El Español
Actualidad
|
Galicia

Una nueva Hortensia pone en alerta a Galicia: fuertes vientos y olas de más de cinco metros

La borrasca Hortense aviva el recuerdo del fuerte huracán que azotó la comunidad en 1984. Galicia permanece en alerta naranja por fuerte oleaje y vientos de hasta 100 km/h
Picado

Tras el paso de Gaetán, llega una borrasca que aviva la memoria de los gallegos: Hortense. Este nombre en francés recuerda al padre de todos los temporales en Galicia, Hortensia, el huracán que azotó la comunidad en 1984. Aunque el paso de esta nueva Hortensia no será tan duro, lo cierto es que ha obligado a decretar la alerta naranja ante la previsión de fuertes vientos y olas de más de cinco metros en el mar. Todo ello, además, acompañado de fuertes lluvias.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), se espera un fenómeno adverso de nivel naranja por viento de suroeste de fuerza 8 y mar combinada del oeste-suroeste con olas entre 5-7 metros en el litoral noroeste, suroeste e oeste de A Coruña, en Lugo y en las Rías Baixas y zona del Miño en la provincia de Pontevedra.

También se activa la alerta naranja por viento ante la previsión de que pueda haber rachas de hasta 100 km/h en el noroeste, oeste y suroeste de A Coruña, en la montaña y en A Mariña lucense y en la montaña de Ourense. En el interior de A Coruña, centro y sur de Lugo, noroeste y sur de
Ourense y en en interior de la provincia de Pontevedra se esperan rachas de hasta 90 km/h.

Vientos de más de 120 km/h

Ya en las últimas horas se han registrado fuertes vientos tanto en la costa como en el interior. Aunque las rachas máximas se han registrado en la costa --Penedo do Galo (Viveiro), con 122,6 km/h y Punta Candieira (Cedeira) con 111,0 km/h--, el interior también es azotado por los vientos en las primeras horas de este jueves.

Así, en Vimianzo se rozaron los 110 kilómetros hora minutos antes de las 09:00 horas, mientras que en A Pontenova se alcanzaron los 102,1 kilómetros.

Ante esta situación meteorológica adversa, ayuntamientos como el de A Coruña mantienen cerrados los accesos a playas, parques y jardines.

La Xunta recuerda en la zonas afectadas la importancia de mantenerse alejados de la línea de costa para prevenir un eventual golpe de mar. También pide a la población que retire objetos que puedan caer a la calle desde tejados, balcones o ventanas y evitar pasar cerca de edificios en ruinas, en construcción, árboles, paneles publicitarios u objetos susceptibles de desplazarse por el viento.

Actualidad