El Español
Cultura
|
Educación

¿Qué pasa si no llevo a mi hijo al colegio por miedo al coronavirus?

En España, la educación es obligatoria desde los 6 hasta los 16 años; por lo que aquellos padres que opten por no llevar a clase a sus hijos podrían tener problemas legales
Istock

Apenas quedan 15 días para que los más pequeños, los alumnos de Educación Infantil y Primaria, regresen a las aulas tras casi medio año sin ocupar sus pupitres. La pandemia del coronavirus obligó a suspender la presencialidad de las clases del curso pasado y ahora, cuando apenas faltan unos días para el inicio del curso 20-21, todavía hay muchas incertidumbres sobre como transcurrirá un curso escolar que tiene un nuevo protagonista: el coronavirus.

A medida que se acerca el día de volver al cole, las dudas de los padres van en aumento. ¿Dejaré ir a mi hijo al colegio? ¿Será peligroso? ¿Puedo negarme negarme a llevarlo al cole? Estas son preguntas que seguramente más de un progenitor se haya formulado en los últimos días. Son muchos los que se plantean no llevar a sus hijos a clase por miedo al contagio y que este se traslade después al ámbito familiar, en el que quizá hay alguna persona de riesgo.

Además del respetable temor a un contagio, la falta de información sobre el protocolo a seguir en esta particular vuelta al cole ayuda a que muchos padres estén optando por no llevar a sus hijos al colegio.

El inicio de las clases de Infantil y Primaria será, salvo circunstancias especiales, el próximo jueves 10 de septiembre. Y tan solo tres días antes, el lunes día 7, la Xunta entregará la última versión del protocolo a docentes y padres. Un protocolo del que ya se conocen las medidas troncales, como la realización de pruebas masivas o el uso obligatorio de mascarillas en las aulas y el recreo. Desde los colectivos docentes se ha criticado la falta de medidas que ayuden a evitar rebrotes en los centros escolares en este inicio del curso.

En zonas como A Coruña, de mantenerse las restricciones actuales, se darían situaciones paradójicas, como tener a 25 alumnos en un aula y no poder reunirse con 10 amigos en un espacio abierto. El mantenimiento del ratio se debe, según la Xunta, a la falta de espacio en los centros educativos. Por ello, ante esta falta de espacios, ayuntamientos como el A Coruña ya valoran la posibilidad de ceder centros cívicos, bibliotecas y pabellones para garantizar la seguridad de los alumnos.

Un grupo de portavoces de la plataforma Dereito a Ensino sen Risco de Pandemia entregó hoy cerca 2.500 firmas recogidas de forma presencial por toda Galicia en apoyo a que los progenitores puedan elegir si envían o no a sus hijos a los centros durante la situación sanitaria en la que se encuentra el territorio y mientras no se garantiza la seguridad ante la COVID-19.

Todos ellos reclaman que se favorezca la posibilidad de elección a las familias, al menos mientras dure este periodo de pandemia, y así lo han solicitado a través de escritos presentados ante diversas instituciones, como la Valedora do Pobo o la Administración gallega.

¿Es obligatorio llevar a mi hijo al colegio?

¿Qué dice la ley al respecto? En España, la educación es obligatoria desde los 6 hasta los 16 años; así aquellos padres cuyos hijo tenga 5 años o menos no es necesaria su escolarización. Por lo tanto, en estos casos, legalmente no será un problema no llevarlos al colegio.

En caso de tenga entre 6 y 16 años, sí es obligatorio su escolarización, salvo motivos justificados: enfermedad del niño, residencia en el extranjero del niño o itinerancia de los padres. Sin embargo, la pandemia no se contempla entre las excepciones, por lo que aquellos padres que opten por no llevar a clase a sus hijos podrían tener problemas legales al activarse el protocolo de absentismo escolar.

Protocolo de absentismo escolar

En caso de ausencia reiterada del alumno, se activa el protocolo de absentismo escolar, un procedimiento con el que se busca evitar que los niños pierdan su derecho a recibir la educación obligatoria.

¿Cómo se aplica este protocolo? En caso de que las faltas sin justificar superen el 20% de las clases lectivas a lo largo de un mes, el centro podrá intervenir y comunicar dicha situación a la comisión municipal que cuenta con la participación de los servicios sociales. Los padres pueden exponerse a penas de prisión que pueden ir desde los 6 meses hasta los 6 años.

Pero... ¿qué ocurre si la causa por la que el menor no acude a sus clases es coronavirus? En un principio, se seguiría el mismo procedimiento. Sin embargo, hay voces del ámbito legal que aseguran que si los padres pueden justificar que el centro escolar no dispone de las medidas de seguridad para prevenir contagios podrían defenderse en caso de ser sancionados.

Lo cierto es que no hay nada escrito al respecto. Este escenario es completamente nuevo, puede que sus respuestas también los lleguen a ser.

¿Qué dicen los médicos?

Los profesionales sanitarios tienen una cosa muy clara: no es recomendable enviar a los niños al colegio o guardería si presentan fiebre. Este síntoma es un criterio básico para no enviar a los pequeños a clase, especialmente ahora en tiempos de coronavirus.

Un estudio reciente determinó que cuatro de cada diez niños infectados con COVID-19 son asintomáticos, y aquellos que presentan síntomas tienen fiebre (46%), tos (42%), y diarrea, vómitos, congestión nasal o astenia (10%).

La similitud de los síntomas del coronavirus con otras enfermedades pediátricas dificulta la identificación de este virus, por lo que la Asociación Española de Pediatría decidió establecer varias recomendaciones para los padres, responsables y educadores.

  • Fiebre en casa: Los padres deben tomarles la temperatura antes de salir de sala y si es superior a 37,5, no dejarlos ir al centro educativo. A continuación, los pediatras recomiendan contactar telefónicamente con el profesional de Atención Primaria e informar de lo ocurrido para que el menor sea sometido a una PCR. Los padres también deberán ponerse en contacto con las autoridades sanitarias y la dirección del colegio, al que el pequeño podrá acudir pasadas 24 horas si la PCR es negativa y ya no tiene síntomas. Si la prueba es positiva, deberán seguir la indicaciones de las autoridades sanitarias, así como informar a los responsables del centro. Además, recomiendan evitar el contacto con personas vulnerables y, por otro lado, las autoridades sanitarias rastrearán el entorno del menor.
  • Fiebre en el centro escolar: Los colegios también tendrán que seguir un protocolo. Así, si alguno de los niños o niñas presenta síntomas, los responsables de las escuelas tendrán que tomarle la temperatura y asilarlos de sus compañeros. El pequeño deberá llevar mascarilla hasta que su familia lo recoja en el centro y permanecer aislado en el domicilio familiar hasta que exista un diagnóstico. Los padres o tutores del alumno tendrán la obligación de comunicar al colegio o instituto el resultado de la PCR.
Cultura