El Español
Economía
|
Comercio local

Error! Ferrol, una historia de compromiso con la ciudad

La empresa de reparación de electrónica acaba de lanzar una campaña solidaria de recogida de portátiles
Ofrecido por:

La crisis del COVID-19 ha desatado una oleada de solidaridad. Cada vez son más las empresas, colectivos y personas que se unen a las iniciativas de apoyo a los más afectados por la pandemia. Error! Ferrol, un comercio de reparación informática, aporta también su "granito de arroz" con una campaña de recogida de portátiles. Su intención es reparar los equipos y donarlos a entidades sociales para que todo el mundo tenga acceso a una de las necesidades que ha explotado a raíz de la llegada del coronavirus. Pero esto no les pilla de nuevas, ya que desde su inicio en 2012 siempre han destinado parte de sus beneficios a acciones sociales y patrocinios locales.

"Como trabajamos en el sector estamos viendo que las reparaciones de equipos de gama baja se está incrementando y las familias que están más apretadas económicamente intentan abaratar costes. En muchos casos se han encontrado con esa limitación de que no tenían disponibles tantos equipos como necesitaban. A lo mejor el padre o la madre tenían que teletrabajar, el hijo hacer los deberes… Y había un conflicto en casa", cuenta Luis Rey, gerente de Error! Ferrol.

"Ha surgido una necesidad grave, la situación económica de nuestra comarca es grave también porque aún encima la situación de empleo es nefasta. Con lo cual, creo que debemos aportar lo máximo posible y en este caso es, sobre todo, pensando en los niños", añade.

Para partipar basta con depositar el portátil en cualquiera de los puntos de recogida: las Estaciones de Servicio Ortegal Oil de Río do Pozo en Narón y Vilar do Colo en Fene, IC Farmacia de Carretera de Castilla 183 o en el taller de Error! Ferrol. ¿Requisitos? Solo uno: que el ordenador encienda. "Nuestro objetivo es darle salida a todo lo que llegue. Que sea útil y operativo para todos", explica Luis.

Los equipos donados serán reparados y donados a entidades sociales de Ferrolterra. Arraigo Galicia, Patronato Concepción Arenal y Cáritas Mondoñedo-Ferrol serán las encargadas de hacer llegar los portátiles a las personas que los necesitan. Pero en Error! Ferrol están abiertos a cualquier otra asociación que se quiera sumar a la iniciativa.

"Se trata de ponernos de acuerdo entre todos. Entre la sociedad, las entidades y nosotros en el medio para darle una salida digna a los equipos, que sean operativos y cumplan los requisitos técnicos para el siglo XXI. Que pueda ser un ordenador para trabajar, actualizado, y que toda la información que pueda quedar en el equipo vaya borrada, cumpliendo todas las normativas de protección de datos", explica el gerente.

Puntos de recogida de portátiles la campaña solidaria de Error! Ferrol

Luis Rey anima a toda la población a participar: "Al final lo que vamos a conseguir es que la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas se incremente porque van a tener cubierta una necesidad que ahora es fundamental. La vida es cíclica. Hoy nos encontramos en una situación acomodada, pero el día de mañana no sabemos cómo podemos estar. Hay que pensar en los vecinos y vecinas. Esa persona podemos ser nosotros mañana. Y nos encantaría que alguien estuviera ahí. No para donar, sino para compartir. Yo creo que la palabra más bonita es compartir con los demás".

Rey es de los que opina que desde el pequeño comercio se puede ayudar mucho a la sociedad: "Realmente el esfuerzo que vamos a hacer ahora es tiempo y el tiempo no vale dinero si no lo cuantificas a nivel empresarial". Y defiende que cualquier aportación, por pequeña que sea, es de utilidad: "No es necesario invertir millones de euros, al contrario, creo que los pequeños gestos son los que más valen".

Resposabilidad social como bandera

Fruto de la filosofía de su fundador, Error! Ferrol colabora con entidades sociales desde sus inicios, allá por 2012. Hacen una apuesta fuerte por la Cocina Económica, la Asociación Española Contra el Cáncer y Arraigo Galicia. Pero también prestan su apoyo a protectoras como Asociación Cometa y campañas esporádicas como mercadillos solidarios.

"Desde el minuto 0 apostamos por hacer el retorno a la sociedad. Es fundamental dar las gracias a la gente que confía en ti. Gracias a nuestras vecinas y vecinos trabajamos, tenemos un alimento que llevar a la boca y un sueldo todos los meses. Y si podemos mejorar la calidad de vida de todos revirtiendo ese beneficio que nos da la sociedad, qué mejor que el dinero quede aquí", explica Luis Rey.

El equipo de Error! Ferrol en uno de los puntos de recogida de portátiles

Pero en Error! Ferrol prefieren hablar de responsabilidad social empresarial y no de solidaridad: "Realmente la sociedad nos aporta un beneficio y nosotros lo que estamos haciendo es invertirlo en nosotros mismos".

