El Español
Deporte
|
Deportivo

Deportivo 1 - 2 Celta B: El Dépor despide con una derrota histórica un 2020 para olvidar

Un doblete de Alfon castiga a un Deportivo que llegó con claridad en la primera mitad, pero que evidenció sus carencias en el segundo acto.
Foto: Fernando Fernández
Fernando Fernández
Foto: Fernando Fernández

El Deportivo cayó por un gol a dos ante el Celta B en un partido que deja muy tocado al equipo de Fernando Vázquez. Los blanquiazules cuajaron una notable primera parte en ataque en la que, sin embargo, encajaron dos tantos. La segunda mitad se convirtió en una pesadilla, difícil de olvidar.

La primera mitad nació con un Dépor arrollador que sometió a su rival durante los diez primeros minutos de partido. El conjunto de Vázquez dominaba y asfixiaba a un rival que no era capaz de salir de su área.
Con el paso de los minutos las fuerzas se equilibraron aunque los blanquiazules seguían dejando sensación de más peligro que su rival. Sin embargo el Celta B se encontró con una efectividad del cien por cien. Una jugada individual de Alfon en banda izquierda finalizaba con el primer tanto del partido.

Los vigueses se adelantaban después de que Galán perdonara el primer tanto. Rolan se adelantaba en una cesión y le ponía el gol en bandeja a su compañero que, tras un mal control, vio como la defensa enviaba a córner su disparo. No perdonó en la segunda que tuvo. Centro desde la banda de Borges, prolongación de Rolan y de primeras Galán igualaba el choque.

El Dépor se hacía nuevamente con el mando de un partido que pudo cambiar. El árbitro no señaló un claro penalti por mano del Celta B dentro del área. Rolan y Galán fueron los más activos durante un primer tiempo de claro color blanquiazul. Pero el fútbol son goles y el acierto estaba del lado del equipo de Onésimo. Alfon se convirtió en el héroe de los celestes y aprovechó una imprecisión en defensa para hacer el segundo. Su disparo fuerte y potente se colaba al lado del palo izquierdo de Carlos Abad.

El Dépor trataba de sobreponerse a los golpes que recibía del partido, pero le faltaba acierto. Así se llegaba al final de una primera mitad que castigaba en exceso a los de Vázquez.

Derrota ante 1.000 aficionados

El técnico de Castrofeito no realizó sustituciones en el descanso. Y la segunda mitad nació con peores sensaciones que la primera. Los nervios atenazaron a un Dépor inoperante al que le pudo la presión. El equipo no lograba profundidad y el Celta mejoró las prestaciones defensivas.

El único acercamiento peligroso de la segunda mitad llegó por banda izquierda con un buen centro de Salva que Borges que no era capaz de materializar. El encuentro se convirtió en un quiero y no puedo. El Dépor no conseguía hacer daño a pesar de los cambios. Vázquez dio entrada a Valín y Héctor en lugar de los desacertados Bóveda y Salva Ruiz.

Tampoco reaccionó un equipo que cayó ante sonrojo de los mil aficionados que se encontraban en las gradas de Riazor. Así terminaba un 2020 que ha sido una pesadilla constante para la afición blanquiazul. La competición liguera se reanudará dentro de un mes, un mes en el que está derrota estará muy presente en los futbolistas de un equipo obligado a ascender.

Deporte