Miguel, gran aficionado al fútbol, en le playa con su camiseta del Sevilla FC, su equipo.

Miguel, gran aficionado al fútbol, en le playa con su camiseta del Sevilla FC, su equipo. E.E.

Reportajes SUCEDIÓ EN UN INSTITUTO DE SEVILLA

Quince meses de libertad vigilada para el niño que le pegó una patada a su profe

La justicia ha condenado al chico, discapacitado mental, por un delito de lesiones y otro de atentado a la autoridad. No podrá comunicarse con la denunciante, que no era su profesora habitual en el aula de integración.

Miguel, el chico de 15 años con un 58% de discapacidad mental por trastorno de déficit de atención con hiperatividad al que juzgaban hoy por pegar una patada en la espinilla a una profesora de su instituto, ha sido condenado a 15 meses de libertad vigilada por un delito de lesiones y un delito de atentado a la autoridad. La jueza del Juzgado de Menores 2 de Sevilla lo condena también a pagar una indemnización de 280 euros a la denunciante y le impone la obligación de no comunicarse con ella. 

La sentencia, dictada de viva voz tras el juicio celebrado en la mañana de este jueves, es más leve que el castigo que pedía para él la acusación particular, que demandaba -además de los 280 euros- dos años de libertad vigilada y la expulsión definitiva del centro, algo que la juez no contempla. La Fiscalía, por su parte, solicitaba dos años de libertad vigilada por delito de lesiones y delito de atentado a la autoridad, además de la indemnización de 280 euros, pero no la expulsión. 
El equipo técnico del Juzgado de Menores había recomendado, sin embargo, en su informe previo que se cerrara el expediente contra el chico, al entender que ya se le había manifestado suficiente reproche con los trámites judiciales anteriores.
Fragmento de la recomendación de los técnicos judiciales que aconsejaron cerrar el expediente

Fragmento de la recomendación de los técnicos judiciales que aconsejaron cerrar el expediente

El abogado del menor, el penalista Carlos García Sierra, ha explicado a EL ESPAÑOL tras el juicio que le han aplicado a Miguel un atenuante por su discapacidad mental, pero no una eximente completa de responsabilidad, porque según los baremos legales establecidos no llega a ella, "pero se lo merece". "Le han aplicado la Ley del Menor, pero no tendría que haber llegado a esta situación".

La tutora encargada del niño sólo trabaja a tiempo parcial

"Esto es un problema de presupuestos", ha añadido el letrado en referencia a que la propia tutora del niño en el aula de integración del instituto ha reconocido que está a tiempo parcial y a la una termina de su jornada. El incidente ocurrió pasada la una, cuando la especialista se fue y la profesora denunciante, que se encargó puntualmente de los chicos del aula especial, cogió del brazo a Miguel para sacarlo de la clase y él se revolvió pegándole la patada e insultándole.
Miguel, de 15 años y una discapacidad mental, se enfrenta a dos años de libertad vigilada

Miguel, de 15 años y una discapacidad mental, se enfrenta a dos años de libertad vigilada E. E.

La familia no recurrirá la sentencia, pero estudia ahora demandar a la dirección del instituto público San Pablo y subsidiriamente a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. Consideran que el chico, que sufre un retraso madurativo que le hace comportarse realmente como un niño de unos 12 años, tendría que tener apoyo especializado toda la jornada, hasta las tres de la tarde, y no sólo hasta la una.