El Español
Vivir
|
GastroGalicia

Pizzería Santoro: viaje "express" a Nápoles sin salir de Santiago

Te descubrimos la historia y los secretos tras uno de los restaurantes italianos favoritos de la capital gallega
@santoropizzeria
@santoropizzeria
Ofrecido por:

Aunque sus raíces son italianas, la realidad es que Pizzería Santoro nació en Suiza de la mano de Emilio y Leticia como un food truck (vehículo acondicionado para elaborar y vender comida callejera) que ofrecía comida italiana propia de la región de Nápoles. 

Nos cuentan los dueños que dicha cocina es del popolo, del pueblo: muy fresca, sencilla, aromática y tradicional, siempre respetando sus raíces, primando el producto y centrándose en la esencia”. Así era y sigue siendo Santoro.

Food truck en el que Santoro comenzó su aventura hostelera en 2016.

A la pareja, que es compañera de negocios y también de vida, le cambió la vida cuando ella se quedó embarazada y decidieron volver a Santiago, lugar dónde se habían conocido mientras cursaban sus estudios en el Centro Superior de Hostelería de Galicia.

Y así fue cómo poco antes de la pandemia Santoro Pizzería renació en la Avenida de Ferrol tomando su nombre del apellido siciliano de Emilio, Santoro.

Interior de Pizzería Santoro.

Decoración y carta al estilo de la bella Italia

En Santoro nada es casual, pues se ha alzado en el centro de la ciudad desde cero con el trabajo y dedicación de esta pareja que ha decorado al detalle el local y creado una carta de calidad.

“Todo es fruto de nuestras vivencias y experiencias”, señalan. De esta manera, Santoro tiene una identidad propia, además de una oferta artesanal de platos (focaccia, panzzerotto, tagliatelle, insalate, pizza…), y postres (tiramisú, panna cotta, sorbetto….).

Dentro de la cocina italiana, junto a la pasta, podría decirse que la pizza es uno de los platos estrella. ¿Pero cómo se prepara este manjar?

Pizzaiolo de Santoro preparando la masa de la pizza.

Los secretos tras la “vera pizza napoletana”

Antes de que la pizza de Santoro llegue al comensal, pasa por un largo proceso de elaboración: harinas molidas en piedra, levadura fresca, tiempos de reposo de hasta 72 horas… “Siempre respetamos la tradición y los productos naturales en colaboración con proveedores que siguen la misma filosofía que nosotros”, afirman.

Teniendo en cuenta que en Italia se consumen pizza casi a diario, es crucial que la pizza sea ligera y digestiva, y así es como la prepara el equipo de cocina de este local hostelero. “Cada pizzaiolo tiene su esencia, su identidad y su toque”, recalcan, “de hecho popularmente se dice que incluso el PH propio de cada persona influye en la pizza que elabora”.

Pizzaiolo de Santoro preparando una pizza.

¿Y la favorita? La de “tartufo nero” es una de las preferidas: crema de trufa, mozzarella fresca fior di latte, huevo frito semi horneado, parmesano, albahaca y queso taleggio. Dicho queso es muy similar al Arzúa-Ulloa gallego, lo que le da el toque especial que conquista paladares en Santiago. Aun así, Emilio tiene claro cuál es la reina. “En un restaurante italiano, si la Margherita está buena, todo lo demás funcionará también”.

¡Síguenos en Facebook!
Vivir