El Español
Actualidad
|
A Coruña

Detenido en A Coruña por alterar el orden y golpear a un policía en Os Mallos

Ocurrió durante la noche de puertas abiertas del centro cívico para dar cobijo a las personas sin hogar durante la borrasca Cecilia
12:59 · 17/11/2019
Concello da Coruña
Centro cívico de Os Mallos.

El viernes a las 2 de la madrugada fue detenido en A Coruña un varón por el concurso de dos delitos distintos: alteración del orden público y tentativa de atentado a agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones. Los hechos ocurrieron en la entrada del centro cívico de Os Mallos, donde se había programado un operativo para que las personas sin hogar pudiesen pasar la noche bajo techo.

La Policía Local corroboró la presencia en los accesos al local de un hombre que estaba causando molestias al resto de usuarios, provocando o insultando a algunos cuando accedían al recinto. El varón ya había sido advertido por los trabajadores sociales que estaban trabajando en el centro cívico.

Ante las peticiones de que colaborase y no causase problemas, esta persona comenzó a insultar a los empleados municipales, llegando a tratar de agredir a uno. Fue por este motivo por lo que se solicitó la presencia de los policías. Estos se dirigieron al hombre con la intención de pedirle que mostrase un comportamiento más respetuoso y demostrarle que esas personas solo trataban de prestar ayuda a los más necesitados.

Sin embargo, nada más dirigirse al mismo y "casi sin poder iniciar la conversación", el hombre se abalanzó súbitamente contra el policía y le lanzó varios puñetazos que le impactaron en el pecho. Este varón se mostró en todo momento muy alterado y agresivo, tratando de continuar con los golpes mientras gritaba varios insultos al agente. Con la ayuda de otro policía, pudieron neutralizarlo y detenerlo entre gritos y amenazas de muerte.

Fue trasladado a un centro médico con el fin de ser reconocido por sanitarios. Todo ello bajo la fuerte resistencia que ofrecía, llegando a golpear en repetidas ocasiones la mampara y las puertas del coche policial. También se mostró hostil hacia los médicos que lo atendieron, negándose a aportar sus datos personales en un primer momento.

Debido a su estado, el médico de guardia determinó su traslado al Chuac para un examen más exhaustivo. Ya en el hospital, siguió manteniendo la misma actitud y los facultativos tuvieron que darle el alta voluntaria. Fue custodiado en los calabozos policiales a disposición judicial por los delitos de alteración del orden público y tentativa de atentado a agentes de la autoridad.

Actualidad