Imágenes de los búnkeres subterráneos ucranianos

Europa

Ucrania no sólo se esconde bajo tierra: frena el avance ruso en Bakhmut con sus búnkeres subterráneos

Además de las trincheras, el ejército ucraniano cuenta con fortificaciones bajo tierra desde donde defenderse. 

2 diciembre, 2022 02:22

La batalla de Bakhmut, en la región de Donetsk, se ha convertido en una de las más sangrientas y duraderas de la guerra. Desde mayo, las fuerzas rusas han intentado tomar esta pequeña localidad de escaso -por no decir, nulo- valor estratégico. Y a pesar de que en estos meses sólo han conseguido avanzar unos pocos kilómetros y han perdido por el camino un número considerable de municiones y efectivos, las tropas del Kremlin han intensificado los ataques en las últimas semanas. 

A diario, los misiles y la artillería caen sobre edificios previamente bombardeados, según recogen los análisis del Institute for the Study of War (ISW). La devastación es tal, que las fotografías que llegan del frente recuerdan más a un paisaje lunar o a un combate de la Primera Guerra Mundial que a una ciudad que contaba con apenas 70.000 habitantes antes del conflicto. 

Por su parte, los soldados ucranianos resisten al fuego enemigo y a las cada vez más bajas temperaturas desde trincheras inundadas de barro. Sin embargo, parece ser que las zanjas de tierra no son su único fuerte defensivo. Varios vídeos compartidos a través de Telegram muestran cómo el ejército de Ucrania cuenta también con un sistema de búnkeres subterráneos que les permite, no sólo ponerse a cubierto del fuego enemigo, sino defenderse. O, en otras palabras: disparar.

[Ucrania copia la táctica de los tanques inflables de la Segunda Guerra Mundial para desgastar a Rusia]

Se trata de unas construcciones que las Fuerzas Armadas de Ucrania han ido desplegando a lo largo del territorio durante todo el conflicto. Hace apenas unas semanas, por ejemplo, el Ejército de Tierra anunció en un mensaje de Facebook que se estaban construyendo fortificaciones en la región de Kiev. En concreto, "sobre las rutas de probable avance del enemigo, teniendo en cuenta la experiencia del inicio de la invasión", señala el comunicado. 

Cada uno de estos bastiones está formado por una estructura de 30 toneladas de hormigón dividida en secciones. Una orientada al alojamiento del personal y otra equipada con "estructuras de fuego a largo plazo para llevar a cabo una batalla defensiva". De esta manera, destacan las fuerzas ucranianas, se puede "garantizar la seguridad del personal durante las misiones de combate" e "infligir daño de fuego al enemigo". 

Así, gran parte de la batalla por Bakhmut se está librando bajo tierra. Porque además de estas fortalezas existen otros búnkeres desde donde soldados ucranianos dirigen en tiempo real drones capaces de lanzar ataques de artillería, según detalla la CNN.

Retirada 2.0 de Jersón

Mientras Rusia sigue enviando tropas a Bakhmut, las unidades desplegadas en la orilla derecha del río Dniéper se han retirado de algunas de las localidades costeras, según informó este jueves el ejército de Ucrania en una declaración.

[Respiradores en gasolineras y la UCI sin luz: Rusia revienta el sistema de salud ucraniano]

"Se observa una disminución en el número de soldados rusos y equipo militar en el asentamiento de Oleshky", señalan las fuerzas de Kiev en un comunicado, refiriéndose a la ciudad situada enfrente a la de Jersón. "Las tropas fueron retiradas de ciertos asentamientos de la región y dispersadas en franjas de bosque", añaden.

A pesar de que no se han podido confirmar estas informaciones, Rusia ya ha pedido a los civiles que abandonen las urbes situadas a lo largo de los 15 kilómetros del río. Además, ha retirado la administración que tenía instalada en la ciudad costera de Nova Kakhovka, una de las primeras en caer bajo control ruso.

Guerra Rusia -Ucrania