El Español
Actualidad
|
Galicia

Vecinos y surfistas contra un espigón en una playa lucense que afecta al entorno y las olas

Un plan de la Dirección General de Costas contempla construir un espigón de hormigón armado de 190 metros de longitud y siete de altura que "afectaría a las aves de la zona y a la dinámica de corrientes" según los afectados
Playa de Altar (Lugo).
Turismo de Galicia
Playa de Altar (Lugo).

Vecinos y surfistas que habitualmente hacen uso de la playa lucense de Altar, han unido fuerzas a través de "SOS playa de Altar", una petición en la plataforma Change.org para evitar que se lleve a cabo un plan de la Dirección General de Costas que modificaría el entorno. Esta estrategia contempla construir un espigón de hormigón armado de 190 metros de longitud y siete de altura que asegure la retención de la arena en la playa procedente de la realización de un dragado en la zona interior de la ría del Masma y así unir el lugar con la isla que le da nombre.

Este anuncio fue publicado el pasado 31 de marzo el BOE, donde se presentó como "Adaptación del proyecto de estabilización de la playa de Altar y de su estudio de impacto ambiental, T.M. Barreiros (Lugo)" y para el que se contempla un coste total de 3,5 millones de euros. Las principales objeciones de los vecinos contra esta iniciativa se centran en que el entorno forma parte de una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de la Red Natura 2000, sobre lo que matizan que "traerá consecuencias impredecibles en las zonas de alimentación y cría de especies vulnerables". A la vez, exponen que el espigón "afectaría a la dinámica de corrientes que previsiblemente se incrementarán en el canal, con el peligro que esto supone para la navegación de recreo, unido al aumento de la entrada de sedimentos en el interior de la ría".

Peligro para la práctica de actividades náuticas

En la petición, los afectados explican que "se pone en peligro la práctica de actividades náuticas como kitesurf, windsurf, vela y kayak" y sobre todo del surf debido a que "la alteración de las dinámicas litorales como consecuencia del espigón podría dar lugar a la desaparición de algunas rompientes de olas en el entorno de la ría y playas de Foz y Barreiros que atraen a multitud de surfistas cada año".

A su vez, destacan que "la playa de Altar se encuentra en la actualidad con una gran cantidad de arena, por lo que el proyecto en sí carece de sentido y está completamente desactualizado" y ponen de relevancia que "el entorno es un paraje natural espectacular para uso y disfrute de locales y visitantes los 12 meses del año". "Necesitamos parar esto ya y tenemos hasta el 30 de abril para recoger el mayor número de firmas posibles y que no se cometa este atentado ambiental y paisajístico", concluyen los creadores de este llamamiento con el que esperan que se logre revertir la situación y que el arenal continúe como hasta ahora.

A un día de la finalización del plazo, se han conseguido casi 4.200 firmas y son decenas las personas que están apurando estas últimas horas para contribuir a la causa o hacerla extensible entre sus contactos para así conseguir el mayor número de apoyos posible y hacer el ruido necesario para que su petición sea escuchada y valorada desde su punto de vista como vecinos y usuarios.

Actualidad