Rey explica esta afirmación con el ejemplo de los patrocinios: "Inviertes en mejorar a un equipo de fútbol, a una campeona de patinaje, a un corredor de coches o a unos campeones de baile que al final nos posicionan a todos en el mapa. Y si nos posicionan a nosotros posicionan a la empresa también. Es la pescadilla que se muerde la cola. Si a ti te va bien, a mí me va a ir bien y al final beneficios para todos".

Y es que la empresa de reparación patrocina a equipos y deportistas locales de disciplinas minoritarias como patinaje, baile, fútbol femenino, baloncesto, rally... "Requieren de más atención que los grandes. Les cuesta recibir ayudas y cualquier aportación que realices, por muy pequeña que sea, la valoran infinitamente. Para nosotros es como equipararnos. Nosotros somos pequeños y ayudamos a los pequeños", explican.

Sobre cuál de las muchas campañas en las que han participado les ha hecho más ilusión, Luis tiene una respuesta clara: "Todas son ilusionantes. La primera vez que patrocinamos algo fue muy especial. Pero realmente hay una campaña que me hace llorar todos los años. Se llama Elfos y Calcetines y es para niños y personas mayores que no tienen acceso un regalo en navidad. Esa persona te envía una carta con tres cosas que necesita. Muchas veces no piden juguetes, sino cosas básicas como una camiseta o ver a su padre el sábado y eso te rompe el corazón".

Una apuesta por Ferrol

Luis Rey decidió apostar desde el principio por la ciudad que le vio nacer. Trabajaba en el sector naval cuando la empresa en la que estaba contratado cerró por culpa de la crisis de 2008. "En ese momento tenía que decidir y el mejor futuro fue emprender. No tenía duda de que lo iba a hacer aquí porque estoy enamorado de mi tierra", cuenta.

La mayoría de los ferrolanos pensarían que montar una empresa en Ferrol en plena crisis es una locura, pero Rey explica que para él era un buen momento: "En plena crisis montar un servicio técnico de reparaciones era una apuesta más segura, entre comillas, que si lo montas en tiempos de bonanza. Cuando la economía esta apretada somos más conscientes de lo que vale el dinero. Tendemos a tratar de ahorrar más y de reutilizar".

Taller de Error! Ferrol, en la plaza de Canido

Y lo cierto es que funcionó. ¿Su secreto? La transparencia y la búsqueda constante de mejorar. "Revolucionamos un poco el tema de la reparación, optimizando los plazos, mejorando los procesos y demás", explica. "También tratamos de ser honestos. Si no podemos reparar algo desde el principio, no cobramos nada", añade. Y, de repente, la pequeña empresa de este ferrolano daba ya de comer a 7 empleados.

Desde hace unos años cuentan también con servicio a domicilio a Ferrol, Narón, Valdoviño, Neda, Fene, Ares y Mugardos. Su intención fue acercarse a quienes no podían ir a su taller de la Plaza de Canido. "A la gente mayor le ayuda muchísimo porque hay equipos que pesan y no los pueden mover. Antes intentábamos arreglárselos en casa, pero ahora los recogemos porque no podemos poner en riesgo a nuestros técnicos", explica Rey.

Uno de los méritos de la empresa ha sido llevar el nombre de la ciudad a toda España. Cuentan con un servicio de recogida de equipos en todo el territorio nacional. "Sobre todo en periodos vacacionales, Ferrol es un destino donde tenemos mucha migración: militares, trabajadores de Navantia, funcionarios… Vienen, nos conocen y cuando vuelven a su vivienda habitual contactan con nosotros", cuenta el gerente.

Para Luis Rey es un halago llevar el nombre de su tierra a todo el país. A la pregunta qué es lo que más le gusta de Ferrol contesta: "Tenemos mucho potencial. Tenemos todo por hacer. Tenemos tantas cosas por explotar… Tenemos un potencial bestial que, a nada que entre todos vayamos dando pasos y cambiando las cosas, esto es un espectáculo. No nos lo creemos porque no salimos de aquí. Pero si vemos el mundo, veremos que valemos mucho la pena".

Luis tiene un mensaje para esa ciudad pesimista, anclada en un crisis que parece eterna y con pocas expectativas sobre el futuro: "En la silla de tu casa, detrás de un ordenador protestando en Twitter o en Facebook, no se cambian las cosas. Se cambian haciendo dinámicas, participando en la asociación de vecinos de tu barrio, montando tu propia empresa e intentando generar empleo… Cualquier cosa que se te ocurra, lo que te apetezca hacer, que sea un beneficio para todos. Somos granitos de arroz. Al final, entre todos hacemos un saco. Y cuantos más granitos, el saco es más grande".

¡Síguenos en Facebook!
TEMAS:
Economía