José Félix Tezanos, presidente del CIS, en la Cadena Ser.

José Félix Tezanos, presidente del CIS, en la Cadena Ser. Twitter

EL LISTO DE LA SEMANA

José Félix Tezanos: el hombre que fabricaba resultados electorales

Con el último sondeo del CIS, Tezanos ha puesto la primera piedra de la narrativa que pretende presentar al PSOE como un partido imbatible en las urnas. 

Narciso Michavila, presidente de la casa de encuestas GAD 3, dijo cuatro cosas interesantes sólo unos días antes de las elecciones generales de abril de 2019.

La primera, que no era la macroencuesta electoral del CIS de abril que vaticinaba una victoria amplia del PSOE y una hecatombe para el PP la que iba a acertar los resultados de las elecciones, sino los resultados de las elecciones los que iban a pasar por donde rondaba el CIS, como ese reloj parado que acierta la hora dos veces al día.

La segunda, que los datos del último barómetro estaban relativamente bien cocinados, a diferencia de los de los anteriores, y que por lo tanto eran los más fiables que habían salido del CIS desde que lo dirigía José Félix Tezanos.

La tercera, que algunas encuestas tienden a sobrevalorar los datos de los partidos con un voto más militante –ERC y Bildu, por ejemplo– y a infravalorar los de aquellos con un voto más indeciso. Algo especialmente complejo de medir cuando casi el 50% de los votantes dice no tener decidido su voto a pocos días de las elecciones. 

La cuarta, que la táctica de VOX de "dar sensación de victoria" para arrastrar el voto de su electorado potencial suponía desconocer las motivaciones de los votantes. Dicho de otra manera, que el número de personas que acude a tus mitines no es indicativo del número de personas que te acabarán votando, sino sólo de su grado de militancia. 

Michavila también hizo un pronóstico de los cuatro escenarios que podían producirse tras las elecciones del 28 de abril. Su previsión se cumplió a rajatabla: posible mayoría de PSOE con Ciudadanos, posible mayoría de PSOE con Podemos más algún nacionalista, posible repetición de elecciones e imposible mayoría de PP más Cs más VOX

Se habla de la macroencuesta del CIS de abril de 2019 como del sondeo "que lo acertó todo". "Son las mismas bromas de abril y el 28-A clavamos el resultado" dijo Tezanos en la SER el pasado miércoles, tras la publicación de su último barómetro. 

Es un mito socialista. En realidad, no fue así de ningún modo. Ese barómetro del mes de abril concedía entre 123 y 138 escaños al PSOE y los socialistas se quedaron en el punto más bajo –123 escaños– de una horquilla de quince. Lo mismo ocurrió con el PP, al que el CIS daba entre 66 y 76 y que se quedó en 66.

A Cs le dio 42-51 y el partido de Albert Rivera obtuvo 57. Y eso con una horquilla de nueve escaños, es decir del 20% de su voto. A Podemos le dio 33-41, cuando llegó a 42. A Vox le dio entre 29 y 37, y el partido de Santiago Abascal se quedó en 24. ¡Cinco escaños de diferencia con respecto a la previsión más baja y con una horquilla de nueve de margen! Y eso sin tener en cuenta la regla Michavila: el voto más militante es el más fácil de medir. El barómetro de Tezanos también sobrevaloró a ERC tanto como infravaloró a JxCAT. 

¿Dónde está el acierto? ¿En la panorámica general? ¿En el hecho de vaticinar una victoria clara del PSOE y un hundimiento del PP? ¡Pues faltaría más que en un sondeo de 16.800 encuestas y realizado con más medios que el resto de encuestadoras privadas juntas, el Centro de Investigaciones Sociológicas no fuera capaz de detectar, grosso modo y con horquillas de ocho, diez y quince escaños, la tendencia general del voto en España! 

Pura narrativa socialista. "No he falsificado un dato en la vida" decía Tezanos el pasado viernes en una entrevista en el diario El Mundo. Nadie le ha acusado jamás de ello, sino precisamente de lo contrario: de presentar los datos en bruto y sin corregir aberraciones como la que sugiere, en su último barómetro, que buena parte de los votantes del PP, de Cs, de Podemos y hasta de Vox han decidido pasarse al PSOE

Pero Tezanos sí ha falsificado, en realidad, por lo menos un dato. Ocurrió cuando el director del CIS dijo, en la mencionada entrevista para el diario El Mundo, que el gran mérito de Pedro Arriola, el asesor de Mariano Rajoy, fue lograr que un registrador de la propiedad que sólo lee el Marca llegara a presidente del Gobierno.

Como bien ha explicado la periodista Cristina Losada, Rajoy ha pasado más tiempo en política que trabajando como registrador, con lo cual sería bastante más justo, y sobre todo preciso, decir que Rajoy es el primer presidente del Gobierno que ha logrado llegar a registrador de la propiedad

Parte de la distorsión de los datos del nuevo CIS se explican por dos motivos. El primero es ese dato del propio sondeo que dice que el 62,2% de los encuestados se sitúan entre el 1 y el 5 en una escala ideológica donde el 1 sería la extrema izquierda y el 10 la extrema derecha, y sólo el 22% entre el 6 y el 10. El segundo, el hecho de que el sondeo se llevó a cabo antes del fracaso de las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos para la investidura de Pedro Sánchez

En realidad, el sondeo de Tezanos sobrevalora en más de nueve puntos al PSOE e infravalora a todos los demás partidos en porcentajes que van desde el 4,2% de Vox al 2,9% de Cs o el 1% de Podemos, según un estudio de Sociométrica. Según ese mismo estudio, el PSOE pasaría del 41,3% de estimación de voto de Tezanos a un más realista 32,2%.

Ese porcentaje continúa siendo el doble que la de sus más inmediatos seguidores, el PP y Cs, que siguen prácticamente empatados alrededor del 15% de intención de voto. Pero habría que tener en cuenta el impacto que el fracaso de las negociaciones para la investidura y el rocambolesco vodevil protagonizado por Sánchez e Iglesias pueda tener en la intención de voto.

De nuevo según Sociométrica, el 43% de los españoles culpa al PSOE del fracaso de las negociaciones, por sólo un 33% que culpa a Unidas Podemos. Y lo que es más: un 24,2% de votantes socialistas cree que el culpable del bloqueo que vive España es su propio partido

Tezanos, obviamente, conoce estos datos. Como conoce también si Pedro Sánchez tiene o no intención de ir a unas segundas elecciones en noviembre. La duda es si el último sondeo del CIS pretende asustar a Unidas Podemos para que facilite la investidura de Sánchez a cambio de nada o si Tezanos ha empezado ya a fabricar el resultado de esas segundas elecciones forzando la narrativa de un PSOE imbatible en las urnas

La respuesta correcta es que la opción A y la B no son incompatibles. Y de ahí el último sondeo del CIS y también el título del Listo de la Semana para José Félix Tezanos. 

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Pedro Sánchez, este lunes en Almansa junto al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page.

Rivera pone contra las cuerdas a Sánchez: tendrá que negociar o decirle al Rey que quiere elecciones

Siguiente