El Español
Cultura
|
Conoce Ferrol

Cinco muestras de arte urbano en Ferrol para disfrutar de una tarde de museo al aire libre

De ruta por los grafitis más conocidos de la ciudad
Meninas de Canido, en Ferrol.
Meninas de Canido, en Ferrol.
Ofrecido por:

La lluvia ha dado una pausa. Aunque las restricciones siguen vigentes, las posibilidades para salir solo o con convivientes se multiplican. Ahora que han reabierto los cines y los museos, la cultura vuelve a ser uno de los planes estrella del fin de semana. ¿Por qué no juntar aire libre y arte en una tarde de paseo? En Ferrol es posible ver numerosas obras de arte urbano. Están presentes en todos los barrios. En cualquier pared, valla o edificio abandonado. Por eso, te proponemos una serie de grafitis que se pueden admirar sin salir del cierre perimetral. ¿Los conocías?

Meninas de Canido

Si se habla de arte urbano y Ferrol, la primera imagen que se viene a la cabeza son las Meninas de Canido. El barrio se convirtió en un museo al aire libre cuando el artista local Eduardo Hermida decidió hacer frente al abandono pintando a las famosas figuras de Velázquez en sus muros. Un proyecto que surgió en 2008 y se ha expandido hasta atraer a artistas de todo el mundo. Cada año se reúnen en un festival de pintura, microteatro y conciertos en el que se amplía el catálogo de Meninas que habitan las calles de Canido.

Hay más de 400 ilustraciones repartidas por el barrio. La variedad de estilos y de autores hacen que cada Menina sea distinta. Las hay del tamaño de edificios y en miniatura. Realistas, abstractas o en una versión moderna. Acompañadas del resto de personajes del cuadro o solas. Pintadas sobre los muros o formadas a partir de redes, cerámica e incluso basura. Hay tanta diversidad que cualquiera de los murales podrían estar en esta lista. Por eso nuestra recomendación es dar un paseo por Canido como si del Museo del Prado se tratara.

¿Banksy?

Sin salir de la ruta de las Meninas, se puede ver uno de los grafitis más polémicos de Ferrol. No por el debate entre arte o vandalismo que suele acompañar estas pinturas, sino por su autoría. Se le atribuyó al famoso grafitero Banksy, algo que desmintió unos meses después de la aparición del mural.

Grafiti atrubuido a Banksy en Ferrol.

Todo surgió cuando Estrella Galicia, en calidad de patrocinador del festival, hizo un llamamiento al grafitero con anuncios en los periódicos británicos: "Querido Banksy, hemos reservado un espacio para ti en una de nuestras calles para que puedas expresar libremente tu interpretación más personal de Las Meninas y nos ayudes a hacer de nuestro barrio un lugar más bonito". Incluso le reservaron un muro. Unos meses después, apareció allí el grafiti de los dos guardias civiles besándose. Una imagen similar a la obra Kissing Coopers del famoso artista callejero.

Los grafitis de A Malata

A Malata, además de dar nombre a la sede del Rácing, es otro de los museos al aire libre de Ferrol. Su ubicación, alejada de la zona más urbana, y sus altos muros facilitan el trabajo de los artistas. Entre todas las muestras de arte callejero, destacan algunas como la cabeza de un aviador de estilo realista o un conjunto de maletas que busca representar la emigración.

Ferrol Mola

Ferrol Mola es quizá el grafiti más famoso de la ciudad. Con su cuerpo formado por un círculo amarillo con rostro y extremidades, el makako está presente en todas partes. No hay un lugar especial para verlo, ya que aparece en cualquier pared, vaya o superficie. Hay murales más elaborados que otros, eso sí. Uno de los más conocidos representa a Pachara, un personaje mítico ferrolano, pintando al muñeco.

Los grafitis de Ferrol Mola suelen aparecer en lugares abandonados, como la fachada del cine Rena. Allí se encuentra una de las obras de Pachara pintando al makako. Por eso, si lo que quieres es ver la mayor cantidad de muñecos posibles sin andar mucho, nuestra recomendación es dar un paseo por las calles del centro y Ferrol Vello.

El grafiti del Gran Hotel

Quienes llegan a Ferrol por la carretera de As Pías se encuentran con un enorme mural de bienvenida. Está situado en el Gran Hotel, junto a la plaza del Inferniño, y ocupa todo el lateral del edificio. Su autor aprovechó el solar vacío colindante para recrear una vivienda por dentro. Desde la parte baja, donde se ve a un enorme pianista, hasta el tejado.

Grafiti del Gran Hotel de Ferrol.

A lo largo y ancho de la ciudad hay otros grafitis que, como el del Gran Hotel, aparecen aislados. La mejor forma de conocerlos es caminar por Ferrol y descubrir sus muestras de arte urbano paso a paso.

¡Síguenos en Facebook!
Cultura