Jairo (izquierda) y 'Caramelito', su hermano, a la derecha.

Jairo (izquierda) y 'Caramelito', su hermano, a la derecha.

Reportajes

Jairo, el hermano de 'Caramelito', también detenido por la paliza al bebé con un bate de béisbol

Dos días después de la detención de Joaquín Torrejón Moreno, alias 'Caramelito', su hermano Jairo Torrejón Moreno  se ha entregado como presunto colaborador en la agresión a su hijastro, de dos años, y a su madre que tuvo lugar el pasado domingo en el barrio de Torreblanca, en Sevilla. 

Torrejón perpetró la agresión emprendiéndola a golpes con su pareja y el hijo de esta. Agredió a ambos con un bate de béisbol. El bebé fue el que se llevo la peor parte y por eso estuvo al borde de la muerte. Finalmente, los médicos pudieron salvarle la vida al pequeño de dos años, que pasó varias horas en estado crítico.

Ahora su evolución es favorable y ya ha pasado a planta del hospital Virgen del Rocío, donde se encuentra fuera de peligro. Al llegar presentaba varias hematomas por todo el cuerpo y una fuerte contusión en el cráneo. El detenido también agredió a la madre del menor. La joven también recibió asistencia hospitalaria, pero fue dada de alta a las pocas horas. El pequeño continúa ingresado. 

Tres días retenidos

Las víctimas habían sido encerradas durante al menos tres días en una vivienda de la zona de Torreblanca. Cuando la emprendió a golpes con ellos, para mantener retenida a la pareja y al niño contra la voluntad de ambos, 'Caramelito' tuvo que contar, presuntamente, con la colaboración de alguien. Es ahí donde los investigadores sospechan que participó su hermano Jairo. 

El pequeño, tras el brutal ataque de un hombre con un amplísimo historial de antecedentes delictivos -a sus 27 años de edad, era la novena vez que le detenían- se encuentra ya fuera de todo peligro. Ahora, los investigadores, con la autoría del crimen ya clara, investigan, aparte de los golpes que le asestó al bebé, mordiscos con los que 'Caramelito' pudo haberle agredido. 

El agresor es un rostro conocido para las autoridades policiales de Sevilla. "Lo que se suele llamar un quinqui, vamos", señalaba este martes un agente a este periódico. Joaquín Torrejón reside en el barrio hispalense de Torreblanca. Fuentes de la Policía Nacional informan a EL ESPAÑOL que en su expediente constan antecedentes desde que era menor de edad. Se le había detenido con anterioridad por los delitos de robo con violencia, robo con fuerza, contra la seguridad del tráfico y por una reclamación de un juez.

Tras la agresión sufrida en la casa del crimen en la que habían permanecido retenidos, madre e hijo fueron trasladados por 'Caramelito' y su hermano a otra casa. Por el momento, se sigue investigando si intentó borrar pruebas al quemar la casa donde atacó al bebé con el  bate de béisbol.