El Español
Actualidad
|
A Coruña

A Coruña autoriza el acceso de los taxis a San Andrés, Rúa Nova y Orzán desde hoy

El objetivo de esta medida es favorecer la inclusión y aumentar la seguridad de las personas mayores
Una instantánea de la Rúa Nova de A Coruña.
Concello da Coruña
Una instantánea de la Rúa Nova de A Coruña.
Ofrecido por:

El Concello da Coruña autoriza desde hoy el acceso de los taxis a San Andrés, Orzán y Rúa Nova con el objetivo de mejorar el servicio público y puedan recoger y dejar a los usuarios en el destino exacto en el que lo solicitan. El paso de estos vehículos en las calles peatonalizadas permitirá a las personas bajarse más cerca de su vivienda o lugar de trabajo, así como a los visitantes de la sede de la ONCE apearse en el lugar más próximo a la entrada del edificio.

El Gobierno local considera que esta medida favorece la inclusión y aumenta la seguridad de las personas mayores. La incorporación de los taxis será temporal en el caso de San Andrés y permanente en el Orzán y Rúa Nova y el ayuntamiento elaboró un mapa de ruta para que el acceso de estos vehículos no altere el carácter peatonal de las calles.

Así, los taxistas podrán acceder a la calle Orzán desde el tramo final próximo a la plaza de Pontevedra, en el cruce con la Rúa Alta, y salir posteriormente por la calle Regidor Somoza. La entrada a la calle San Andrés se sitúa en los días de corte desde Hortas y Pórtico de San Andrés para recorrer la Rúa Alta, Sol o Cordonería, mientras que los taxis podrán incorporarse a Rúa Nova desde San Andrés hasta el Cantón Grande, aunque sin acceder a la zona peatonal consolidada.

Esta medida entra dentro de los objetivos del Ejecutivo de Inés Rey de crear una ciudad más sostenible, una cuestión que quedó ratificada con la firma en octubre de 2019 de una declaración en la que el ayuntamiento se comprometió a repartir de forma más equilibrada el espacio urbano dedicado a la movilidad motorizada y no motorizada. Un ejemplo son calles peatonalizadas como Alcalde Marchesi, Compostela, Monte das Moas o la propia Rúa Nova.

Actualidad