El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell UE

Europa

La UE destinará 500 millones a la creación de una plataforma de compra conjunta de armamento

Bruselas ve urgente que los Gobiernos europeos repongan su arsenal militar tras el envío masivo de ayuda a Ucrania.

18 mayo, 2022 13:13
Bruselas

Noticias relacionadas

El ataque militar no provocado de Rusia contra Ucrania ha provocado un cambio tectónico en la arquitectura de seguridad en Europa. Una de las consecuencias no previstas de la guerra de Vladímir Putin es un acelerón sin precedentes de la política de defensa europea, que hasta ahora avanzaba a paso de tortuga. Un impulso que se concretará en la creación inmediata en la UE de una plataforma de compra conjunta de armamento, cuyo objetivo es evitar rivalidades y duplicaciones entre Estados miembros y también rebajar los precios.

"Apostamos por las compras conjuntas porque es lo mejor operativamente para las fuerzas armadas, tanto desde el punto de vista financiero como el industrial. Y fortalecerá nuestra amplia red de pymes innovadoras", ha dicho la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

La nueva plataforma -que trata de imitar la experiencia exitosa de las vacunas contra la Covid-19- es la principal iniciativa que ha propuesto Bruselas para reforzar las capacidades militares de la UE. Contará con una dotación inicial de 500 millones de euros del presupuesto comunitario para animar a los Estados miembros a implicarse. La Comisión Europea responde así al encargo que le hicieron los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre celebrada en Versalles en marzo: examinar los déficits de inversión y carencias del bloque en materia de defensa.

Como resultado directo de la guerra en Ucrania, los Estados miembros ya han anunciado un aumento adicional acumulado de 200.000 millones de euros en sus presupuestos de defensa. Sin embargo, este incremento se produce después de muchos años de recortes sustanciales. Entre 1999 y 2021, la inversión en defensa combinada de la UE aumentó un 20%, frente al 66% de Estados Unidos, el 292% de Rusia y el 592% de China.

Si los países miembros hubieran gastado el 2% de su PIB en defensa entre 2006 y 2020, ello se habría traducido en una partida adicional de 1,1 billones de euros. El análisis de Bruselas concluye que la industria militar europea es en conjunto "competitiva", pero persisten importantes carencias. En particular, la fragmentación de la demanda por la falta de inversiones cooperativas; la fragmentación de la oferta porque las empresas trabajan según las fronteras nacionales; y las dependencias en equipamientos clave y materias primas.

Sin una actuación coordinada, el aumento del gasto militar amenaza con agravar esta fragmentación, avisa el Ejecutivo comunitario. De ahí que su propuesta estrella sea la creación de la plataforma de compra conjunta. Con esta iniciativa, Bruselas pretende evitar conflictos entre los Estados miembros, garantizar la solidaridad y evitar una escalada de los precios. Para recibir dinero europeo, deberán participar al menos 3 países y la inversión tiene que beneficiar a la industria europea.

Reponer los arsenales

La prioridad inmediata de esta plataforma de compra conjunta debe ser reponer el arsenal militar de los Estados miembros, que ha quedado considerablemente mermado por el envío masivo de material para ayudar a Ucrania en su guerra contra Rusia. El Ejecutivo comunitario apuesta además por acelerar la sustitución de los sistemas soviéticos que todavía se usan en los países del Este, eliminando así cualquier dependencia respecto al Kremlin.

La otra gran carencia militar que la UE debe resolver cuanto antes se refiere a los sistemas de misiles de defensa aérea. A medio y largo plazo, Bruselas propone un refuerzo de las capacidades aéreas (drones armados de tamaño mediano, aviones de abastecimiento en vuelo y aviones de combate); terrestres (vehículos blindados de combate y sistemas antitanque); o marítimas (fragatas, submarinos y corbetas de patrulla). Además, la UE debe mejorar en ciberdefensa, movilidad militar y espacio.

En una primera fase, la plataforma de compra conjunta de armamento funcionará como un grupo de trabajo abierto a todos los países interesados, lo que permitirá su puesta en marcha de forma inmediata. A medio plazo, esta plataforma se regulará por ley y se beneficiará de una exención del IVA. Bruselas plantea además aumentar el presupuesto de la UE dedicado a defensa, aunque no pone sobre la mesa cifras concretas.

El plan de Bruselas será debatido por los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre extraordinaria que se celebra a finales de mayo en Bruselas.

Guerra Rusia -Ucrania