El Español
Economía

El alquiler de un piso en Sanxenxo que terminó en estafa: "Me robaron 7.000 euros"

A Víctor Besada le hackearon su cuenta bancaria cuando iba a cerrar, vía whatsapp, un contrato de alquiler con un inquilino. Meses después, sus ahorros robados no le han sido devueltos
Víctor Besada muestra la denuncia presenta en la Policía Nacional
Cedida
Víctor Besada muestra la denuncia presenta en la Policía Nacional

Lleva tres meses sin saber si recuperará los ahorros que le fueron robados en lo que parecía ser una simple transacción económica para alquilar su piso de Sanxenxo (Pontevedra) durante el verano. Él es Víctor Besada, un pontevedrés que este pasado verano fue víctima de phising: "Me robaron 7.000 euros de la cuenta corriente en la que únicamente ingreso mi plan de pensiones".

Todo comenzó el pasado mes de julio cuando Víctor publicó en varias plataformas digitales el anuncio de alquiler del piso que su madre posee en Sanxenxo. Pronto, un hombre se puso en contacto con él tras ver el anuncio en Milanuncios. "El hombre era de León y rápidamente me preguntó cómo tenía que hacer para que le reservase el piso", comenta Víctor, que le pidió a este hombre que le mandase una copia de su DNI para cubrir el contrato. También le requirió que abonase 200 euros en concepto de reserva del inmueble.

En un primer momento, Víctor le solicitó al inquilino que le realizase el abono a través de una transferencia bancaria. Sin embargo, este hombre no se mostró muy por la labor y le propuso realizar el pago por Bizum. "Yo le dije que no tenía y que desconocía su funcionamiento", explica. Sin saberlo, Víctor estaba a punto de ser víctima de una estafa.

El supuesto inquilino le dijo que él le mandaría un enlace para descargar la aplicación y que "después tenía que enviarle unos códigos que aparecerían al hacer click". Tras acceder al enlace, Víctor comenzó a desconfiar y ya no le facilitó estos códigos de lo le hablaba al principio. Le dijo que prefería la transferencia pero nunca recibió el dinero. Ya era tarde, le había dado acceso a su banca online.

Estafa vía Whatsapp

Víctor no supo de la estafa hasta que tiempo después lo llamaron del departamento de seguridad de Abanca para informarle de que se había llevado a cabo una transferencia por un importe de 7.000 euros (concretamente 7.001 por la comisión) desde una cuenta por la que apenas se realizan operaciones. En ese momento, este pontevedrés fue consciente de que había sido víctima de una estafa.

Los hackers accedieron a la cuenta en la que mensualmente Víctor deposita su plan de pensiones. "Allí tenía mis ahorros y, a día de hoy, sigo sin recuperarlos", lamenta. Inmediatamente después de conocer que había sido víctima de una estafa, el banco le bloqueó sus cuentas y tarjetas. Los 7.000 euros ya habían volado, primero a Madrid y después a una cuenta destino en Irlanda, donde se les perdió la pista.

Sin respuesta tres meses después

Víctor puso una denuncia ante la Policía Nacional y, tres meses después. sigue sin conseguir que la entidad le devuelva el dinero. Mantuvo reuniones con la Valedora do pobo y se unió a un asociación de personas afectadas por estafas similares, pero hasta el momento no ha conseguido que le devolviesen el dinero.

"El banco me dice que solo se hace cargo de los robos con tarjetas, no cuando se trata de banca online", señala V´ictor, quien ya se plantea acudir a la vía judicial para luchar por la devolución de sus ahorros robados.

Economía