Los agentes de la Guardia Civil trasladan el cuerpo del menor.

Los agentes de la Guardia Civil trasladan el cuerpo del menor. Pedro Montes

Reportajes

El piloto de la lancha que mató al niño intentó huir y el copiloto se lo impidió golpeándolo

Tras arruinar la fuga de su compañero con un puñetazo, el copiloto de la lancha ha quedado en libertad.

El hombre que pilotaba la lancha que mató este lunes a un niño de nueve años en la playa de Getares (Algeciras, Cádiz) trató de darse a la fuga tras la colisión. Después del siniestro, el otro varón que iba a bordo de la semirrígida dio un puñetazo al patrón de la embarcación y le arrebató las llaves para impedir que se produjera la huida. Así lo ha confirmado a EL ESPAÑOL el fiscal jefe de Algeciras, Juan Cisneros.

Durante la mañana de este martes se ha dejado en libertad sin cargos al copiloto de la lancha, mientras que el patrón continúa en los calabozos de la comisaría de Algeciras. Está previsto que pase a disposición judicial el próximo jueves, explica el propio fiscal.

Muere un niño arrollado por una lancha de las utilizadas para el narcotráfico

Manuel, de nueve años, pasaba la tarde navegando con su padre en un barco blanco de cinco metros de eslora en la playa de Getares (Algeciras, Cádiz). Poco más allá de las 17 horas de este lunes, una lancha semirrígida pilotada por un hombre con antecedentes por narcotráfico se estrelló contra ellos. El menor murió en el acto por el fuerte impacto recibido. El progenitor, cuya familia también está vinculada al mercado ilícito de las drogas, salió ileso. También cuenta con antecedentes penales, aunque no por narcotráfico.

Tanto una como otra embarcación se encontraban en una situación irregular. Tal y como explicó el alcalde de Algeciras, está prohibido navegar en los doscientos metros más cercanos a la costa.

El fallecimiento de este lunes llegó sólo 48 horas después de que nueve guardias civiles fuesen agredidos por una turba de 40 personas en la misma ciudad. Una escalera de tensión generada por los clanes de la droga en el sur de España que aúna cada vez más peldaños.