El Español
Economía
|
Empresas

La empresa gallega Calvo revoluciona el mundo de la conserva con sus nuevas latas de atún

Su sistema 'Vuelca fácil' permite conseguir envases más sostenibles, con la misma cantidad de atún y que se extrae sin romperse
Grupo Calvo

El grupo Calvo, con sede en Carballo (A Coruña), ha presentado en las últimas horas su nuevo proyecto. Se trata de un nuevo envase para el atún que podría revolucionar para siempre el sector de la conserva. Vuelca Fácil, nombre del formato, permite crear un recipiente más eficiente, sostenible y adaptado a las demandas de los consumidores.

Para Enrique Orge, director general en Europa de Grupo Calvo, "con este lanzamiento hemos roto literalmente el molde con una nueva forma de fabricar, presentar y tomar el atún en conserva". "Es la apuesta más importante de Grupo Calvo en los últimos 20 años para reinventar la categoría de conservas de pescado, añade.

"Siempre estamos buscando oportunidades para aportar calidad, diferenciación y novedad. Vuelca Fácil es nuestra última innovación y me atrevo a decir que una de las más importantes de la historia de la compañía" ha afirmado Mané Calvo, consejero delegado de Grupo Calvo.

Está previsto que este nuevo formato esté disponible en el mercado español en primer lugar para extenderse después al resto de mercados en los que opera el Grupo Calvo.

Cómo funciona

El nuevo envase es resultado de un proyecto de transformación industrial dotado de 30 millones de presupuesto en los últimos 4 años. Entre sus características destaca el volcado rápido del contenido, que permite extraer el 100 % del producto de forma sencilla. Además, la apertura es más fácil y segura, con una tapa flexible de aluminio. Se reduce la cantidad de aceite en cada envase y se mantiene la de atún. Además, el sistema Real Peel desarrollado por Calvo permite conseguir una mayor jugosidad del producto.

"El Volcado Fácil fue la principal demanda de los consumidores durante todo el desarrollo del producto y lo hemos conseguido: un envase realmente diferenciador. Nuestros consumidores ya no tendrán que romper el producto para extraerlo. Ahora el atún sale solo y de una pieza, con las ventajas que ello supone para presentar, emplatar y consumir", ha explicado Martín Barbaresi, director de Marketing de Grupo Calvo.

Además, las mejoras también se notan en el ámbito de la sostenibilidad, ya que el nuevo envase contamina un 35 % menos que su predecesor. El hecho de reducir el aceite necesario para conservar el atún supone una de las mayores ventajas medioambientales.

Todo este proceso de creación del nuevo envase ha ido acompañado de una transformación integral del proceso de producción de la sede de Calvo en Carballo, donde trabajan 600 empleados.

Economía