El Español
Opinión

Tiktok: No es red social para viejos

El repentino auge de TikTok ha establecido una barrera de edad entre esta red y el resto que las marcas y los "boomers" tienen que aprender a salvar.
Pablo Grandío
Por Pablo Grandío

Este no es el típico artículo en el que alguien se queja de las redes sociales que no entiende por estar fuera de la onda (¿se dice así?). Además de eso, incluye una guía de emojis al final. 

La gente de cierta edad nos salvamos por los pelos cuando Instagram le hizo la jugada a Snapchat y le copió la idea de las stories, haciendo que las fuésemos entendiendo poco a poco y nos pudiésemos subir a ese carro sin tener que aprender una aplicación nueva de golpe y desde cero. Pero con el auge de TikTok no tenemos más remedio que apechugar y asumir que hay un salto generacional y que nos hemos quedado atrás. Ese tren salió mientras nosotros estábamos haciendo cola para sellar la Bonoloto, y el plagio de los reels de Instagram no ha conseguido chafar a TikTok del mismo modo que, en su momento, sus stories cortaron de golpe el crecimiento de Snapchat.

Más allá de las divertidas parodias que se hacen sobre la gente “mayor” que se mete en TikTok, como la de Pantomima Full sobre estas líneas, lo cierto es que es muy interesante constatar cómo hay una verdadera frontera de edad entre esta red social tan emergente y el resto de comunidades en Internet.

Hasta ahora se habían producido fenómenos de transición muy naturales: desde su masa crítica inicial de personas nacidas entre el 75 y el 90, Facebook ha ido llegando progresivamente a gente de mayor edad mientras perdía poco a poco a los usuarios más jóvenes, que se han ido decantando por Instagram. Ningún problema para Mark Zuckerberg, porque todo es suyo. En paralelo, con una audiencia casi tan numerosa pero mucho menos activa, LinkedIn se ha ido consolidando para sus quehaceres, mientras que Twitter sigue siendo la mejor manera de enterarse de qué ha pasado o por qué habla de algo la gente.

La clave de TikTok es que su crecimiento ha sido verdaderamente rápido y su verdadera explosión ha sucedido en un momento en el que muchos millones de personas tenían mucho tiempo libre -el confinamiento-, por lo que esos usuarios que ganó tan velozmente consumieron una gran cantidad de contenido y se fidelizaron fácilmente. Durante estos meses, la comunidad de TikTok ha ido encontrando su propio estilo de contenidos y su propio lenguaje, por lo que entrar en la red social no solo se ha convertido en un reto para los “viejos”, sino también para las marcas y las empresas que quieran subirse a ese carro y conectar con su audiencia. Sin pretenderlo inicialmente, TikTok se ha convertido en una red social para jóvenes, con sus propios formatos y sus propios códigos, y es la primera vez -desde Tuenti- que hay un límite de edad tan claro y contundente. 

En Galicia ya hay decenas de personas que han tenido éxito con sus cuentas de TikTok y se han convertido, a su manera, en influencers de la red social, pero quizás el mayor caso de éxito institucional sea el de DígochoEu, el programa de la TVG, que en estos momentos tiene casi 100.000 seguidores, lo que es un enorme porcentaje del público gallego de esta aplicación. 

Los códigos que han surgido en esta red social han hecho que hasta estén surgiendo guías para entender cómo se usan los emojis en TikTok, de cara a dar pistas a los boomers para poder participar o al menos ejercer de community managers. Aquí hay una interesante, del 25 de enero, que puede que ya esté desfasada.  

Pablo Grandío
Pablo Grandío
TwitterLinkedIn
Pablo Grandío es fundador y director de Quincemil, consejero de El Español y fundador y director del portal de videojuegos Vandal.