El Español
Vivir
|
GastroGalicia

La Cantina Sixtina de A Coruña se muda: El 23 de abril abre nuevo local en Santa Cristina

Uno de los exclusivos locales de cachopos de la ciudad se traslada desde A Gaiteira a Santa Cristina a un nuevo local más amplio frente al mar y con novedades en la carta
Restaurante La Cantina Sixtina.
Quincemil
Restaurante La Cantina Sixtina.
Ofrecido por:

Este viernes, 23 de abril, uno de los pocos locales de A Coruña que sirve cachopo, la Cantina Sixtina, inicia una nueva etapa y continuará su actividad en otro local, concretamente a pie de playa en el edificio del Hotel Alda de Santa Cristina (su anterior ubicación era la Avenida de Oza en el barrio de A Gaiteira). Los responsables del establecimiento han anunciado esta gran renovación a través de sus redes sociales y prometen a la clientela seguir ofreciendo "sus característicos cachopos y cocina tradicional", además de introducir numerosas novedades en la carta.

"Comer bien en un entorno con encanto y un local cómodo, amplio, nuevo y atractivo. Estamos deseando volver a verte, no podrás resistirte". Este es el mensaje que el restaurante lanza a sus clientes, muchos de ellos fieles desde noviembre de 2018, cuando la Cantina Sixtina abrió sus puertas en la ciudad herculina con una oferta gastronómica que fusiona Galicia y Asturias y gracias a la que cosechan reconocimientos como el premio nacional al mejor cachopo por su receta del cachopo sixtino. Esta elaboración contiene ternera gellega suprema, chicharrones, grelos, queso de arzúa y filloas.

El establecimiento no deja nada al azar y en esta nueva andadura continuarán en su línea de cachopos inspirados en el arte con nombres de pintores o arquitectos célebres como Rafaello o Botticelli, además de tener en la carta otras elaboraciones muy demandadas como los chorizos a la sidra o el pastel de cabracho, todo acompañado de una buena sidra. Pero sin duda, uno de los secretos mejor guardados de las especialidades de este restaurante es el pan rallado japonés que utilizan para cocinar, que absorbe menos aceite y le da un toque diferente a la carne, todo unido a que cocinan en cachoperas especiales (sartenes en forma rectangular especiales para elaborar este plato).

Vivir