La candidata a la Comisión, Ursula von der Leyen, durante su discurso de investidura

La candidata a la Comisión, Ursula von der Leyen, durante su discurso de investidura Vincent Kessler/Reuters

Europa

Un seguro de paro y otras cuatro promesas de Von der Leyen para atraer votos socialistas

La Eurocámara votará la candidatura de la alemana para sustituir a Jean-Claude Juncker al frente de la Comisión a las 18:00 horas.

Bruselas

Noticias relacionadas

"Quien quiera reforzar y ayudar a Europa a crecer y florecer, encontrará en mi a una luchadora apasionada. Pero quien pretenda debilitarla, dividirla o destruir sus valores, encontrará en mi a una feroz oponente", ha proclamado este martes la candidata designada a presidir la Comisión, la democristiana alemana Ursula von der Leyen, en su discurso de investidura ante el pleno de la Eurocámara. Un discurso en el que además ha hecho valer que, de ser confirmada, se convertirá en la primera mujer que dirija el Ejecutivo comunitario

Con el apoyo del Partido Popular Europeo garantizado y los liberales casi convencidos, la ministra alemana de Defensa ha consagrado la mayor parte de su intervención a tratar de atraerse votos del grupo socialista europeo (154 escaños), que está profundamente dividido sobre su candidatura. Tanto los verdes como Izquierda Unitaria  ya han anunciado que votarán en contra, por lo que el nombramiento de Von der Leyen podría acabar en manos de la derecha radical, algo que la propia candidata ha dicho que no quiere.

"Su escenificación de hoy no nos parece persuasiva y por eso votaremos en contra", ha anunciado Jörg Meuthen, el portavoz del grupo ultra Identidad y Democracia. "Me alivia  saber que no me votará porque todo lo que ha dicho va contra mis valores", le ha contestado Von der Leyen. Sin embargo, todavía no está claro si tendrá el apoyo de La Liga de Matteo Salvini o de los polacos de Ley y Justicia. Tanto el Gobierno de Roma como el de Varsovia han respaldado la candidatura de la alemana.

Para ser confirmada, Von der Leyen -designada por sorpresa el pasado 2 de julio por los jefes de Estado y de Gobierno de los 28 a espaldas de la Eurocámara- necesita una mayoría absoluta de 374 de los 747 escaños atribuidos. La votación, que tendrá lugar esta tarde a las 18:00 horas, es secreta, con papeletas: cualquier cosa puede pasar. La mayoría de las fuentes consultadas prevén una victoria justa.

Durante las últimas horas, tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como el primer ministro portugués, António Costa, que negociaron el reparto de altos cargos de la UE en nombre de los socialistas europeos, se han movilizado para pedir a los eurodiputados de su grupo que apoyen a Von der Leyen, aunque sea tapándose la nariz. "Europa debe avanzar, evitemos el bloqueo", ha escrito Sánchez en Twitter.

La estrategia de seducción a los socialistas parece estar funcionando. En su discurso durante el debate de investidura, la presidenta del grupo, Iratxe García, no ha querido aclarar todavía cuál será su recomendación de voto. No obstante, ha admitido que las propuestas de Von der Leyen van "en la buena dirección" y suponen "avances". Además, "los socialistas no queremos una crisis institucional que retrase más los cambios que Europa necesita", ha agregado. El grupo decidirá minutos antes de la votación, aunque lo más probable es que la división persista: alemanes, holandeses, austriacos, franceses y belgas votarán en contra.

Estas son las promesas clave que ha hecho Von der Leyen en su discurso de investidura para intentar recabar el mayor número posible de votos socialistas.

1.- Una tasa al CO2 en frontera

"Lo más urgente es mantener el planeta saludable. Quiero que Europa sea el primer continente que alcance la neutralidad climática de aquí a 2050". La candidata promete presentar un "Green Deal para Europa" en sus 100 primeros días en el cargo. Incluirá aumentar del 40% hasta el 55% el objetivo de reducción de emisiones de CO2 para 2030. Los países más rezagados, en particular los del Este por su dependencia del carbón, serán compensados con un nuevo Fondo para una transición climática justa. Von der Leyen defiende también una tasa al CO2 en frontera para gravar las importaciones de países que no respeten el acuerdo climático de París. Este mayor nivel de ambición necesitará una inversión, tanto pública como privada, de hasta 1 billón de euros durante la próxima década. Por ello, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) debe transformarse en un Banco Climático, ha defendido.

