Los cinco sevillanos condenados a 9 años de cárcel por abuso sexual con prevalimiento.

Los cinco sevillanos condenados a 9 años de cárcel por abuso sexual con prevalimiento.

Reportajes

'La Manada' acude por primera vez a firmar al juzgado: cada 10 firmas, un día menos de cárcel

Los cinco miembros de la Manada han cumplido ya la primera de las obligaciones que les imponía la Audiencia Provincial de Navarra al concederles la libertad provisional bajo fianza: comparecer los lunes, miércoles y viernes en el juzgado de guardia.

Por cada diez veces que firmen ante la autoridad judicial, se les restará un día de condena a prisión. Es lo que se conoce como comparecencias apud acta, indican fuentes judiciales a EL ESPAÑOL. A la Justicia no le interesa poner presentación a los condenados todos los días, porque se reduce la condena. Lo normal es que se haga semanalmente o cada 15 días.

Esta procedimiento es relativamente novedoso y anteriormente no se hacía, según confirman dichas fuentes. El descuento está avalado en el artículo 59 del Código Penal y en distinta jurisprudencia como 'recompensa' por el hecho de presentarse  ante la autoridad judicial las veces que se les requiera. Este método también fue establecido por una sentencia del Tribunal Supremo del 7 de enero de 2014.

Cada uno por su lado

José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza, Jesús Escudero y Antonio Manuel Guerrero, condenados por abusar sexualmente de una chica de 18 años en los Sanfermines de 2016, han acudido en solitario, uno por uno. Lo han hecho a distintas horas del día y siempre acompañados de terceras personas que los dejaban en la sede judicial y los recogían al salir, siempre intentando evitar las cámaras.

El primero en presentarse en los juzgados de Sevilla ha sido Cabezuelo, el militar. Habían pasado pocos minutos de las 9 de la mañana. Después, el Prenda, alrededor de las 11 de la mañana. El tercero ha sido Ángel Boza, sobre las 11 y media.

'La Manada' firma ante el juez

El último ha aparecido a las 12.45 horas

Había pasado treinta minutos del mediodía cuando ha aparecido Antonio Manuel Guerrero, el guardia civil. Ha entrado por una puerta distinta de la principal, pero las cámaras igualmente han capturado la imagen. Escasos minutos más tarde, a las 12.45, se ha personado Jesús Escudero, el peluquero. Era el último en comparecer. 

Los cinco sevillanos, condenados a 9 años de cárcel, han mimado la estética en esta aparición, intentando transmitir una imagen más cuidada, más formal. Es la misma estrategia que siguieron en el juicio, celebrado en la Audiencia Provincial de Navarra el pasado mes de noviembre.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra les impuso la libertad provisional bajo una fianza de 6.000 euros la pasada semana. Apenas tardaron unas horas en reunir el dinero. La Manada abandonó la cárcel en la tarde del pasado viernes.