Un camarero arenga a un inmigrante.

Un camarero arenga a un inmigrante.

Reportajes

La humillación xenófoba a un ‘gorrilla’ africano en el peor chiringuito de Valencia

  • El camarero arenga al inmigrante y le ‘atiza’ a Pedro Sánchez y a su mujer.
  • “Coger toda la pasta posible y darnos por el culo a los españoles”, se queja. 

Noticias relacionadas

“Lo peor de lo peor”, “horrorosa atención”, “muy sucio”, “fatal”, “no hay vergüenza”, “estafadores”… Estas son algunas de las lindezas que se han escrito en TripAdvisor sobre ‘Casa Zaragoza’, el restaurante viral de la polémica; el lugar donde un camarero, en tono jocoso, despreció a un inmigrante y lo humilló frente a la barra entre las risas de algunos de sus empleados y la vergüenza de otros, que observan la escena con la cabeza gacha.

Camarero racista de Valencia


La escena no da lugar a equívocos. El camarero, dueño del establecimiento, con un bolígrafo en la mano, cuenta una a una las monedas que le da un inmigrante, un ‘gorrilla’ que había pasado al restaurante para cambiar las monedas que había ganado fuera. “¡Cinco! ¡Seis! ¡Siete!...”. “Coger toda la pasta posible y darnos por el culo a los españoles”, le espeta, para empezar, desde detrás de la barra, el hombre. Ese es el comienzo. Después, sigue…


Cuenta en voz alta los 20 euros en monedas que le entrega el inmigrante y continúa su arenga: “Limpitos para ti, y yo la mitad, yo español, y encima pago impuestos para ti”. Así sigue, mientras le da un billete y le dice: “¡Viva España!”.


Antes del incidente, el camarero se acuerda también de Pedro Sánchez: “Libres de impuestos, ¿eh? Y a la buchaca, ¿eh? ¡Viva España! ¡Y viva Pedro Sánchez! Y la mujer, que ahora se ha hecho presidenta de África (en referencia al puesto que ocupa como directora del Instituto de Empresa para África). Dentro de poco, os llama a todos y os pone en la puerta para que os la folléis”, explica en su argumentación.


Al otro lado, el inmigrante, mientras escucha la arenga, ríe. No dice ni una palabra. Asiente, mira cómo el camarero cuenta las monedas, cómo le va soltando improperios y lindezas, y cómo le grita “¡Viva España!” antes de irse. No hace nada más. Se da la vuelta y, avergonzado también, sale del establecimiento para seguir con su trabajo.


EL PEOR CHIRINGUITO DE VALENCIA


El vídeo, que se ha hecho viral en Twitter, ha desencadenado una ola de críticas a través de las redes sociales. En TripAdvisor, su nota ha caído en picado: un 79% de las opiniones lo califican como pésimo, un 7% como malo, un 7% como normal, un 5% como muy bueno y un 2% como excelente. La comida tiene dos sobre cinco, el servicio y la calidad/precio no llegan ni a dos, y la atmósfera a dos y medio.


Pero la nota no ha caído sólo por el incidente entre el camarero y el inmigrante, sino porque su fama ya le precedía. En 2014, fue galardonado como el peor restaurante de Valencia, y las opiniones ya eran lapidarias. “Deplorable”, “caro y malo”, “organización pésima”, “mal servicio y raciones escasas”… Y suma y sigue.


A esto se unieron comentarios contra el camarero acusándolo de “racista” y “xenófobo”, pero esas opiniones y la foto del dueño del chiringuito arengando al inmigrante han desaparecido. Pero la fama ya no hay quien se la quite. El restaurante ‘Casa Zaragoza’ ya está señalado por su comida, por su servicio y por sus comentarios. Ha ganado la ‘Estrella Michelín’ en racismo.