Juan Francisco, Guardia Civil apuñalado en Don Benito.

Juan Francisco, Guardia Civil apuñalado en Don Benito.

Reportajes

Juanfran, el guardia civil pacificador asesinado a puñaladas por tres hermanos feriantes

Juan Francisco Lozano Díaz había bajado desde Zarautz (Guipúzcoa, País Vaco), como en cada periodo vacacional, a Don Benito (Badajoz), a su pueblo, para celebrar el Día de los Santos. Era una de sus costumbres. Allí, siempre, se había sentido a gusto. Es donde nació, donde creció y donde se crió. Conservaba amigos y familia. Y allí, también, le gustaba tomarse unas cañas a mediodía o algo por la noche. Era, en definitiva, uno más, un extremeño de pro. “Se le quería mucho”, cuentan los vecinos a EL ESPAÑOL, apenados por su fallecimiento en la noche de Halloween, cuando, presuntamente, tres feriantes habrían acabado con su vida. Está por ver la implicación del cuarto detenido.   

Un Guardia Civil muere apuñalado cuando intentaba mediar en una pelea

El agente de la Guardia Civil extremeño, que estaba destinado en Zarautz, bajó al pueblo sin preocupaciones, dispuesto a disfrutar del puente y descansar. Y, el miércoles por la noche, salió a tomar algo. No llevaba la vestimenta de trabajo. Nadie, absolutamente nadie, podía intuir a qué se dedicaba. Y todo transcurrió con normalidad hasta las dos de la madrugada. Era, en definitiva, un día más. Había acudido a Boston, un local nuevo abierto en Don Benito. Disfrutaba de la noche…  hasta que todo se torció. 

De repente, dentro del bar, se armó una trifulca. Insultos, empujones y demás. Y, Juan Francisco Lozano Díaz, aunque vestido de civil, no pudo contenerse. Trató de detener la pelea. Y, lo que comenzó dentro de Boston, terminó fuera. Allí, él intentó apartar a uno de los ‘causantes’ y éste, feriante (como los otros dos presuntos agresores, todos de la misma familia), se dio la vuelta, sacó un cuchillo y lo apuñaló. Le asestó dos, una en el cuello y otra en el costado. Está por ver si el cuarto arrestado está implicado. 

Los tres feriantes que asesinaron a Juanfran.

Los tres feriantes que asesinaron a Juanfran.

A esa misma hora, a las dos de la madrugada, el Servicio de Emergencias recibió una llamada. Se trasladaron hasta la zona alertados por los vecinos. Juan Francisco fue asistido por una unidad medicalizada. Se intentó salvar su vida mediante la reanimación cardiopulmonar durante una hora, pero no se pudo hacer nada. Las dos puñaladas resultaron mortales. 

Cuando la Policía y la Guardia Civil llegó, los agresores ya no se encontraban cerca del bar Boston. Huyeron en un BMW X6 blanco y las autoridades pidieron ayuda para buscarlos a través de las redes sociales, dando sus nombres y ofreciendo sus fotografías. Se trataban de Felipe García Lozano, Arturo García Lozano y Orlando Ángel García Lozano. Todos hermanos y feriantes. “Gente que siempre daba problemas en el pueblo”, reconocen vecinos en conversación con EL ESPAÑOL. 

A media tarde, los tres se entregaron. Fueron a la Comisaría de la Policía y reconocieron que habían sido ellos los que estaban presentes en la trifulca. El cuarto detenido es una persona que se ofreció como testigo de madrugada. Todo indica a que el presunto autor de las puñaladas habría sido Orlando Ángel García Lozano. Él fue el que acabó con la vida del Guardia Civil.  

Por el camino, Juan Francisco, Juanfran para los amigos, a sus 50 años, deja dos hijos y un último viaje al pueblo. Bajó a Don Benito para descansar y disfrutar del pueblo para luego volver a Zarautz, donde estaba destinado como Guardia Civil desde hace 25 años. En ambos lugares, este jueves, Día de todos los Santos, lo honraron. “Se va una buena persona, un trabajador ejemplar y un gran compañero”, le rendían homenaje sus compañeros. 

Atrás quedan sus gustos, como la cocina, y sus muchas charlas en su pueblo. Un agente que, estando de vacaciones, cumplió con su deber. Intentó que aquella reyerta en su pueblo, en el estreno del bar Boston, no acabara mal. Quiso socorrer y acabó saliendo mal parado. Ahora, los tres detenidos tendrán que prestar declaración. Está por ver qué ocurre con el cuarto arrestado. Lo que es seguro es que acabaron con la vida de Juanfran