2.- Un seguro de paro europeo

"No es la gente la que tiene que estar al servicio de la economía, sino que es la economía la que debe estar al servicio de la gente", ha reivindicado Von der Leyen. Promete hacer uso de toda la flexibilidad que permiten las regla del Pacto de Estabilidad y Crecimiento para impulsar la inversión. Un intento de destruir la imagen de halcón de la austeridad que se asocia con cualquier candidato alemán. También defiende introducir un salario mínimo "que permita pagar una vida decente" en todos los países que aún no lo tienen. Otra de sus iniciativas estrella es un seguro de paro europeo cuyo objetivo es proteger a los ciudadanos y reducir la presión sobre los países afectados por crisis específicas, como la burbuja inmobiliaria en España. Es una medida que ha venido reclamando el Gobierno de Sánchez desde que llegó al poder. Finalmente, la candidata apuesta por obligar a los gigantes estadounidenses de internet a pagar más impuestos en Europa. Una medida que en realidad no depende de ella porque necesita el acuerdo unánime de los Estados miembros, que hasta ahora se ha revelado imposible.

3.- Una Comisión paritaria

"Si los Estados miembros no proponen un número suficiente de comisarias mujeres, no dudaré en pedir nuevos nombres", asegura la candidata. Desde 1958 ha habido 183 comisarios: sólo 35 eran mujeres, menos del 20%. "Nosotras representamos la mitad de la población, queremos la parte que nos corresponde", ha reclamado en la Eurocámara. También ha anunciado que propondrá añadir la violencia contra las mujeres a la lista de delitos recogidos en el Tratado de la UE, tal y como le habían pedido los socialistas. "Si una de cada cinco mujeres ha sufrido violencia física o sexual en la UE y el 55% de las mujeres han sido acosadas sexualmente, esto claramente no es un problema de las mujeres", alega Von der Leyen. Si es confirmada como presidenta de la Comisión, propondrá una "garantía infantil" para asegurar que todos los niños en riesgo de pobreza en Europa tengan acceso a derechos básicos como la sanidad y la educación.

4.- Proteger el Estado de derecho

"Nuestro continente europeo atravesó su periodo más oscuro cuando fuimos gobernados por dictadores y el Estado de derecho fue desterrado. Por eso no puede haber y no habrá compromisos cuando se trata de respetar el Estado de derecho". La candidata alemana ha querido disipar la impresión de que aflojará la presión sobre los Gobiernos iliberales de Viktor Orbán en Hungría y de Ley y Justicia en Polonia a cambio de sus votos en la investidura. Pero tampoco ha dado ningún detalle de cómo pretende proseguir los expedientes abiertos contra estos dos países por su deriva autoritaria. Sólo ha anunciado que apoyará la creación de un nuevo mecanismo de vigilancia para verificar que se respeta el Estado de derecho en toda la UE.

5.- Un nuevo pacto sobre inmigración y asilo

"En los últimos cinco años, más de 17.000 personas se han ahogado en el Mediterráneo, que se ha convertido en una de las fronteras más mortíferas del mundo. En el mar existe la obligación de salvar vidas y en nuestros Tratados y convenciones existe la obligación legal y moral de respetar la dignidad de cada ser humano". El nuevo énfasis humanitario de Von der Leyen a la hora de afrontar la crisis migratoria responde a las preocupaciones de socialistas y verdes. Pero a la vez, la candidata ha insistido en la necesidad de "reducir la inmigración irregular". Debe acelerarse el refuerzo de la Guardia Europea de Fronteras y Costas (Frontex), para que alcance una plantilla de 10.000 personas de aquí a 2024, y no en 2027 como está ya previsto. Por lo que se refiere a las cuotas obligatorias de demandantes de asilo, la candidata ha dado a entender que enterrará definitivamente el sistema y buscará formas alternativas de solidaridad. "Soy consciente de lo difíciles y divisivas que son las discusiones sobre este tema. Debemos abordar las preocupaciones legítimas de muchos y ver cómo podemos superar nuestras diferencias. Por eso propondré un nuevo pacto sobre inmigración y asilo", asegura.