error que muchos medios, que replicaron la noticia obviando el contexto y el fondo, y se vino a dejar caer que dar un hijo en adopción podría convertirse en una moneda de cambio para madres inmigrantes en situación irregular para permanecer más tiempo en España sin ser deportadas. 

No era cierto pero, como pasa con las fake news, daba igual. Las redes se llenaron, el Partido Popular salió al paso explicándose aún peor que su líder y políticos como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se sumaron a la indignación generalizada. Colau tildó a los populares de “secuestradores de niños” y “fascistas”

En realidad, lo que propuso Casado fue garantizar la confidencialidad de las madres que entreguen a sus hijos en adopción para que no se produzca la deportación como consecuencia. Una medida que no es tan drástica y que se usa en Madrid para evitar el abandono de niños. Newtral, entre otros, se equivocó. Pero Newtral en teoría es el vigilante, ¿y quién vigila al vigilante?

Ana Pastor, la garante de la verdad

Cuando Ana Pastor se fue de Televisión Española, se instaló un vacío en el corazón de muchos televidentes, eso dijeron los datos de audiencia posteriores. Ella era el azote, la periodista de raza, la mujer fuerte en un mundo de hombres. Era la que dejó que el velo se cayera cuando entrevistó a Mahmud Ahmadineyad y la que le dijo a Rafael Correa que no la llamara Anita. 

Pero la llegada del Partido Popular a la dirección de RTVE, tras las elecciones de 2011, la desterró al ostracismo. Aunque le duró poco, sólo hasta que en 2013 fichó por Atresmedia y arrancó su programa El Objetivo. Ahí volvió la Pastor incisiva, la que no dejaba que los políticos se le fueran por las ramas. Desde entonces ha ido construyendo un nuevo perfil, el de la objetividad, porque no deja que nadie se le escape. Y esta semana se ha ganado una nueva etiqueta: la de garante de la verdad.

El pasado martes la red social Facebook anunció que había fichado a Newtral, a Maldita.es -la web de verificación de datos- y a la agencia AFP para combatir las noticias falsas que se difunden en la plataforma de Zuckrberg. El tiempo no es casual, en plena precampaña electoral en España, aunque es algo que Facebook ya ha hecho en 26 países para intentar combatir las fake news.

Las fake news, o noticias falsas, son actualmente el mayor virus contra el que tienen que combatir las democracias y las tecnologías de la comunicación. Se difunden rápido por cualquier medio que tengan a su alcance, adoptan diversas formas y, lo más peligroso, golpean en lo visceral de las personas, quienes lo comparten obviando su parte racional. Y, como buen virus, aunque se puede hacer algo para prevenirlo, casi siempre la única forma de luchar contra ello es cuando ya han aparecido

Ana Pastor, en la sede de Newtral.

Ana Pastor, en la sede de Newtral. Newtral

Estos bulos que circulan por la red son un dolor de cabeza para la empresa estadounidense, que hasta ahora no filtraba los contenidos e incluso premiaba su viralidad, y que ha servido de plataforma idónea para su difusión. Ha pasado en la campaña electoral que llevó a Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos y ha pasado con la crisis de los refugiados, entre otros, influyendo directamente en la opinión de la sociedad y, por supuesto, en su voto. 

Es por eso que Zuckerberg ha echado mano de la empresa de Ana Pastor, que ahora la convertirá en la cara visible de la lucha contra las noticias falsas en España. Aunque Maldita.es es mucho más independiente y AFP mucho más neutral, Pastor es el rostro y Newtral -que es constantemente promocionada en La Sexta, en especial en el programa de su marido, Antonio Ferreras- en poco más de un año desde su fundación se ha convertido en baluarte de la verdad. 

Newtral, la ‘independencia’ ligada a La Sexta

Newtral y Maldita.es se parecen mucho. De hecho, Facebook se ha fijado en ellos porque son los únicos españoles pertenecientes a la Red Internacional de Fact Checking y su trabajo es, en esencia, el mismo, el de luchar contra las noticias falsas que circulan por la red y el de servir de verificador de las informaciones que comparten los políticos. Pero también comparten parte de su nacimiento y su vinculación con La Sexta, aunque ahora Newtral está mucho más ligada a la cadena que Maldita.es.

