Los mineros estaban a punto de entrar al pozo para finalizar al rescate: el error de calculo vuelve a dilatar los tiempos

Los mineros estaban a punto de entrar al pozo para finalizar al rescate: el error de calculo vuelve a dilatar los tiempos Marcos Moreno

Reportajes

Un error en el cálculo del diámetro obliga a rellenar y perforar de nuevo el pozo para rescatar a Julen

Las dificultades han aparecido durante el proceso de encamisado con tubos del orificio tras superar los 40 metros de profundidad.

Totalán (Málaga)

Noticias relacionadas

Paso atrás de calado en las tareas de rescate de Julen. La Subdelegación del Gobierno en Málaga ha informado a las 12  de la mañana de este martes de que el pozo por el que debían acceder los mineros ha de volver a rellanarse con "tierra fina" y que se volverá a perforar con un diámetro mayor al actual, de 1,2 metros.

Dichas dificultades han aparecido durante el proceso de encamisado con tubos del orificio. "Tras superar los 40 metros de profundidad", explican fuentes oficiales, "los tubos no sobrepasan esa cota y, ante el riesgo de que puedan quedar atascados, se ha decidido sacarlos para preservarlos en perfecto estado. Se han barajado varias opciones para reconducir la situación y se ha optado por la más segura: se rellenará el pozo con tierra fina y se volverá a perforar con un engrosamiento un poco mayor. No es posible dar una estimación de tiempo. La maniobra ya ha comenzado".

Este nuevo retraso evidencia un error de los estudios realizados por el equipo de ingenieros para la perforación del pozo por el que los mineros debían descender a la cota por la que se piensa que ha de estar Julen, el niño de dos años al que se busca desde el domingo 10 de enero.

[Más información: así es la cápsula de los hermanos tirados con la que se rescatara a Julen]

Está previsto que a lo largo del día el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, visite las obras y atienda a los medios de comunicación. 

Los operarios trabajaban desde anoche en la introducción de diez tubos de hierro de seis metros de altura que debían de ir soldados con una precisión milimétrica con el objetivo de evitar desviaciones. Este trabajo tan minucioso obedece a que los mineros han de acceder al fondo de su pozo dentro de una cápsula creada 'ex profeso' para el rescate. Mide 2,5 metros de altura y 1,2 de diámetro.

Varios operarios viendo la obra. A la dcha., la cápsula en la que los mineros descenderán.

Varios operarios viendo la obra. A la dcha., la cápsula en la que los mineros descenderán. Marcos Moreno

El ingeniero de Caminos que coordina el rescate de un niño de dos años en Totalán (Málaga), Ángel García, explicó a última hora de la noche de este lunes que este proceso previo al descenso de los mineros podría llevar entre 12 y 14 horas. Sin embargo con el error de cálculo los tiempos volverán a diltarse en el tiempo.

Una vez dentro, los mineros deberán cavar una galería perpendicular al pozo de Julen de unos cuatro metros de longitud. Las autoridades esperan hallar al niño entre la cota -71 y la -73 del orificio de 23 centímetros de diámetro al que cayó el domingo 10 de enero.