Txema, el feminista preso por violación, lleva una camiseta que pone feminismo en varios idiomas

Txema, el feminista preso por violación, lleva una camiseta que pone feminismo en varios idiomas

Reportajes Agresión sexual

Txema, el feminista preso por violación: ¿un lobo con piel de cordero?

  • Este político independentista aragonés ha sido detenido por presunta agresión sexual a una mujer de 24 años.
  • El informe del Hospital Miguel Servet de Zaragoza certifica que la víctima ha sufrido lesiones genitales.
  • El detenido se llama Chesús 'Txema' Royo, es educador social y se define como feminista y activista medioambiental.

Chesús ‘Txema’ Royo es un conocido activista y educador aragonés de extrema izquierda. Se considera ecologista, independentista y feminista. Sobre todo feminista. Para él, “un no es un no”. Lo luce con orgullo y lleva camisetas donde pone la palabra "feminista" en varios idiomas, como la que abre este reportaje.

En su faceta como activista medioambiental se hizo conocido por liderar acciones radicales para salvar el pantano de Yesa (Huesca) de unas obras que quieren realizar. De aquella acabó detenido y le pedían 6 años de cárcel. A él y a otros siete activistas, que son conocidos como "Los 8 del Yesa". Ahora, las acciones para salvar el pantano han bajado de intensidad y consisten en montar un festival de verano. Un evento que se celebró este fin de semana. Y en esa fiesta, Txema, el aliado feminista, violó presuntamente a una de las asistentes.

Txema Royo, del partido independentista aragonés Puyalón de Cuchas, está preso como presunto autor de una violación a una joven de 24 años en el municipio de Artieda (Huesca). La víctima fue atendida en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde el examen reveló varias lesiones en su zona genital.

Fiesta libre de violaciones

Sucedió el domingo en el festival “Esfendemos la tierra” (Defendemos la tierra). Un evento festivo juvenil de tres días que se celebra en el Pirineo y tiene una reivindicación principal: evitar la obra del pantano de Yesa. Y una filosofía clara: ser una fiesta libre de agresiones sexuales. Por eso hay una zona ad hoc llamada Espacio Feminista, donde asesorar y atender cualquier problema o alerta.

Chesús 'Txema' Royo es educador en Zaragoza e independentista aragonés

Chesús 'Txema' Royo es educador en Zaragoza e independentista aragonés

Txema, que presume de feminismo, cumple el perfil estereotipado de organizador y participante de este festival. Es un educador y activista de izquierdas muy comprometido con muchas causas. No sólo feminismo, también medio ambiente. De la defensa de esa última proceden sus antecedentes penales. Las obras que se pretenden realizar en el pantano de Yesa le han convertido en un personaje popular en la región después de que fuese detenido y juzgado por enfrentamientos con la Guardia Civil. Él y otros siete compañeros, que ya son conocidos como “Los 8 de Yesa” acabaron sentados en el banquillo por una acción de protesta y resistencia contra las autoridades. Les pedían 6 años de prisión por resistencia y violencia. Aquello se saldó con multas económicas, ellos no pisaron la cárcel y aquel episodio les elevó a la categoría casi de héroes de la resistencia en la zona.

Erosiones y hematomas en los genitales

Pero a Txema Royo, el aliado feminista, se le olvidaron sus principios la noche del sábado 21 de julio. Fue el día en el que presuntamente agredió sexualmente a una joven de 24 años. Según el testimonio de la chica, la toqueteó, le arrancó el sujetador, la empujó contra la pared, le bajó el pantalón y manoseó con fuerza sus genitales hasta el punto de provocarle lesiones. En el Hospital Miguel Servet de Zaragoza fue explorada por especialistas ginecólogos que determinaron la presencia de moratones en la parte superior de los muslos y erosiones en los labios menores, según explica Público. Los facultativos confirmaron dolor en la palpación del órgano genital.

En vistas de las pruebas, el Juzgado Número 11 de Zaragoza ordenó el ingreso en prisión del activista. Fue detenido el lunes por la mañana. En su declaración se mantuvo en su condición de feminista. También dejó claro en su testimonio que para él, “no significa no”. Pero no supo explicar ante el juez el motivo por el que la persona que le había denunciado por violación tenía los genitales amoratados, doloridos y erosionados.

¿Qué sucedió en el festival?

La noche del sábado 21, el municipio de Arteida estaba en fiestas. Se celebraba un acto por la defensa del pantano. Música, alcohol, camaradería, solidaridad... Txema Royo y una joven de 24 años se separan de la masa y se dirigen en solitario a un callejón apartado. Royo le ha pedido a ella que le acompañe porque se siente mal, muy ebrio. No encuentra las llaves de su inmueble y le pide a la joven que le ayude a buscarlas. Es ahí cuando, según la denunciante, el activista feminista se abalanza sobre ella. Parece olvidar Royo ahí su propio estado de embriaguez incapacitante para buscar unas llaves. Se repone físicamente bien y se lanza sobre ella. La empieza a toquetear, le arranca el sujetador, la estampa contra la pared, le baja los pantalones y le empieza a sobar los genitales con violencia.

Txema Royo era el responsable de relaciones internacionales de Puyalón

Txema Royo era el responsable de relaciones internacionales de Puyalón

La chica se zafó de la agresión y se dirigió al espacio feminista del festival, llamada Punto Morado, para alertar de que acababa de sufrir una agresión sexual. La víctima llegó llorando y fue atendida por el personal de este espacio del festival. Después se dirigió a formular la denuncia pertinente a la comisaría de la Policía Nacional.

Royo seguro que pudo llegar a su habitación a pesar de la borrachera, pero fue detenido la mañana del día siguiente. Declaró que fue una relación consentida, que él es feminista, subrayó a que él defiende a ‘sus’ colectivos y que tiene claro que “no es no”. Pero no supo dar una explicación convincente de por qué su presunta víctima había sufrido aquellas erosiones y contusiones en la zona genital. La declaración no pareció convencer al juez. Lo mandó a prisión, habiendo comprobado que Royo tiene antecedentes penales por resistencia y lesiones por la recordada protesta de “Los 8 del Yesa” contra la obra del pantano.

Expulsado del partido

Por el momento, la reacción de su partido Puyalón de Cuchas ha sido expulsarlo, pero también subrayar la presunción de inocencia de su hasta ahora responsable de relaciones internacionales y advertir a los medios del tratamiento que vayan a hacer sobre la noticia. El partido ha emitido un comunicado en el que aclara que “hemos decidido expulsar al militante T. R. de la organización. Este suceso nos ha sumido en un profundo dolor, y no vamos a tolerar que se realicen juicios paralelos e interesados por parte de algunos medios sensacionalistas. Por eso mismo, y aun habiendo tomado las medidas pertinentes como organización, creemos en el derecho a la presunción de inocencia, como una garantía judicial, que en tantos otros casos hemos defendido. Y no confundimos este derecho con la verdad de los hechos acontecidos”.

Entretanto, Txema, el activista feminista, sigue preso como presunto autor de una violación, a la espera de que el juzgado de Ejea de los Caballeros (que es el que se encarga de los sucesos acontecidos en el municipio de Arteida) instruya el caso.