Maldita.es fue fundada por Julio Montes y Clara Jiménez, ambos periodistas de La Sexta. Arrancaron sus andaduras en la comprobación de datos en el programa de Ana Pastor, El Objetivo, donde tenían una sección semanal bajo el nombre de Maldita Hemeroteca, el germen de lo que hoy es la empresa y que consistía en contrastar qué decían los políticos con qué habían dicho en el pasado sobre el mismo tema.  

Julio Montes y Clara Jiménez, fundadores de Maldita.es

Julio Montes y Clara Jiménez, fundadores de Maldita.es Maldita

Según se puede leer en su página web, han colaborado además en Julia en la Onda, el programa de Onda Cero presentado por Julia Otero, en Radio Nacional de España, y en Al Rojo VivoMás Vale TardelaSextaNoche y SextaColumna, todos ellos de la cadena de Atresmedia. Y actualmente tienen un modesto equipo de nueve personas a los que hay que sumar algunos colaboradores y consultores, como el periodista Antonio Maestre.

En aras de la independencia, Maldita.es abandonó La Sexta y empezó a crecer como marca propia, sacando ramificaciones como Maldito Bulo, Maldita Inmigración o Maldito Feminismo que se centran en la comprobación de informaciones que tratan temas específicos. Y su forma de trabajar oscila entre lo que ven ellos, en internet y televisión y lo que le mandan los usuarios para que lo verifiquen. 

Newtral, en cambio, es algo distinto, es un medio raro. También tiene como identidad luchar contra la desinformación y nace después del hueco que Maldita.es dejó en La Sexta. Fue fundado en enero de 2018 con dinero de El Objetivo de Ana Pastor y la periodista es su única accionista. Desde entonces ha pasado a producir los programas de El Objetivo y Dónde estabas entonces, algo que mezcla con la variante de fact checker y con artículos en su web de gente como el futbolista Esteban Granero.

El compendio que es Newtral ha despertado muchas críticas por su vinculación a la cadena de televisión: El CEO de la empresa, Tomás Pastor, es el productor de El Objetivo, entre la cadena y Newtral hay una especie de acuerdo tácito por el cual toda información que saca Newtral sale primero en La Sexta y luego, si eso, en otros medios, y Ana Pastor y parte de su equipo salen constantemente en el programa de Al Rojo Vivo con el logo de Newtral de fondo. Este diario ha intentado ponerse en contacto tanto con Ana Pastor como con el equipo de Newtral, pero no han querido hacer declaraciones.

Ferreras y Ana Pastor, cada uno en su respectiva empresa.

Ferreras y Ana Pastor, cada uno en su respectiva empresa.

Además, hay equipos de La Sexta y Newtral trabajando juntos y se genera una dinámica en la que Pastor y Ferreras se retroalimentan. A nivel empresarial esto no supondría ningún problema, pero hay que tener en cuenta que el sesgo ideológico evidente y legítimo que tienen todos los medios de comunicación privados podría enturbiar la independencia que tiene que tener un fact checker, especialmente cuando la única accionista de Newtral es la presentadora estrella deuna cadena privada. 

Un contrato enigmático

El trabajo que Newtral y Maldita.es tendrán que hacer para Facebook es sencillo, es el mismo de siempre. La red social les habilitará una herramienta que, a través de inteligencia artificial, va sacando listas de publicaciones de Facebook que podrían ser falsas y ellos tienen que valorar si lo son o no. A pesar de ello, no tienen la capacidad de borrar las noticias

“Es el trabajo que venimos haciendo cada día de lucha contra los bulos, pero enfocada también a esa desinformación que se esté moviendo en Facebook”, explica en conversación con este diario Julio Montes, uno de los fundadores de Maldita.es. “No nos vamos a centrar en la plataforma sino que vamos a estar más pendientes de que nuestro trabajo también tenga repercusión en la mejora del ecosistema de Facebook”, añade.

“Podemos entrar a verificar contenido en castellano de fuera de España, pero nos vamos a centrar en lo que se está moviendo aquí, porque el criterio es el que utilizamos siempre en Maldito Bulo [la vertiente de Maldita.es que se de dedica a desmentir noticias falsas] y siguiendo la metodología de Maldita.es”, asegura Montes.

