La comisaría de Terrassa fue atacada por seis encapuchados

La comisaría de Terrassa fue atacada por seis encapuchados

Reportajes Ataque separatista

Nuevo ataque de encapuchados contra la comisaría de Terrassa con huevos y pintura

El acto vandálico se produjo anoche en torno a las 2 de la madrugada, cuando 6 encapuchados lanzaron proyectiles con pintura. Sólo había un agente en el interior del edificio

La comisaría de Policía Nacional de Terrassa ha vuelto a ser objeto de un ataque por parte de radicales separatistas. Es el segundo que este edificio sufre en cuestión de mes y medio. El de ayer consistió en el lanzamiento de huevos y bolas de pintura contra la fachada.

Las ventanas amanecieron llenas de pintura y huevos

Las ventanas amanecieron llenas de pintura y huevos

Los hechos tuvieron lugar anoche, en torno a las 2 de la madrugada. Un grupo de seis peersonas encapuchadas se plantaron en la puerta de la comisaría y procedieron a bombardear puerta, fachada y ventanas con globos llenos de pintura y huevos. La mayor parte de los artefactos estaba rellena con pintura amarilla, aunque había otros que llevaban pintura de color morado.

Un solo agente de guardia

El ataque fue rápido y los agresores huyeron de inmediato. Dentro sólo había un agente de Policía Nacional haciendo guardia, dadas las carencias de personal con las que cuenta el cuerpo en Cataluña actualmente. Dicho agente, además, no puede realizar labores de seguridad ciudadana, por lo que sólo pudo respetar el protocolo y poner el hecho en conocimiento de Mossos d'Esquadra y de Policía Municipal.

Agentes de dichos cuerpos se personaron en la comisaría unos 15 minutos más tarde, cuando los autores del ataque ya habían huido. Por el momento no hay detenidos, pero fuentes de la Jefatura de Policía Nacional en Barcelona han asegurado que se está investigando el ataque con las imágenes registradas por las cámaras de seguridad que hay instaladas en la puerta. También han afirmado que no se va a reforzar la seguridad del edificio a pesar de que se haya convertido en un claro objetivo de los atentados callejeros. 

Imagen de la comisaría atacada desde el interior

Imagen de la comisaría atacada desde el interior

Los daños materiales aún no han sido reparados. Las tareas de limpieza serçan costosas. Esa comisaría hace, en la actualidad, labores de expedición de documentación, por lo que hoy a funcionado a pesar de los daños provocados.

Segundo ataque en menos de un mes

La comisaría de CNP en Terrasa se ha convertido a en un objetivo habitual para los radicales separatistas. El pasado 18 de diciembre fue el escenario de una concentración independentista que concluyó con la proyección de imágenes en la fachada del edificio. Imágenes del 1 de octubre y de acciones contra el cuerpo de Policía Nacional en el territorio catalán. 

Pintura amarilla y lila lanzada con globos y huevos

Pintura amarilla y lila lanzada con globos y huevos

La primera vez fueron sólo imágenes con un proyector. Ayer ya fueron objetos lanzados contra la fachada, con premeditación y nocturnidad. Y en superioridad numérica, puesto que sólo se encontraba una persona en el interior. La tipología del ataque ha variado. Cada vez es más agresiva y algunos agentes confiesan que temen al pensar cómo será el próximo ataque. "Esto va subiendo de intensidad. Lo mismo tenemos que empezar a temer por nuestra integridad física", advierte uno de ellos.