El Español
Cultura
|
Historias de la Historia

Celia Rivas, la legendaria gallega primera transportista de España

La historia de una empresaria gallega que rompió moldes, hizo historia y hasta fue reconocida por el gobierno americano.
Celia Rivas. https://solocamion.es
Celia Rivas. https://solocamion.es

Roma vertebró su Imperio a través de sus carreteras. Además de usarlas para el transporte de mercancías, su extensa red de calzadas permitía la circulación de las legiones a lo largo y ancho de su territorio a una velocidad insólita para la época. La red de caminos de Roma llegó a tener 400.000 kilómetros de extensión, 40.000 tan solo en España. Roma convertía así la logística en la columna vertebral de su Imperio, convirtiéndose en pioneros en el uso del transporte para ejercer su dominio del mundo conocido. Siglos más tarde, una gallega se convertiría también en pionera, al ser la primera mujer europea en participar en una guerra como transportista y la primera de España en obtener el carnet de camión. Una mujer que “abrió” caminos y que tuvo bajo su mando otro Imperio, pero en este caso empresarial, con más de 250 empleados en Galicia: Celia Rivas Casais.

Principales calzadas de la Hispania romana. https://es.wikipedia.org

Celia nacía en Calcova, lugar perteneciente al Ayuntamiento de Fisterra, en el noroeste de Galicia. Su padre era Joaquín Rivas, empresario que, tras emigrar a América, había vuelto a España en 1908. Joaquín, consciente del gran negocio que podría hacer transportando pescado fresco, motor de la comarca, reconvirtió un turismo accidentado en un camión de caja corta, para poder llevar la mercancía a la ciudad de A Coruña. A la vuelta Joaquín traía productos para vender en su pueblo y aprovechar de esa manera el porte de regreso.

Joaquín Rivas y su esposa Josefa Casais. Pioneiras – Mulleres empresarias de Galicia 

El negocio iba viento en popa, así que Joaquín decide sustituir su viejo camión “casero” por un Chevrolet importado de Estados Unidos, que podía transportar 4.000 kg de carga. Desgraciadamente contrae una enfermedad pulmonar y tiene que dejar el negocio a cargo de dos de sus hijas, María y Celia pero, para ello, sabe que tienen que contratar un chófer u obtener el permiso de conducción de camión y conducir ellas mismas.

El camión Chevrolet de la familia Rivas. https://solocamion.es

María se niega, ¿cómo iba ella, una mujer, a conducir un camión? Joaquín le dice que, si en Estados Unidos las mujeres podían conducir camiones, como él había comprobado durante su estancia en aquel país, aquí también podrían hacerlo, pero María insiste en que en España ninguna mujer conducía camiones. “Vosotras podéis ser las primeras” …

En cambio, a Celia le atrajo la idea, así que se presentó voluntaria.

Era mayo de 1932, Celia no había cumplido aún los 20 años y ya iba a hacer historia. El examinador, en cuanto la vio subida en el camión Chevrolet le pidió que se bajara y que avisara a la persona que se iba a examinar. Celia no se movió. De nuevo el examinador, volvió a insistir hasta que alguien le trajo la ficha del examen, comprobando que la examinada era aquella mujer.

El hombre intentó disuadirla y le puso las cosas difíciles. Le pidió realizar complicadas maniobras e incluso retiró las bujías y pidió a Celia que hiciera una puesta a punto del vehículo. El examinador la felicitó y llegó a reconocer que lo había hecho mejor que muchos hombres. Se convertía así en la primera mujer en España en obtener el permiso de conducción de camiones.

Carnet de conducir de Celia. https://solocamion.es
Parte posterior del carnet de conducir. https://solocamion.es

Solucionado el problema “logístico” comenzaba el auge de su negocio, transportando pescado, madera y cuarzo desde Fisterra.

Un mes antes del comienzo de la Guerra Civil española Celia y sus hermanas cambian el Chevrolet por un ómnibus rosa y verde preparado para el transporte de personas y mercancías, pero es confiscado por el bando nacional. Celia, para no perder su mayor inversión, se ofrece a conducirlo en zonas de guerra. Los franquistas acceden y se convierte en transportista de tropas durante el sitio de Oviedo, donde perderían la vida más de 17.000 personas. A cambio de este trabajo, comerciaba con productos escasos en Galicia pero que abundaban en las zonas que visitaba. Y así estuvo hasta marzo de 1937. Por todo ello, Celia es considerada la primera mujer europea de la historia en participar como transportista en un conflicto bélico.

Sitio de Oviedo. https://www.elespanol.com 

Finalizada la guerra, el negocio volvió a centrarse en el transporte de mercancías a toda España y a partir de los años 40 la empresa despegó de manera exponencial. Pusieron en marcha un aserradero, compraron varios barcos de pesca y durante 40 años dieron empleo a los vecinos de la zona para sus fábricas de conserva y salazón llegando a tener hasta 250 trabajadores en plantilla.

Los hermanos Rivas en 1947. Pioneiras – Mulleres empresarias de Galicia

Años después enfocarían el negocio hacia la exportación de pescado y marisco, comprando a barcos y lonjas y transportándolo a mercados y restaurantes de toda España mediante camiones refrigerados. La gestión de Celia y sus hermanas con restaurantes y negocios de alto nivel de Madrid o Barcelona contribuyó a convertir el pescado y marisco gallego en el mejor del planeta.

Celia comprando sardina. Pioneiras – Mulleres empresarias de Galicia

Por si esto fuera poco, la familia fue reconocida por el Gobierno norteamericano durante la Segunda Guerra Mundial. El 28 de Agosto de 1943, un avión estadounidense Liberator B-24 se estrellaba cerca de la casa de los Rivas, abatido por un avión nazi. Nueve de los diez tripulantes eran rescatados y dos de ellos se refugiaron con Celia y sus hermanas. Uno de los soldados temía que los documentos confidenciales que portaba llegaran a manos alemanas por mediación de las autoridades franquistas, así que comenzó a comerse los papeles. Una de las hermanas le indicó que no era necesario, que podía quemarlos en el fogón de la cocina y que ella le ayudaría a hacerlo. 

Liberator B-24 de la USAF. https://es.wikipedia.org 

El 14 de septiembre de 1943, el Gobierno de los Estados Unidos de América enviaba, a través de su vicecónsul en Vigo, un documento de reconocimiento a la familia Rivas en el que agradecía la ayuda prestada a sus soldados.

Celia fallecía el 21 de agosto de 1974 en su pueblo natal y con ella desparecía una transportista legendaria, una líder, una empresaria, una pionera y mujer ejemplar. Una de esas extraordinarias personas que todos queremos tener a nuestro lado. Algunos tenemos esa suerte.

Celia Rivas un año antes de su fallecimiento. https://solocamion.es

Historias de la Historia…

Iván Fernández Amil. Top Inspira en LinkedIn. Storyteller. Jefe de Compras.

https://www.linkedin.com/in/ivan-fernandez-amil/

https://www.instagram.com/ivanfamil/

Referencias:

  • DIAZ RIVAS, L. TRILLO TRILLO, B. Celia Rivas Casais – Pioneiras da Costa da Morte. Secretaría Xeral de igualdade, 2009.
  • es.wikipedia.com
  • lavozdegalicia.es
  • solocamion.es
  • transeop.com
  • mujeremprendedora.net
  • forotransportistas.es
  • neiralameiga.blogspot.com
  • tacograferos.blogspot.com
  • blog.tumejoritv.com
  • clubdelecturabibliotea.wordpress.com
  • igualdade.xunta.gal
Cultura