Este diario se ha puesto en contacto con la delegación de Facebook en España y desde la empresa cuentan que estas nuevas iniciativas consisten en un interés de mezclar tecnología con el factor humano en la detección de noticias falsas. Cuando un verificador como Newtral o Maldita.es considera que una noticia es falsa o tendenciosa, el contenido no será destacado y aparecerá por debajo del resto, a pesar de la viralidad que pueda tener.

"Al hacer que aparezca más abajo, los lectores potenciales se reducen en un 80%", relatan desde Facebook, y esto además tiene un impacto económico ya que a menos visitas, menos dinero. Además, se intentará notificar a los usuarios en el momento en el que comparten una noticia que es falsa para que sean conscientes de ello. 

Sin embargo, aunque el trabajo que tienen que realizar está bastante claro, hay muchos enigmas que rodean a este acuerdo comercial. En primer lugar, los equipos no tienen la obligación de revisar una cantidad de noticias determinadas al día, por lo que no queda muy claro cómo va a ver Facebook la productividad. Por otro, la actividad empezó el pasado 12 de marzo, para empezar a arrancar antes de las elecciones, pero no tiene una duración determinada y, por último, no se sabe cuánto paga Facebook

La red social ha hecho que Newtral y Maldita.es firmaran un contrato de confidencialidad en torno a algunas cuestiones del contrato, entre ellas lo que va a pagar por su servicio. Hay un precedente, de todas formas. La empresa estadounidense Snopes, que también se dedica al fact checking, fue contratada por Facebook para esto mismo, junto a ABC News y Associated Press, y en 2017 recibió 100.000 dólares por el trabajo. 

Se desconoce si esta cifra es similar o no en España, algo que llama la atención especialmente porque ambas empresas luchan por la transparencia y por la independencia. Cabría preguntarse, entonces, si que una empresa como Facebook, una de las más principales del oligopolio de las tecnológicas, financie parte de empresas supuestamente neutrales e independientes podría perjudicar, en efecto, su neutralidad e independencia. ¿Trabajarán Newtral y Maldita.es igual de bien en informaciones que afecten negativamente a Facebook, que existen unas cuantas?

Newtral picó, como todos

La situación que tuvo lugar el pasado miércoles con las medidas que el Partido Popular planea incluir en su Ley de Maternidad refleja a la perfección el paradigma de las fake news contra las que es más difícil luchar. No son cosas del todo ciertas, pero tampoco son falsas, se mueven en una escala de grises y por eso los medios y, en este caso, también los fact checkers pueden picar.  

Lo que propuso el Partido Popular es  algo que ya se hace en Madrid como parte de una campaña de prevención de abandono de bebés. En un caso extremo, una madre en situación irregular que pudiera ser deportada por entregar a su bebé en adopción podría optar por abandonarlo para evitar ser expulsada de España. Lo que ha propuesto el Partido Popular es desligar esa causa de ese efecto.

El portal de Newtral compartiendo la noticia.

El portal de Newtral compartiendo la noticia. E.E.

Pero el debate se salió del cauce por culpa de muchos. El Partido Popular no supo explicar bien el brete en el que había decidido meterse ni cuando Newtral les llamó para poder aclararlo, los medios lo replicaron sin comprobar el fondo de la cuestión, y los políticos y demás personalidades con influencia se lanzaron a valorarlo con la profundidad de un tuit. 

Como curiosidad, según las propias etiquetas que Newtral usa para clasificar las informaciones, la que ellos mismos hicieron recibiría la calificación de ‘Engañoso’: “la afirmación contiene datos correctos, pero ignora elementos muy importantes o se mezcla con datos incorrectos dando una impresión diferente, imprecisa o falsa”, según la definición de su propia web. 

Fue, paradójicamente, Maldita.es la que tuvo que salir a desmentir y aclarar la noticia. Esto se parece a lo que los anglosajones denominan el sistema de checks and balances, que implica que cuando una parte de algo falla hay otras partes de lo mismo que hacen de contrapeso y corrigen ese fallo. Pero qué pasaría si se equivocan los dos, ¿quién vigila al vigilante?.