El Español
Actualidad
|
Galicia

El ERE del Sabadell cerrará 31 oficinas y dejará a 69 personas en paro en Galicia

Mañana tendrá lugar una nueva reunión entre la directiva del banco y los sindicatos, la penúltima de la mesa negociadora y está convocada una manifestación este viernes en Santiago
Manifestación de afectados del Sabadell en A Coruña.
Quincemil
Manifestación de afectados del Sabadell en A Coruña.

Este fin de semana el ERE planteado por el Banco Sabadell provocará el cierre de 31 oficinas y dejará a 69 personas sin empleo (33 en A Coruña, 9 en Lugo, 8 en Ourense y 19 en Pontevedra). A nivel nacional, la dirección de la entidad ha ofrecido reducir a 1.555 la cifra de salidas contempladas y ha rechazado aplicar el criterio de voluntariedad a todos los afectados, según ha informado CCOO a través de un comunicado.

Esta situación es muy similar a la de hace semanas y tras las numerosas manifestaciones y paros realizados por los empleados gallegos y de otras partes de España. Según la CIG, "el banco sigue enrocado en la postura inicial, ERE si o si, con aplicación de movilidad geográfica y no acepta solo la voluntariedad, insiste en los despidos", dice el representante del sindicato, Andrés Río, sobre lo que añade que "el grupo de los más afectados es el administrativo", en el que la mayoría son mujeres.

Las mismas fuentes aseguran que la provincia más afectada por el ERE en la comunidad será A Coruña con el cierre de 21 oficinas de un total de 31 en Galicia. A su vez, "ante el enrrocamiento del banco y que hacen oídos sordos a las reivindicaciones de la plantilla", según denuncian los afectados, están convocadas nuevas jornadas de huelga este viernes, 15 de septiembre junto a una manifestación en Santiago que terminará en la plaza de Cervantes, antigua sede del Banco Gallego, absorvido en el 2014 por el Banco Sabadell. Esta movilización será secundada en Alicante, Almería, Barcelona, Castellón, Ibiza, Las Palmas, Madrid, Murcia y Valencia.

Asimismo, mañana tendrá lugar una nueva reunión entre la directiva del banco y los sindicatos, la penúltima de la mesa negociadora, que acaba el viernes, 15 de octubre.

50 personas, la última cifra de salidas planteadas

En concreto, el Banco Sabadell estaría dispuesto a reducir en 50 personas la última cifra de salidas planteadas, pasando de 1.605 a 1.555 afectados a nivel nacional, por excluir al colectivo de 63 años o más y ofertarles una desvinculación fuera del ERE. Además, habría puesto sobre la mesa la posibilidad de incrementar "ligeramente" el número de empleados que pudieran acogerse a la excedencia voluntaria, al tiempo que habría trasladado su intención de valorar un incremento de primas de adhesión para los menores de 50 años.

Sin embargo, CCOO señala que la dirección de Sabadell continúa "sin querer asumir" que toda la plantilla pueda adherirse voluntariamente al acuerdo y que se ha negado a mejorar las condiciones del colectivo entre 50 y 54 años. Desde el sindicato creen que el esfuerzo "debe ser mayor". "Queremos ser optimistas, pero los números siguen sin salir para que haya voluntariedad. Para ello, no es aceptable la exclusión de ciertos colectivos y hay que mejorar mucho las condiciones, si queremos llegar a un acuerdo para este viernes, la empresa no puede conducir solo en primera", añade. Así, ha insistido en que la cifra de personas se rebaje hasta los 1.300 empleados, una cifra que "garantizaría la total voluntariedad" del ERE.

Por otro lado, CCOO ha considerado que la movilidad funcional es "imprescindible" para facilitar las salidas voluntarias. "La dirección continua estancada en no aceptar la voluntariedad de este proceso. Todavía insiste en que la necesidad del banco es recortar empleo en el primer trimestre de 2022, por lo que no quiere oír hablar de periodificar una parte de las personas afectadas", sostiene el sindicato.

Por otro lado, la plataforma sindical que reúne a UGT, Federación SIBS Sicam-Aprobas, Alta Sindicato, Cuadros GBS e Intersindical, ha afirmado que la entidad ha mostrado un posicionamiento "férreo" en aspectos que consideran "esenciales", al tiempo que ha insistido en la voluntariedad como "criterio exclusivo".

Actualidad