La imagen de Andy y Lucas en cuestión, denunciada por los padres del pequeño Gabriel.

La imagen de Andy y Lucas en cuestión, denunciada por los padres del pequeño Gabriel.

Reportajes

Los padres de Gabriel contra Andy y Lucas: “¿Quién os ha dado permiso para subir la foto al escenario?”

  •  "Sentimos este acto como una invasión hacia nosotros", explica un comunicado de la familia.
  • En un concierto reciente, el dúo musical exhibió una camiseta de apoyo a la familia.
  • "Creemos que se han traspasado algunos límites en el momento se decide colocar la foto", dice el texto.
  •  

Patricia Ramírez y Ángel Cruz, los padres del niño Gabriel, han difundido esta mañana un comunicado contra el dúo musical Andy y Lucas.  Los padres del pequeño asesinado el pasado 27 de febrero por Ana Julia Quezada en Almería han querido así señalar su desacuerdo con los cantantes, quienes en uno de sus últimos conciertos exhibieron en el escenario una camiseta con el rostro del pequeño Gabriel. La camiseta incluía el mensaje "Justicia ya". "Sentimos este acto como una invasión hacia nosotros". El texto viene encabezado con la frase: "¿Alguien podría explicarnos quién les ha dado permiso para subir la imagen de nuestro hijo a su escenario?

"Creemos que se han traspasado algunos límites en el momento se decide colocar la foto, en pantalla gigante o impresa en una camiseta, de mi hijo Gabriel pidiendo JUSTICIA YA en el contexto de un concierto musical, pasándose por alto el derecho que tenemos como padres a estar informados y a poder decidir sobre este tipo de cuestiones", explican los progenitores del menor asesinado en el comunicado. "Esto lógicamente ha originado una situación desagradable que no hace más que aumentar nuestro dolor. Por ello siendo coherente, y estando en consonancia con mis principios, he pensado que debía aclarar mi malestar por lo acontecido pidiendo, por favor, reflexionen sobre su proceder dando ejemplo de civismo y concordia".

Los padres insisten en que siempre hay que "predicar con el ejemplo". "Desde que mi hijo se marchó he intentado no saltarme esta máxima que ha marcado mis pasos. Nuestras vidas quedaron paralizadas, con un impacto mediático imprevisto que alejó la posibilidad de pasar desapercibidos, desbordados y alentados por una marea de buena gente que nos ofreció su amor, respeto y amistad".

El comunicado, firmado por Patricia Ramírez, la madre del pequeño, insiste en que "si se habla precisamente de Justicia, lo que no es justo es que su foto este usándose como reclamo de ésta, sin hacerle justicia ni a él ni a su familia"

"Cuanto menos, informarnos"

 El comunicado se extiende en tres páginas. En él, la familia insiste en que, al menos, les habría gustado saber que Andy y Lucas iban a exhibir la camiseta durante el concierto. "Creo que lo que hubiese procedido en este caso, es cuanto menos informarnos y darnos la posibilidad de decidir si estamos de acuerdo con este tipo de iniciativas, que no han sido impulsadas por nosotros. No sé si me amparan las leyes al respecto, pues no las conozco lo suficiente. Pero si me ampara el sentido común cuando les pido que traten a mi hijo como si fuese el suyo".

"Había que pararse unos días a pensar y reflexionar, con Ángel e intentar empatizar con quienes han utilizado recientemente la imagen de Gabriel junto a un eslogan político, llegando incluso a sentir que pudiese ser una manifestación de cariño más hacia nosotros y nuestro hijo Gabriel. Fruto de la reflexión con Ángel decidimos que resultaba necesario pronunciarse, puesto que pasar por alto este tipo de acciones en pro de no aumentar más nuestro grado de tensión, evitando cualquier confrontación o posible malestar, no sería lo acertado. Hemos decidido exponer públicamente que sentimos ese acto como una invasión hacia nosotros y la imagen de nuestro pequeño, derecho al que no se debe renunciar y por tanto consideramos que hemos de reivindicarlo", prosigue el texto de la familia.

En el texto, los padres critican también la exposición mediática a la que se han visto sometidos desde la desaparición de su hijo, incluso días antes de que el cadáver del pequeño apareciese y el caso quedase resuelto con la detención de la madrastra del chiquillo. "Ofrecimos unas fotos para la búsqueda en su desaparición y se multiplicaron. Recuerdo la primera vez que vi la foto de su nacimiento en el hospital, en un vídeo que me enviaron; al principio permítanme, sentí asaltada mi intimidad, después respiré y pensé que ¡Facebook es lo que tiene!".

"Siempre he tenido en cuenta a los pequeños en mi proceder; como maestra y madre, intento pensar en cómo lo verían sus ojos, como los de sus “compis” de cole o los miles de pequeños artistas que nos hicieron llegar sus emociones y cariño", continúa Patricia Ramírez.

Por todo ello, la familia piensa que hay que tener más sentido común en este tipo de actuaciones: "La protección del menor es un asunto de todos y en nuestras acciones debería estar siempre muy presente. He reflexionado mucho sobre la idoneidad de realizar y difundir este escrito, pero pienso, como digo al principio de la presente, que hay que predicar con el ejemplo".