El Español
Actualidad
|
A Coruña

Sigue maltratando a su perro tras ser denunciada por ello en A Coruña

La Policía le retiró el animal en agosto, pero la Xunta no llegó a tramitar la denuncia y se lo devolvió. Los vecinos de Os Mallos han captado imágenes de lo ocurrido y han denunciado
19:24 · 10/09/2019
Quincemil
Captura del vídeo en el que se ve a la mujer pegando al animal.

La Policía Local de A Coruña anunciaba el pasado 30 de agosto que había trasladado a la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta una denuncia por el caso de maltrato a un perro de raza mestiza en la ciudad. Los hechos se remontaban a finales de julio, cuando una patrulla acudió a la plaza de San Vicente, en Os Mallos, porque testigos alertaban de que una mujer maltrataba a su mascota.

Los presentes aseguraron que la mujer lo había estado arrastrando por el suelo mientras lo agarraba de las orejas. Además, apoyaron su versión con unos vídeos en los que se podía ver a la mujer golpeando al animal. Teniendo en cuenta la alarma social y ante la incapacidad de la propietaria del perro de dar una versión coherente de los hechos, se procedió a trasladar al can a Servigal, el centro municipal de recogida de animales.

https://twitter.com/Policia_Coruna/status/1167458348947660800?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1167458348947660800&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.elespanol.com%2Fquincemil%2Farticulos%2Factualidad%2Fun-perro-es-trasladado-al-centro-de-acogida-de-a-coruna-por-maltrato-de-su-duena

El pasado viernes, día 6 de septiembre, los vecinos de Os Mallos no salían de su asombro al comprobar que la mujer estaba de nuevo acompañada de su perro. El sábado, un vecino de la plaza de San Vicente pudo grabar unos vídeos en los que se puede ver como el animal sigue siendo maltratado por su dueña. En dichas imágenes se ve a la mujer golpear y tirar de las orejas al can.

La Xunta no tramitó la denuncia

Testigos de los hechos informaron a las autoridades. "La Xunta tendría que haber tramitado la denuncia, pero no lo hizo. El período máximo que un animal puede estar en Servigal es de un mes, por lo que tuvo que ser devuelto a su dueña", denuncian. Ante esta situación tan urgente, estas personas se pusieron en contacto con la Policía Local, que les remitió a la Patrulla Verde. "Se mostraron igual de sorprendidos que nosotros y dijeron que era competencia de la Xunta tramitar la denuncia".

Por último, estas personas, que habían sido testigos de los numerosos actos violentos contra el perro, acudieron a la Xunta. "La funcionaria responsable nos instó a denunciarlo en la Policía, porque ella tenía 50 casos similares y no podía hacerse cargo de todos. ¿Eso qué significa? ¿Si no se resuelven qué pasa con los animales?", lamentan los afectados, que han llegado a pedir a la dueña del perro que se lo entregue de forma cordial, pero se ha negado: "Es una persona que tiene un problema de salud. No razona y dice que su perro es como su hijo".

Ante la alarma social generada, los vecinos y afectados por estos hechos han decidido acudir al Juzgado de Guardia y denunciar. "Es de locos. Parece que esta situación solo terminará cuando mate al pobre perro", lamentan.

Actualidad