El Español
Vivir
|
Salud

Asesoras de lactancia materna: La mejor ayuda para los bebés y madres de A Coruña

La maternidad genera numerosas dudas alrededor de situaciones como el destete o el dolor al dar el pecho que asociaciones y emprendedoras como Eva González resuelven acompañando de forma personalizada a las mujeres y sus familias durante el embarazo y tras el parto
La asesora en lactancia materna Eva González y un padre alimentando con jeringa a su bebé.
Cedidas
La asesora en lactancia materna Eva González y un padre alimentando con jeringa a su bebé.
Ofrecido por:

No todas las madres tienen los mismos recursos para acceder a información o herramientas vinculadas a la maternidad y, para suplir parte de estas carencias, surgió la figura de las asesoras de lactancia materna. Eva González ayuda desde A Coruña a las madres a conseguir objetivos como el destete o no sentir dolor al darles el pecho a sus hijos y las acompaña durante el embarazo y tras el parto para resolver todas las dudas que surgen alrededor de la maternidad.

Este mes de agosto se celebra la semana mundial de la lactancia materna, aunque en España se traslada a octubre. El lema será este 2021 Lactancia materna. Una responsabilidad compartida, y las actividades programadas girarán alrededor de la concienciación sobre la importancia de que la lactancia es un asunto de toda la sociedad. Así lo defiende tanto González como la asociación coruñesa ALMA Lactancia, con más de 12 años de experiencia.

Apoyo con ALMA

González denuncia que se ha perdido la cultura de la lactancia y que muchos profesionales de la salud están desactualizados y desinformados en este sentido. "Empezamos a ver que los profesionales que deberían estar ayudando a las madres con sus lactancias no consiguen resolver problemas como que los bebés no ganan peso, para lo que la única solución que dan es leche de fórmula, o como el dolor que tienen algunas madres, a las que les dicen 'aguanta, tienes que hacer callo, pensabas que esto no dolía'", denuncia la asesora.

Un bebé toma el biberón en una foto de archivo.

La asociación ALMA Lactancia, fundada en mayo de 2009 por un grupo de madres con inquietudes sobre la lactancia, funciona como un grupo de apoyo mutuo (GAM). La labor de las las mujeres de la entidad es voluntaria y no cobran nada a cambio. "Trabajamos mucho en las áreas de A Coruña y Culleredo porque ambos ayuntamientos nos han cedido instalaciones, y en Culleredo participamos en una subvención", explica González. La atención que estas mujeres prestan, sin embargo, no tiene fronteras y han atendido casos de toda España e incluso Italia.

ALMA se adaptó a la pandemia para seguir dando la mejor atención posible a las madres y ahora atiende de forma presencial por turnos para controlar el aforo. Las personas interesadas en contactar con la entidad pueden hacerlo en el WhatsApp 667530803 y, de forma preferible porque se atiende de forma más rápida, en el correo electrónico almalactancia@gmail.com.

Ayuda para conseguir los objetivos

"El papel de la asesora es dar a la madre lactante la información y las herramientas que necesita para conseguir su objetivo de lactancia. Es decir, si tu objetivo en lactancia es que no te duela el pecho cuando el bebé mama, la asesora te va a dar indicaciones, información y herramientas que te van a servir para que tu bebé no te haga daño al mamar", ejemplifica González. El trabajo de esta figura, por tanto, no es indicarle a la madre cómo hacer las cosas sino ayudarle a conseguir sus objetivos en diferentes aspectos como el destete.

Una madre amamanta a su bebé recién nacido en una foto de archivo.

La coruñesa explica que cada persona puede decidir cómo desarrollar la lactancia. Así, hay madres que prefieren darle solo el pecho a su bebé (lactancia materna exclusiva) y otras que se decantan por compaginar la materna con la artificial (lactancia mixta). La asesora no toma decisiones ni necesita conocer las motivaciones de la madre, sino que le proporciona las herramientas necesarias para que pueda elegir con la mayor información posible.

Eva González, asesora a tiempo completo

González decidió hacerse autónoma en enero de este año debido a la situación económica que atravesaba su familia. Las mujeres que forman parte de ALMA la apoyaron en este nuevo proyecto que inicia no como voluntaria, sino como trabajadora a tiempo completo. "Ofrezco una atención en lactancia que es complementaria a la que hace la asociación", explica la coruñesa.

La primera consulta suele durar unas dos horas y le sirve a esta profesional para conocer aspectos vinculados a la lactancia y al bebé, desde la boca o la colocación hasta las posiciones. La asesoría se realiza en casa de la madre y pueden participar tanto su pareja, como los hermanos del bebé o incluso la abuela. "Vamos probando las posiciones de la lactancia para que vea cuáles son más cómodas y pueda corregirlas, por ejemplo. En general, se puede resolver todo en la primera consulta", explica esta emprendedora.

Una abuela, una madre y un bebé en una foto de archivo.

González atendió a unas 70 madres en el primer semestre, todas ellas de forma inmediata y personalizada. Varias de sus clientas se pusieron en contacto con ella incluso antes de llegar a casa con su bebé para reservar la cita, mientras que otras llamaron en cuanto detectaron el problema para pedir su ayuda y algunas recibieron formación ya durante el embarazo.

La mayor parte las consultas giran alrededor del dolor que sienten las madres al amamantar a sus bebés, algunas veces vinculado a posibles infecciones por problemas bacterianos en la mama, mientras que muchas otras se centran en los pequeños que no ganan peso. "Hay muchas consultas sobre compaginar lactancia materna e incorporación laboral, para lo que se hace un plan personalizado basado en aspectos como la edad del bebé o lo que come", explica González, que añade que también hay muchas preguntas alrededor del destete.

Una madre sujeta a su bebé en brazos en una foto de archivo.

Esta asesora de lactancia siempre incluye en el pack el manejo del bebé. "Cuando voy a una casa para ver a un recién nacido siempre termino viendo el estado general del bebé, si está hidratado... A los padres, tener una asesora de lactancia en casa les permite comprobar cosas que a lo mejor no se les ocurre", explica González, que ya se enfrentó en alguna ocasión a una situación tan delicada como tener que enviar a los progenitores con su niño al hospital al detectar que algo no iba bien.

Información científica

Uno de los problemas a los que se enfrentan las profesionales de este sector son los mitos existentes alrededor de la lactancia, contra los que luchan mediante la información científica, contrastada y veraz. "Hay que ser rigurosas. Estamos trabajando con bebés y madres", defiende la coruñesa. Alguno de los mitos que desmiente son echar miel en los pezones o dejar dormir al recién nacido en vez de darle de comer: los pequeños deben alimentarse entre diez y doce veces al día.

Una mujer le da el pecho a su hijo en una foto de archivo (Pixabay).

Las madres que acuden a una asesoría o a una asociación lo hacen porque tienen una dificultad en la lactancia. La cantidad de mujeres que atiende ALMA, por ejemplo, aumenta año tras año gracias a que su labor llega cada vez a más personas. La entidad coruñesa, sin ir más lejos, contó en julio con varias participantes de Madrid que estaban de vacaciones en la ciudad herculina.

"Todavía hace falta un último paso, que es entender lo que hace realmente una asesora de lactancia. No somos profesionales de la salud, pero sí que estamos formadas para no cometer los mismos errores que cometen quienes no están ayudando a las madres", concluye González.

Vivir